Acu­san a EPISD de vio­lar ley de au­sen­tis­mo es­co­lar

El Diario de El Paso - - Portada - Ju­lián Agui­lar, The Te­xas Tri­bu­ne

Aus­tin— Dos dis­tri­tos es­co­la­res de Te­xas no es­tán cum­plien­do con una nue­va ley di­se­ña­da pa­ra re­du­cir el nú­me­ro de es­tu­dian­tes que ter­mi­nan en los tribunales de au­sen­tis­mo es­co­lar, se­gún ase­ve­ró una alian­za de gru­pos de­fen­so­res el lu­nes.

En las de­nun­cias pre­sen­ta­das an­te la Agen­cia de Edu­ca­ción de Te­xas (TEA), los gru­pos De­re­chos pa­ra los Dis­ca­pa­ci­ta­dos de Te­xas, Te­xas Ap­ple­seed y el Cen­tro Na­cio­nal pa­ra la Ley de la Ju­ven­tud, acu­sa­ron a los dis­tri­tos es­co­la­res in­de­pen­dien­tes de El Pa­so y Mes­qui­te de vio­lar las pro­vi­sio­nes del pro­yec­to de ley 2398 de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, una me­di­da di­se­ña­da pa­ra des­cri­mi­na­li­zar las múl­ti­ples in­asis­ten­cias e ins­tar a las es­cue­las a que in­ter­ven­gan an­tes de que se to­me ac­ción en las cor­tes.

Ba­jo la nue­va ley, los dis­tri­tos es­co­la­res ya no pue­den en­viar a los es­tu­dian­tes con tres in­asis­ten­cias in­jus­ti­fi­ca­das, den­tro de un pe­río­do de cua­tro se­ma­nas, a los tribunales de au­sen­tis­mo es­co­lar. Los fun­cio­na­rios es­co­la­res de­ben en su lu­gar no­ti­fi­car a los pa­dres de fa­mi­lia so­bre las in­asis­ten­cias y ad­ver­tir­les so­bre las san­cio­nes que és­tas aca­rrean. Una de­nun­cia de de­li­to en con­tra de los pa­dres de fa­mi­lia even­tual­men­te pue­de ser pre­sen­ta­da, tam­bién.

El pro­yec­to de ley tam­bién les exi­ge a las es­cue­las pú­bli­cas im­ple­men­tar pro­gra­mas de pre­ven­ción con­tra el au­sen­tis­mo es­co­lar y desa­rro­llar nue­vos mé­to­dos pa­ra san­cio­nar a los es­tu­dian­tes por fal­tar a la escuela en múl­ti­ples oca­sio­nes. Tam­bién or­de­na que los pa­dres de fa­mi­lia y edu­ca­do­res se reúnan en per­so­na, y que los es­tu­dian­tes es­tén ins­cri­tos en al­gún pro­gra­ma de pre­ven­ción con­tra el au­sen­tis­mo.

In­ten­tó pe­na­li­zar a ma­dre de es­tu­dian­te es­pe­cial: ac­ti­vis­tas

Pro­ble­mas do­cu­men­ta­dos

La de­nun­cia de El Pa­so tam­bién gi­ra en torno a un es­tu­dian­te con ne­ce­si­da­des es­pe­cia­les a cu­ya ma­dre le fue en­via­da una car­ta ad­vir­tién­do­le que su hi­jo “per­de­ría cré­di­tos” tras ha­ber re­gis­tra­do va­rias in­asis­ten­cias. El es­tu­dian­te, iden­ti­fi­ca­do co­mo M.C. tie­ne va­rios pro­ble­mas di­ges­ti­vos que, se­gún la de­nun­cia, la escuela tie­ne bien do­cu­men­ta­dos.

“Aun así pro­ce­die­ron a im­ple­men­tar un “con­tra­to an­ti­au­sen­tis­mo es­co­lar” en el que no se to­ma­ban en cuen­ta las sub­ya­cen­tes cau­sas de las in­asis­ten­cias de M.C. Es­te con­tra­to an­ti­au­sen­tis­mo es­co­lar ha­ce com­ple­ta­men­te res­pon­sa­ble a M.C. de sus in­asis­ten­cias, un es­tu­dian­te con se­rios pro­ble­mas de sa­lud”, se­gún lo es­ti­pu­la la de­nun­cia.

De acuer­do con la de­nun­cia, el sub­di­rec­tor de la escuela y coor­di­na­dor de la Sec­ción 504, sub­se­cuen­te­men­te pre­sen­tó una acu­sa­ción de “ma­la con­duc­ta por au­sen­tis­mo” por 11 su­pues­tas in­asis­ten­cias in­jus­ti­fi­ca­das, a pe­sar de que la ma­dre de M.C. con­ta­ba con do­cu­men­tos que re­fu­ta­ban ta­les ase­ve­ra­cio­nes y que de­mos­tra­ban que su hi­jo ha­bía acu­di­do al doc­tor en las fe­chas men­cio­na­das, por lo que te­nía ex­cu­sa pa­ra fal­tar a cla­ses. Los ad­mi­nis­tra­do­res tam­bién acu­sa­ron al es­tu­dian­te de con­su­mir “dro­gas ile­ga­les” y de fa­bri­car sus con­di­cio­nes de sa­lud, de acuer­do con la de­nun­cia.

“Los es­fuer­zos de pre­ven­ción e in­ter­ven­ción del Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de El Pa­so fue­ron, a lo mu­cho, in­di­fe­ren­tes y su­per­fi­cia­les”, se­gún la de­nun­cia. “A pe­sar de los re­que­ri­mien­tos del pro­yec­to de ley 2398 de la Cá­ma­ra, no se to­mó nin­gu­na me­di­da se­ria pa­ra de­ter­mi­nar la ra­zón sub­ya­cen­te de las in­asis­ten­cias de M.C. ni pa­ra en­con­trar una ma­ne­ra efec­ti­va de apo­yar a M.C. pa­ra que asis­tie­ra a la escuela”.

Gustavo Re­ve­les, por­ta­voz de EPISD, di­jo que no po­día dis­cu­tir el ca­so en es­pe­cí­fi­co de­bi­do a los re­gla­men­tos de pri­va­ci­dad. Pe­ro di­jo que con res­pec­to a los es­tu­dian­tes en la pre­pa­ra­to­ria que han pa­sa­do por el pro­ce­so de in­ter­ven­ción, el Dis­tri­to cuen­ta con am­plia do­cu­men­ta­ción pa­ra de­mos­trar que sí es­tá cum­plien­do con la nue­va ley.

“Sí aten­di­mos es­te ca­so por me­dio de nues­tra ofi­ci­na de pre­ven­ción al au­sen­tis­mo y re­ten­ción de es­tu­dian­tes. En to­das las ins­tan­cias hay una gran can­ti­dad de do­cu­men­tos que de­mues­tran sig­ni­fi­ca­ti­vos ni­ve­les de in­ter­ven­ción”, di­jo. “Por el mo­men­to, real­men­te sen­ti­mos que en los cua­tro ca­sos hi­ci­mos to­do lo que es­tu­vo en nues­tras ma­nos pa­ra in­ter­ve­nir y ofre­cer apo­yo”.

Los gru­pos de­fen­so­res pi­den que a la ma­dre de M.C. le sean re­em­bol­sa­dos los cos­tos del tri­bu­nal y mul­tas ge­ne­ra­das por es­te ca­so, y que la escuela con­vo­que al co­mi­té de la Sec­ción 504 pa­ra desa­rro­llar un plan y ofre­cer re­cur­sos in­di­vi­dua­li­za­dos en ape­go al re­gla­men­to de asis­ten­cia de la escuela.

“Es­pe­cí­fi­ca­men­te, M.C. no de­be ser dis­ci­pli­na­do por in­asis­ten­cias in­jus­ti­fi­ca­das, ni ser re­fe­ri­do al tri­bu­nal de au­sen­tis­mo es­co­lar, ni se le de­ben res­tar cré­di­tos en ba­se a exi­gen­cias de asis­ten­cia por fal­tas a cla­ses re­la­cio­na­das a sus con­di­cio­nes mé­di­cas”, in­sis­tie­ron los gru­pos.

En un co­rreo elec­tró­ni­co, una vo­ce­ra de la Agen­cia de Edu­ca­ción de Te­xas di­jo que la uni­dad re­ci­bió las de­nun­cias y que és­tas se­rán re­vi­sa­das.

Tam­bién en Mes­qui­te

En el ca­so del Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de Mes­qui­te, los gru­pos ar­gu­men­tan que un es­tu­dian­te —iden­ti­fi­ca­do co­mo B.H. en la de­nun­cia– fue en­via­do al tri­bu­nal de au­sen­tis­mo es­co­lar en dos oca­sio­nes por múl­ti­ples in­asis­ten­cias, pe­ro no se do­cu­men­tó, ni se dis­cu­tió, nin­gún pro­gra­ma de tra­ta­mien­to. La de­nun­cia ex­pli­ca que B.H. ca­li­fi­ca co­mo un es­tu­dian­te con dis­ca­pa­ci­da­des de­bi­do a que “sus ar­chi­vos de sa­lud de la escuela do­cu­men­tan un diag­nós­ti­co de asma, tras­torno por dé­fi­cit de aten­ción con hi­pe­rac­ti­vi­dad (ADHD), an­sie­dad, y pro­ble­mas de sue­ño”.

El tri­bu­nal de au­sen­tis­mo es­co­lar des­es­ti­mó las pe­ti­cio­nes en am­bas oca­sio­nes, pe­ro la de­nun­cia es­ti­pu­la que el pro­ce­so no de­bió lle­gar tan le­jos, y qui­zás no se ape­gó al pro­yec­to de ley 2398 de la Cá­ma­ra.

La re­co­men­da­ción de con­duc­ta por au­sen­tis­mo, pre­sen­ta­da por la ofi­cial de au­sen­tis­mo es­co­lar de Mes­qui­te ISD, Pam Bell, no es­pe­ci­fi­ca nin­gu­na me­di­da de pre­ven­ción que ha­ya si­do uti­li­za­da,” se­gún se es­ti­pu­la. “Adi­cio­nal­men­te, la re­co­men­da­ción no iden­ti­fi­có a B.H. co­mo un es­tu­dian­te con dis­ca­pa­ci­da­des de sa­lud men­tal o que re­ci­be tra­to es­pe­cial pa­ra cu­brir sus ne­ce­si­da­des”.

En un co­rreo elec­tró­ni­co, la vo­ce­ra de las es­cue­las de Mes­qui­te, Lau­ra Jo­be, di­jo que no po­día dar un co­men­ta­rio en el ca­so es­pe­cí­fi­co del es­tu­dian­te de­bi­do a que ha­bía li­nea­mien­tos de pri­va­ci­dad a se­guir, pe­ro que el Dis­tri­to es­tá tra­ba­jan­do pa­ra ape­gar­se a la nue­va ley.

“Mes­qui­te ISD se ha mos­tra­do di­li­gen­te en el trans­cur­so del año pa­sa­do, im­ple­men­tan­do pro­ce­di­mien­tos pa­ra ase­gu­rar­nos de cum­plir con el pro­yec­to de ley 2398 de la Cá­ma­ra”, se­gún es­cri­bió.

“Nues­tro per­so­nal tra­ba­ja con­sis­ten­te­men­te con nues­tras fa­mi­lias pa­ra ayu­dar­les a cum­plir con los re­qui­si­tos de asis­ten­cia es­co­lar del es­ta­do y ayu­dar­les con cier­tas si­tua­cio­nes per­so­na­les que po­drían afec­tar la asis­ten­cia a cla­ses de cual­quier me­nor”.

De acuer­do con un co­mu­ni­ca­do de pren­sa, “De­re­chos pa­ra los Dis­ca­pa­ci­ta­dos de Te­xas, Cen­tro Na­cio­nal pa­ra la Ley de la Ju­ven­tud y Te­xas Ap­ple­seed le han pe­di­do a la TEA que in­clu­ya en los es­tán­da­res mí­ni­mos un re­qui­si­to en el que an­tes de que se ha­ga una re­co­men­da­ción al tri­bu­nal de au­sen­tis­mo es­co­lar, cual­quier es­tu­dian­te que pu­die­ra te­ner al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad sea eva­lua­do por los Ser­vi­cios de Edu­ca­ción Es­pe­cial y que se le ofrez­can los re­cur­sos ne­ce­sa­rios, y que un co­mi­té de­ter­mi­ne las cau­sas de las in­asis­ten­cias de cual­quier es­tu­dian­te con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad que ya ha­ya re­ci­bi­do edu­ca­ción es­pe­cial o ba­jo la sec­ción 504”.

Di­chos co­men­ta­rios se­rán re­vi­sa­dos jun­to con to­dos los de­más co­men­ta­rios re­ci­bi­dos du­ran­te es­te pe­río­do, an­tes de que se den a co­no­cer los fa­llos fi­na­les, se­gún di­jo la vo­ce­ra, Lau­ren Ca­llahan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.