Afi­cio­na­dos a la ro­bó­ti­ca desa­rro­llan sus ha­bi­li­da­des

El Diario de El Paso - - Clima -

Wa­co, Te­xas — Cuando Ali­cia Mar­tí­nez de 17 años es­ta­ba en su pri­mer año de pre­pa­ra­to­ria, que­ría aven­tu­rar­se fue­ra de su zo­na de con­fort y en­con­trar al­go que la obli­ga­ra a en­fren­tar su in­ten­sa ti­mi­dez y un pro­ble­ma de tar­ta­mu­dez, di­jo.

El Wa­co Tri­bu­ne-He­rald re­por­tó en ese en­ton­ces que la Aca­de­mia Ra­po­port te­nía un nú­me­ro li­mi­ta­do de clu­bes es­tu­dian­ti­les, y Mar­tí­nez era há­bil en lec­tu­ra, his­to­ria y ar­te, pe­ro nun­ca se ha­bía in­cli­na­do por la cien­cia y las ma­te­má­ti­cas fue­ra del sa­lón de cla­ses. Aho­ra ella es una de cua­tro ca­pi­ta­nes de tres equi­pos lo­ca­les de ro­bó­ti­ca que es­tán dan­do de qué ha­blar en Wa­co, en cuan­to a los cam­pos de cien­cia, tec­no­lo­gía in­ge­nie­ría y ma­te­má­ti­cas se tra­ta, en sus res­pec­ti­vas es­cue­las.

Por pri­me­ra vez es­te año, los tres equi­pos de Wa­co que com­pi­ten en la Pri­me­ra Com­pe­ten­cia de Ro­bó­ti­ca (FRC), de re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal, son di­ri­gi­dos por mu­je­res, y han es­ta­do tra­ba­jan­do en los úl­ti­mos me­ses pa­ra que la com­pe­ten­cia ten­ga lu­gar en la ciu­dad.

Usual­men­te, los equi­pos via­jan a Da­llas o a Hous­ton pa­ra com­pe­tir, pe­ro con de­ter­mi­na­ción, pro­pues­tas bien ela­bo­ra­das e in­ves­ti­ga­ción, la Aca­de­mia Ra­po­port, la Aca­de­mia de Cien­cia Har­mony, y la Tro­pa de Ni­ñas Ex­plo­ra­do­ras 3994, se las in­ge­nia­ron pa­ra que una de las ron­das re­gio­na­les de la FRC ten­ga lu­gar en el área por pri­me­ra vez es­ta pri­ma­ve­ra. En ca­da com­pe­ten­cia, a los equi­pos se les pide cons­truir un ro­bot de ta­ma­ño in­dus­trial con re­cur­sos li­mi­ta­dos en seis se­ma­nas pa­ra lue­go com­pe­tir en un jue­go de cam­po con­tra otros com­pe­ti­do­res. La com­pe­ten­cia re­gio­nal de Bra­zos Va­lley se­rá el 28 de mar­zo al 2 de abril en la Pre­pa­ra­to­ria de la Uni­ver­si­dad.

A ma­ne­ra que Mar­tí­nez apren­día más so­bre el proceso de cons­truir un ro­bot y los di­fe­ren­tes as­pec­tos de unir­se a un equi­po com­pe­ti­ti­vo por los pró­xi­mos tres años, ella vio el pues­to de ca­pi­tán co­mo al­go por lo que ha­bía que es­for­zar­se, di­jo.

“Pen­sé, ‘quie­ro lle­gar a po­der ocu­par ese lu­gar al­gún día, prin­ci­pal­men­te por­que quie­ro ver si pue­do ha­cer­lo’”, di­jo Mar­tí­nez. “Sa­bía que iba a te­ner que apren­der mu­chas co­sas nue­vas pa­ra ha­cer­lo. Eso su­ce­dió más o me­nos en un pe­rio­do de una se­ma­na, y me di­je a mí mis­ma ‘Voy a de­di­car­me a es­to al cien por cien­to’ así que lo hi­ce y fue así que lle­gue a ocu­par un pues­to: asis­ten­te del ca­pi­tán. Ca­da vez que los ca­pi­ta­nes se reúnen, pen­sé, ‘voy a es­tar ahí aun­que no sea un ca­pi­tán’. Me in­ser­té en esa po­si­ción en mi pri­mer año de pre­pa­ra­to­ria, y qui­zás eso ha­ya si­do el más gran­de pi­lar de mi re­co­rri­do pa­ra lle­gar a don­de es­toy aho­ra”.

El pues­to es su pri­mer pa­pel de li­de­raz­go, di­jo. Si­mi­lar a lo que ha­cen las ca­pi­ta­nas de los otros equi­pos, su me­ta es ce­rrar esa bre­cha en­tre gé­ne­ros que exis­te en los cam­pos de cien­cia, tec­no­lo­gía in­ge­nie­ría y ma­te­má­ti­cas, di­jo. En el 2012, só­lo una en ca­da sie­te in­ge­nie­ros era mu­jer, de acuer­do a la re­vis­ta For­bes. Han pa­sa­do cua­tro años, y la bre­cha per­sis­te. Las mu­je­res ob­tie­nen me­nos de la mi­tad de los tí­tu­los a ni­vel li­cen­cia­tu­ra en los cam­pos de cien­cia, tec­no­lo­gía in­ge­nie­ría y ma­te­má­ti­cas, de acuer­do con un es­tu­dio de la Uni­ver­si­dad de Was­hing­ton da­do a co­no­cer la se­ma­na pa­sa­da.

En Ra­po­port, el in­te­rés en la ro­bó­ti­ca ha cam­bia­do tan­to que la aca­de­mia re­cien­te­men­te con­for­mó un club de se­cun­da­ria, y el club de pre­pa­ra­to­ria ha in­cre­men­ta­do en nú­me­ro, de ser ape­nas unos 10 es­tu­dian­tes, aho­ra cuen­ta con 30 miem­bros activos, y cer­ca de la mi­tad de es­tos son mu­je­res, se­gún di­jo el coor­di­na­dor de cien­cia, tec­no­lo­gía, in­ge­nie­ría y ma­te­má­ti­cas, Clay Sprin­ger. Sprin­ger tam­bién sir­ve co­mo en­tre­na­dor del equi­po y tra­ba­jó muy de cer­ca con los en­tre­na­do­res de Har­mony y de las Ni­ñas Ex­plo­ra­do­ras pa­ra ren­dir apo­yo a los es­fuer­zos de sus equi­pos, di­jo.

“Creo que es una ma­ra­vi­llo­sa opor­tu­ni­dad pa­ra Wa­co, al­go que su­ce­dió en un es­tre­san­te pe­rio­do de seis me­ses”, di­jo Sprin­ger so­bre el even­to de la FRC. “Creo que es­to no hu­bie­ra su­ce­di­do sin la par­ti­ci­pa­ción de los otros equi­pos… sim­ple­men­te voy a dar se­gui­mien­to al pro­gra­ma e in­for­mar so­bre lo que su­ce­de en las di­fe­ren­tes es­cue­las y có­mo la ro­bó­ti­ca en Wa­co es de su­ma im­por­tan­cia de­bi­do a las com­pa­ñías que te­ne­mos aquí y el apo­yo que brin­dan las es­cue­las”.

Aun­que los equi­pos de las Ni­ñas Ex­plo­ra­do­ras y de Ra­po­port ya ha­bían si­do di­ri­gi­dos por mu­je­res con an­te­rio­ri­dad, es­te es el pri­mer año pa­ra Har­mony, con Nadia Ruiz, de 17 años, al ti­món. Ruiz en­con­tró su vo­ca­ción en el no­veno gra­do cuando ella y unas de sus ami­gas se unie­ron al equi­po, di­jo. Has­ta ese en­ton­ces, la cien­cia no era al­go que le in­tere­sa­ra mu­cho. Ruiz co­men­zó a ayu­dar al equi­po con el ele­men­to fi­nan­cie­ro de la com­pe­ten­cia y se unió al gru­po de in­ge­nie­ría en su se­gun­do año de pre­pa­ra­to­ria.

De­bi­do a que las com­pe­ten­cias más cer­ca­nas se rea­li­za­ban en lu­ga­res que es­ta­ban a unas dos o tres ho­ras de dis­tan­cia, los equi­pos unie­ron fuer­zas pa­ra en­con­trar una so­lu­ción.

“Eso era un gran pro­ble­ma pa­ra no­so­tros. Que­ría­mos que la gen­te en­ten­die­ra en qué lu­gar nues­tras com­pe­ten­cias se rea­li­za­ban”, di­jo una de las ca­pi­ta­nas del equi­po de las Ni­ñas Ex­plo­ra­do­ras, Co­lleen Gog­gin, de 15 años. “Cuando pre­gun­ta­ron en dón­de eran, no­so­tros les di­ji­mos que es­tá­ba­mos en di­fe­ren­tes ciu­da­des, y que nos di­rían que es­ta­rían más in­tere­sa­dos si fue­ra una cues­tión más lo­cal. Eso fue lo que nos ani­mó a te­ner com­pe­ten­cias más lo­ca­les y la ra­zón por la que to­dos no­so­tros tra­ba­ja­mos jun­tos pa­ra traer la FRC a Wa­co. Con es­to, es­pe­ra­mos que más jó­ve­nes se in­vo­lu­cren, es­pe­cial­men­te mu­je­res, por­que en­ton­ces ellos ve­rán lo que po­de­mos ha­cer”.

Las es­tu­dian­tes pri­me­ro acu­die­ron al con­se­jo de la Co­mi­sión De­por­ti­va de Grea­ter Wa­co pa­ra con­ven­cer a sus miem­bros de que la ro­bó­ti­ca era un de­por­te y que se­ría muy atrac­ti­vo pa­ra la co­mu­ni­dad de Wa­co, se­gún di­je­ron. La co­mi­sión tra­ba­ja pa­ra iden­ti­fi­car y atraer nue­vos even­tos de­por­ti­vos pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da en el con­da­do. Con la ayu­da de la co­mi­sión, las es­tu­dian­tes pre­sen­ta­ron una pro­pues­ta a la FRC pa­ra con­se­guir el se­llo de apro­ba­ción, di­je­ron.

“Me sien­to muy or­gu­llo­sa. He es­ta­do en el equi­po de la FRC, en el que es­toy aho­ra, por tres años, y ca­da año ha­bla­mos cons­tan­te­men­te so­bre la can­ti­dad de di­ne­ro que se ne­ce­si­ta de nues­tro pro­pio pre­su­pues­to pa­ra via­jar, hos­pe­dar­nos en ho­te­les y lo que se re­quie­re pa­ra co­mi­da, sim­ple­men­te pa­ra sa­lir de Wa­co e ir a Da­llas o San An­to­nio”, di­jo la ca­pi­tá­na del equi­po de las Ni­ñas Ex­plo­ra­do­ras, Ma­ris­sa An­der­son, de 17 años.

la ac­ti­vi­dad les obli­ga a usar sus co­no­ci­mien­tos de in­ge­nie­ría y ma­te­má­ti­cas

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.