Ur­ge Ba­rack Oba­ma a sa­lir a VO­TAR CON­TRA TRUMP

El pre­si­den­te en­fi­la en Mia­mi la rec­ta fi­nal de las elec­cio­nes com­pro­me­ti­do con im­pul­sar a Clin­ton

El Diario de El Paso - - Clima -

Was­hing­ton— Al día si­guien­te del ter­cer y úl­ti­mo de­ba­te en­tre Hi­llary Clin­ton y Do­nald Trump, Ba­rack Oba­ma se pu­so en Mia­mi el tra­je pro Clin­ton pa­ra con­ju­rar el fan­tas­ma de la abs­ten­ción, so­bre to­do en­tre jó­ve­nes y mi­no­rías, ur­gien­do a ir a vo­tar por su com­pa­ñe­ra de­mó­cra­ta con­tra el mag­na­te re­pu­bli­cano.

‘No lo abu­cheen, vo­ten’, di­jo re­fi­rién­do­se a Trump el pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos en un mi­tin de pe­que­ñas di­men­sio­nes pe­ro bu­lli­cio­so en la can­cha de ba­lon­ces­to de la Flo­ri­da Me­mo­rial Uni­ver­sity, ro­dea­do so­bre to­do de jó­ve­nes. Has­ta el día D –mar­tes 8 de no­viem­bre–, el ca­ris­ma y la des­tre­za co­mu­ni­ca­ti­va de Oba­ma se­rán mu­ni­cio­nes in­dis­pen­sa­bles pa­ra lle­var a buen puer­to la can­di­da­tu­ra de Clin­ton, com­ple­men­tan­do los lí­mi­tes de atrac­ción de su ex se­cre­ta­ria de Es­ta­do. La can­di­da­ta de­mó­cra­ta ne­ce­si­ta­rá sa­car a vo­tar a la coa­li­ción Oba­ma, los jó­ve­nes y las mi­no­rías, pa­ra tum­bar a Trump.

A 19 días de las elec­cio­nes que de­ci­di­rán quién to­ma el man­do de la Ca­sa Blan­ca, Oba­ma eli­gió pa­ra su in­ter­ven­ción el mu­ni­ci­pio de rai­gam­bre afro­ame­ri­ca­na Mia­mi Gar­dens, ca­da vez más im­bri­ca­do de po­bla­ción la­ti­na. Una com­bi­na­ción que au­na­ba dos gran­des po­los de atrac­ción de vo­to de­mó­cra­ta que, por ló­gi­ca, se de­be­rían ver alen­ta­dos en las ur­nas co­mo res­pues­ta a los dis­la­tes de Trump con­tra las mi­no­rías. Pe­ro la ló­gi­ca no es un pa­rá­me­tro fia­ble en una cam­pa­ña que ha pues­to al es­tram­bó­ti­co cons­truc­tor neo­yor­quino tan cer­ca del Des­pa­cho Oval co­mo nin­gu­na pre­vi­sión ra­cio­nal lle­gó a avi­zo­rar cuan­do se postuló.

Con un tono con­tun­den­te, el pre­si­den­te de­fen­dió a Clin­ton co­mo con­ti­nua­do­ra de su legado y co­mo una fu­tu­ra man­da­ta­ria fia­ble y só­li­da: ‘No im­por­ta cuán­tas ve­ces tra­ten de de­rri­bar­la, sim­ple­men­te tra­ba­ja más du­ro y nun­ca se rin­de. Por eso se­rá una gran pre­si­den­ta’.

Flo­ri­da, un es­ta­do de 20 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes con un 16.8% de afro­ame­ri­ca­nos y un 24.5 de la­ti­nos, se pre­su­me tras­cen­den­tal pa­ra el re­sul­ta­do elec­to­ral. Es el ter­cer es­ta­do con más vo­tos elec­to­ra­les (29, sien­do 270 la ci­fra a al­can­zar en­tre los 50 es­ta­dos pa­ra ga­nar) y el de más pe­so en­tre los lla­ma­dos swing sta­tes, es­ta­dos co­lum­pio que unas ve­ces vo­tan de­mó­cra­ta y otras re­pu­bli­cano. El an­te­ce­den­te in­me­dia­to son las elec­cio­nes con­quis­ta­das por Oba­ma pa­ra los de­mó­cra­tas en 2008 y 2012, y los son­deos po­nen a Clin­ton tres pun­tos por de­lan­te, pe­ro na­die pue­de dar por se­gu­ro el re­sul­ta­do.

Oba­ma hi­zo una re­la­ción de los lo­gros de los que se sien­te más sa­tis­fe­cho de sus ocho años al ti­món, des­de los avan­ces en co­ber­tu­ra mé­di­ca accesible has­ta la su­pera­ción del crash eco­nó­mi­co de 2008 pa­san­do por la eli­mi­na­ción de Osa­ma Bin La­den, que el pú­bli­co, ma­yo­ri­ta­ria­men­te afro­ame­ri­cano, ce­le­bró con una no­ta­ble eu­fo­ria, co­mo si hu­bie­ra ocu­rri­do ha­ce dos ho­ras.

‘Nues­tro país es más fuer­te y prós­pe­ro que cuan­do lle­gué, pe­ro to­do ese pro­gre­so es­tá en jue­go’, ad­vir­tió Oba­ma a sus se­gui­do­res, ani­mán­do­los a que co­mien­cen a vo­tar por ade­lan­ta­do el pró­xi­mo lu­nes y a no es­pe­rar al 8 de no­viem­bre pa­ra de­po­si­tar su pa­pe­le­ta por Clin­ton.

Ade­más de za­ran­dear a Trump ex­po­nién­do­lo co­mo una es­pe­cie de pro­fa­na­dor ver­bal de los prin­ci­pios cons­ti­tu­cio­na­les de Es­ta­dos Uni­dos, Oba­ma es­tu­vo se­ve­ro con el Par­ti­do Re­pu­bli­cano en ge­ne­ral. Pun­zó cuan­to qui­so al líder re­pu­bli­cano y can­di­da­to al Se­na­do por Flo­ri­da Mar­co Ru­bio por pa­sar de ver a Trump co­mo ‘un pe­li­gro’ a dar­le su apo­yo y cri­ti­có a los co­rre­li­gio­na­rios que se han ido ba­jan­do del bar­co del em­pre­sa­rio: ‘¡Có­mo tar­da­ron tan­to en dar­se cuen­ta de que no po­día ser pre­si­den­te!, di­jo en el ai­re con una son­ri­sa bur­lo­na.

El man­da­ta­rio, en la Flo­ri­da Me­mo­rial Uni­ver­sity, el jue­ves pa­sa­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.