Unen vo­ces a fa­vor de le­ga­li­zar la ma­ri­gua­na

El Diario de El Paso - - Portada - Diego Mur­cia/El Dia­rio de El Pa­so

Al­gu­nos de los prin­ci­pa­les po­lí­ti­cos paseños ma­ni­fes­ta­ron ayer su apo­yo a la le­ga­li­za­ción de la ma­ri­gua­na, aun­que en­fa­ti­za­ron que son los vo­tan­tes te­xa­nos quie­nes de­ben de­ci­dir es­ta cues­tión.

En un fo­ro ciu­da­dano ayer sá­ba­do, la cú­pu­la de los lí­de­res de­mó­cra­tas paseños de­jó en­tre­ver que bus­can ci­men­tar la si­guien­te ba­ta­lla por la le­ga­li­za­ción de la ma­ri­gua­na desde las ur­nas en las elec­cio­nes de no­viem­bre.

Se­gún da­tos ob­te­ni­dos por la Ge­ne­ral So­cial Sur­vey (GSS), que du­ran­te 2 años ha rea­li­za­do mues­treos y en­tre­vis­tas a ni­vel na­cio­nal, el 58 por cien­to de los ha­bi­tan­tes de Te­xas fa­vo­re­cen el con­su­mo re­crea­ti­vo de la ma­ri­gua­na (can­na­bis ín­di­ca), cu­yo acei­te re­cién fue le­ga­li­za­do por el Es­ta­do pa­ra el tra­ta­mien­to de la epi­lep­sia.

Con es­to en men­te, los tres lí­de­res de­mó­cra­tas más me­diá­ti­cos de El Pa­so, el se­na­dor es­ta­tal Jo­sé Rodríguez, el re­pre­sen­tan­te es­ta­tal Joe Moody y el con­gre­sis­ta Be­to O’Rour­ke, com­par­tie­ron sus pun­tos de vis­ta so­bre las ac­tua­les –y desac­tua­li­za­das– le­yes de con­su­mo y por­ta­ción de ma­ri­gua­na.

Ase­gu­ran que trae­ría be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos y amor­ti­gua­ría la vio­len­cia

Pe­ro ad­mi­tie­ron que aun­que de­fien­den la nor­ma­li­za­ción de di­cha sus­tan­cia, la úni­ca for­ma en co­mo lo­gra­rán que Te­xas se con­vier­ta en uno de los pró­xi­mos es­ta­dos de la Unión en le­ga­li­zar el uso de la ma­ri­gua­na con fi­nes re­crea­ti­vos, es que el elec­to­ra­do sal­ga a vo­tar y pon­ga en las cu­ru­les a per­so­nas con sus mis­mos idea­les, que im­pul­sen po­lí­ti­cas y es­fuer­zos du­ran­te la pró­xi­ma Le­gis­la­tu­ra.

Es­to ocu­rrió en un fo­ro or­ga­ni­za­do por el gru­po Te­xa­nos a fa­vor de Po­lí­ti­cas Res­pon­sa­bles so­bre la Ma­ri­gua­na y al que aten­die­ron unas 60 per­so­nas de di­fe­ren­tes es­tra­tos so­cia­les –es­tu­dian­tes, pro­fe­sio­nis­tas y po­lí­ti­cos, en­tre otros– pa­ra co­no­cer de pri­me­ra mano los te­mas que ron­dan es­te po­lé­mi­co asun­to.

“La ma­ri­gua­na no es co­mo el al­cohol, no de­be­ría ser tra­ta­da de la mis­ma ma­ne­ra”, fue uno los pun­tos cen­tra­les en los que ba­só su dis­cur­so el se­na­dor Jo­sé Rodríguez so­bre la es­tig­ma­ti­za­ción que se ha he­cho de es­ta dro­ga, pe­se a que al­gu­nos es­ta­dos –in­clui­do Te­xas– han re­co­no­ci­do su ca­pa­ci­dad me­di­ci­nal. Aun así, Rodríguez se­ña­ló que la men­cio­na­da “dro­ga” si­gue en­car­ce­lan­do a los más jó­ve­nes.

De acuer­do con el fun­cio­na­rio, es­tá cla­ro que exis­te una ne­ce­si­dad de mo­di­fi­car las le­yes pe­na­les con­tra la ma­ri­gua­na pues­to que se im­po­nen san­cio­nes ‘se­ve­ras’ por la po­se­sión de can­ti­da­des me­no­res de ma­ri­gua­na y ge­ne­ran can­ti­da­des de pro­ce­sos bu­ro­crá­ti­cos que “dis­traen a las au­to­ri­da­des de com­ba­tir el cri­men que de ver­dad per­ju­di­ca a la so­cie­dad”.

Se­gún un re­por­te de Hu­man Right Watch, ca­da 25 se­gun­dos una per­so­na es en­car­ce­la­da, en los Es­ta­dos Uni­dos, por po­se­sión de dro­gas. En la ac­tua­li­dad, al me­nos 137 mil hom­bres y mu­je­res es­tán en la cár­cel por po­se­sión de dro­gas.

El in­for­me, li­be­ra­do la se­gun­da se­ma­na de es­te mes, in­di­ca que el año pa­sa­do hu­bo más de 574 mil de­ten­cio­nes por po­se­sión de ma­ri­gua­na –al me­nos 68 mil 319 más que los que ha­bía por ase­si­na­to, ho­mi­ci­dio sin ne­gli­gen­cia, vio­la­ción, ro­bo y asal­to agra­va­do com­bi­na­do.

Es por ello que a de­cir del re­pre­sen­tan­te es­ta­tal Moody, “se ne­ce­si­ta de un nue­vo en­fo­que que nos per­mi­ta em­plear con más efec­ti­vi­dad nuestros li­mi­ta­dos re­cur­sos de pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia. Es­ta le­gis­la­ción es un pa­so ne­ce­sa­rio en la di­rec­ción co­rrec­ta”.

Bajo la ac­tual ley de Te­xas, la po­se­sión de has­ta dos onzas del ener­van­te pue­de en­car­ce­lar a una per­so­na por has­ta seis me­ses y dár­se­le una mul­ta de dos mil dó­la­res.

En di­ciem­bre de 2015, Moody pre­sen­tó una pro­pues­ta de ley a la que de­no­mi­nó Ini­cia­ti­va 509, en la que los adul­tos que sean sor­pren­di­dos con has­ta dos onzas re­ci­bi­rían una mul­ta de 100 dó­la­res, se­me­jan­te a una in­frac­ción de trán­si­to. La po­se­sión de can­ti­da­des ma­yo­res aún im­pli­ca­ría for­mu­la­ción de car­gos de­lic­ti­vos.

En una Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes con­tro­la­da por los republicanos, los le­gis­la­do­res se que­da­ron sin tiem­po pa­ra es­cu­char la le­gis­la­ción an­tes de que ter­mi­na­ra la se­sión y és­ta, fi­nal­men­te, mu­rió en el ca­len­da­rio del Co­mi­té.

Sin em­bar­go, el le­gis­la­dor se es­tá pre­pa­ran­do pa­ra pre­sen­tar una pro­pues­ta si­mi­lar en 2017, da­do que aho­ra hay 4 es­ta­dos que han op­ta­do por le­ga­li­zar la ma­ri­gua­na, 25 han apro­ba­do el uso me­di­ci­nal del can­na­bis y al me­nos otros 9 es­ta­dos es­tán con­si­de­ran­do al­gu­na for­ma de le­gis­la­ción de di­cha sus­tan­cia en las elec­cio­nes de es­te no­viem­bre.

Sin em­bar­go, no to­dos es­tán a fa­vor de es­te mo­vi­mien­to. El can­di­da­to in­de­pen­dien­te al Dis­tri­to 16 del Con­gre­so, Jaime O. Pé­rez, di­jo en un co­mu­ni­ca­do de pren­sa estar cons­ter­na­do y pro­fun­da­men­te preo­cu­pa­do por­que el con­gre­sis­ta O’Rour­ke y el res­to de lí­de­res de­mó­cra­tas pa­sen los úl­ti­mos días de la tem­po­ra­da de elec­cio­nes abo­gan­do por en­dro­gar­se, “mien­tras que la ad­mi­nis­tra­ción ac­tual y la can­di­da­ta pre­si­den­cial Hi­llary Clin­ton em­pu­jan a nues­tra na­ción ha­cia una gue­rra y una im­plo­sión eco­nó­mi­ca”, en­tre otros te­mas.

du­ran­te el fo­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.