Pro­po­nen a in­do­cu­men­ta­das se­xo pa­ra evi­tar de­por­ta­ción

Si­tio web pro­mue­ve que bus­quen un hom­bre ma­yor y sol­ven­te que re­gu­la­ri­ce su es­ta­tus

El Diario de El Paso - - Portada - San­dra Ve­láz­quez/El Dia­rio de El Pa­so

Aus­tin— Lí­de­res pro in­mi­gran­tes en Te­xas de­nun­cia­ron ayer a un ser­vi­cio de ci­tas que bus­ca ca­pi­ta­li­zar con el te­mor a la de­por­ta­ción que ten­drían al­gu­nas mu­je­res si Do­nald Trump ga­na la Pre­si­den­cia.

Un anun­cio pa­no­rá­mi­co que co­lo­có la em­pre­sa Arran­ge­men­tFin­ders.com al la­do de una ca­rre­te­ra de Aus­tin ofre­ce “ayu­dar” a mu­je­res in­do­cu­men­ta­das a en­con­trar a un ‘su­gar daddy’ –un hom­bre ma­yor con sol­ven­cia eco­nó­mi­ca que ofre­ce apo­yo eco­nó­mi­co a cam­bio de re­la­cio­nes– “an­tes de ser de­por­ta­das”.

La em­pre­sa tam­bién pro­mue­ve ta­les arre­glos en su si­tio de ci­tas por In­ter­net, pu­bli­can­do en Twit­ter: “No es­ta­mos se­gu­ros de quién ga­na­rá la elec­ción, pe­ro Arran­ge­ment Fin­ders ha re­suel­to el asun­to de in­mi­gra­ción. #Do­nal­dT­rump #Hi­llar­yC­lin­ton”.

Trump, el can­di­da­to re­pu­bli­cano, en sus dis­cur­sos de cam­pa­ña pro­me­te de­por­tar a to­dos los in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos de Es­ta­dos Uni­dos y cons­truir un mu­ro a lo largo de la fron­te­ra con Mé­xi­co.

Dou­glas In­te­riano, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Pro­yec­to In­mi­gran­te, una or­ga­ni­za­ción sin áni­mo de lu­cro con se­de en Fort Worth, di­jo que las tác­ti­cas de la em­pre­sa no só­lo bus­can lu­crar con el te­mor de un gru­po so­cial vul­ne­ra­ble, sino que tam­bién po­drían estar pro­mo­vien­do ac­tos ilí­ci­tos.

“Es­te ti­po de si­tua­cio­nes son un in­sul­to pa­ra la co­mu­ni­dad. En lu­gar de pro­po­ner al­go se­rio, al­go le­gal que ayu­de a mi­ti­gar la si­tua­ción an­ti­in­mi­gran­te que se ha pro­du­ci­do en es­te cli­ma elec­to­ral, vie­ne a ser un in­sul­to más”, di­jo In­te­riano.

Las agencias de in­mi­gra­ción fe­de­ra­les –Ser­vi­cios de In­mi­gra­ción y Ciu­da­da­nía (USCIS) y la Ofi­ci­na de In­mi­gra­ción y Adua­nas (ICE)– in­ves­ti­gan agre­si­va­men­te de­nun­cias de ma­tri­mo­nios frau­du­len­tos pa­ra la ob­ten­ción de vi­sas. En la ma­yo­ría de los ca­sos se tra­ta de ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses que se ca­san con ex­tran­je­ros por di­ne­ro pa­ra que és­tos con­si­gan su re­si­den­cia le­gal.

“De la for­ma en que es­tán pro­po­nien­do es­te ne­go­cio, por­que es un ne­go­cio, es un frau­de, ya que la ley es­ta­ble­ce que to­do ma­tri­mo­nio que se ca­sa por di­ne­ro es un frau­de”, agre­gó In­te­riano.

La abo­ga­da Mar­ga­ret Don­nelly, de Da­llas, re­co­men­dó a las mu­je­res in­mi­gran­tes mu­cha “pre­cau­ción” con ese ti­po de arre­glos, ya que pue­den ser in­ves­ti­ga­das por au­to­ri­da­des de In­mi­gra­ción.

Til­dó de “opor­tu­nis­mo” las tác­ti­cas de la em­pre­sa de ci­tas.

Y apar­te de los pe­li­gros le­ga­les que im­pli­ca se­guir el con­se­jo de la em­pre­sa de ci­tas, es­tá la cues­tión de pro­mo­ver la ima­gen de la mu­jer co­mo un ob­je­to.

“Tú va­les mu­cho más que to­do lo que te di­gan. No te ven­das tan ba­ra­to. Eso es pros­ti­tu­ción”, di­jo la psi­có­lo­ga Isa­bel Gó­mez-Bas­sols.

La co­no­ci­da “Dra. Isa­bel” de pro­gra­mas ra­dia­les y de te­le­vi­sión his­pa­na, ma­ni­fes­tó ayer a es­te me­dio que nun­ca ha­bía vis­to es­ta cla­se de pu­bli­ci­dad en­fo­ca­da a las mu­je­res mi­gran­tes.

“He vis­to en revistas que se lo ofre­cen a mu­cha­chas que es­tán en la uni­ver­si­dad pa­ra que se pue­dan pa­gar los es­tu­dios, y real­men­te uno no ne­ce­si­ta lle­gar tan bajo”, di­jo la doc­to­ra Isa­bel. “Lle­ga­rá el mo­men­to en que po­drás tener tus pa­pe­les pe­ro no de esa for­ma. Hom­bre que la com­pre de esa for­ma –a la mu­jer–, hom­bre que la va a abusar”.

La em­pre­sa se de­fien­de

El anun­cio no pa­sa des­aper­ci­bi­do, ni pre­ten­de ha­cer­lo, al estar co­lo­ca­do en la In­te­res­ta­tal 35 al Sur de Wi­lliam Can­non Road, en la ca­pi­tal del es­ta­do.

Su men­sa­je no de­ja lu­gar a du­das ha­cia quién va di­ri­gi­do.

En in­glés, di­ce “Un­do­cu­men­ted im­mi­grant? Be­fo­re you get de­por­ted get a Su­gar Daddy”. (¿Eres in­mi­gran­te in­do­cu­men­ta­da? An­tes de ser de­por­ta­da en­cuen­tra a un Pa­pi Ri­co).

Ja­cob Webs­ter, publicista de Arran­ge­men­tFin­ders.com, di­jo estar cons­cien­te de que “mu­cha gen­te va a estar en con­tra del anun­cio, pe­ro que otras más van a ins­cri­bir­se al si­tio”.

La em­pre­sa sos­tie­ne que no co­me­te nin­gu­na in­frac­ción, ya que cual­quier arre­glo en­tre per­so­nas que usan el si­tio es a tí­tu­lo in­di­vi­dual.

Arran­ge­men­tFin­ders.com per­te­ne­ce desde el 2010 a Avid Li­fe Me­dia, una em­pre­sa ca­na­dien­se que tam­bién ope­ra el con­tro­ver­sial si­tio Ash­le­yMa­di­son.com, que in­vi­ta a per­so­nas ca­sa­das a bus­car aman­tes.

Webs­ter ma­ni­fes­tó que un ter­cio de sus clien­tas son la­ti­nas, y que la mem­bre­sía pa­ra las mu­je­res es gra­tui­ta; pa­ra los hom­bres cues­ta 79 dó­la­res. El publicista afir­mó que el anun­cio per­ma­ne­ce­ría du­ran­te un mes, pe­ro la com­pa­ñía due­ña del es­pa­cio pa­no­rá­mi­co di­jo a una te­le­vi­so­ra lo­cal que pe­di­rá su re­ti­ro in­me­dia­to, de­bi­do a la con­tro­ver­sia.

“Ja­más ha­bía es­cu­cha­do en 15 años (de ac­ti­vis­mo) al­go así. Es al­go que en­cien­de los fo­cos de alar­ma. Hay que hacerle hin­ca­pié al pú­bli­co en que no apor­ta na­da po­si­ti­vo a es­te am­bien­te a raíz de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les”, reite­ró In­te­riano.

EL PO­LÉ­MI­CO anun­cio es­pec­ta­cu­lar

los pa­no­rá­mi­cos de la em­pre­sa son bas­tan­te su­ge­ren­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.