Son los ‘drea­mers’, no pue­den vo­tar… pe­ro sí ha­cer pro­se­li­tis­mo

To­can puer­tas de ca­sa en ca­sa, pro­mue­ven el vo­to a fa­vor de Hi­llary Clin­ton y otros can­di­da­tos de­mó­cra­tas

El Diario de El Paso - - Especial - The Washington Post

Washington— Al no po­der vo­tar en la elec­ción pre­si­den­cial, un gru­po de in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos es­tá to­can­do puer­tas en el nor­te de Vir­gi­nia en apo­yo a Hi­llary Clin­ton y otros can­di­da­tos de­mó­cra­tas, con­ven­ci­dos de que el re­sul­ta­do de­ter­mi­na­rá si pue­den ob­te­ner una ma­ne­ra de con­se­guir la ciu­da­da­nía en el país que han co­no­ci­do des­de su ni­ñez.

Los que bus­can el vo­to son al­gu­nas de las 750 mil per­so­nas que re­ci­bie­ron un es­ta­tus le­gal tem­po­ral du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción Oba­ma, con el pro­gra­ma Ac­ción Di­fe­ri­da pa­ra per­so­nas que arri­ba­ron al país du­ran­te su in­fan­cia, DA­CA por sus si­glas en in­glés, que fue emi­ti­da en el 2012.

Es­tán to­tal­men­te cons­cien­tes que el no­mi­na­do pre­si­den­cial re­pu­bli­cano Do­nald Trump se com­pro­me­tió a de­por­tar los 11 mi­llo­nes de in­mi­gran­tes ile­ga­les que hay en el país y que en el Con­gre­so con­tro­la­do por el Par­ti­do Re­pu­bli­cano, fa­lla­ron los in­ten­tos an­te­rio­res de con­se­guir una re­for­ma de in­mi­gra­ción.

‘To­dos los que re­ci­bie­ron el DA­CA de­be­rían se­guir ade­lan­te co­mo una res­pon­sa­bi­li­dad aña­di­da pa­ra po­der cam­biar la es­truc­tu­ra del po­der’, co­men­tó Luis Ángel Agui­lar, de 28 años, quien re­ci­bió ese es­ta­tus de pro­tec­ción en el 2013 y es­tá ayu­dan­do a coor­di­nar esa ma­nio­bra.

‘Es ne­ce­sa­rio que se es­cu­chen nues­tras vo­ces’, agre­ga.

Cua­tro años des­pués que fue lan­za­do el pro­gra­ma DA­CA, mu­chos de los be­ne­fi­cia­rios si­guen en una es­pe­cie de lim­bo, ya que no sa­ben si su es­ta­tus se­rá re­no­va­do du­ran­te la Pre­si­den­cia de Trump y es­tán preo­cu­pa­dos de que los in­te­gran­tes de su fa­mi­lia pu­die­ran ser de­por­ta­dos.

La in­cer­ti­dum­bre au­men­tó a prin­ci­pios de es­te año cuan­do la Su­pre­ma Cor­te de Es­ta­dos Uni­dos per­mi­tió que pre­va­le­cie­ra el man­da­to de una Cor­te fe­de­ral en con­tra de una ver­sión ex­pan­di­da del DA­CA y del pro­gra­ma Ac­ción Di­fe­ri­da pa­ra los Pa­dres de Es­ta­dou­ni­den­ses y Re­si­den­tes Per­ma­nen­tes Le­ga­les del pre­si­den­te Oba­ma, que po­dría be­ne­fi­ciar a otras 4 mi­llo­nes de per­so­nas.

‘La úni­ca ma­ne­ra de re­sol­ver es­to es a tra­vés de la elec­ción’, co­men­tó Kim Pro­peak, di­rec­tor po­lí­ti­co de CA­SA en Ac­ción.

‘Ha ha­bi­do un re­cien­te re­pun­te de de­s­es­pe­ran­za y ener­gía al­re­de­dor de esa vo­ta­ción de 4-4’.

El gru­po, que tie­ne su se­de en Mary­land, es­tá de­trás de la cam­pa­ña en Vir­gi­nia y otro si­mi­lar en la par­te cen­tral de Pennsyl­va­nia.

Se es­tán lle­van­do a ca­bo ma­nio­bras pa­ra­le­las en Ari­zo­na y en otros es­ta­dos.

La cam­pa­ña de Clin­ton lan­zó otra es­tra­te­gia por se­pa­ra­do a prin­ci­pios de es­te año, ti­tu­la­da ‘Mi Sue­ño, Su Vo­to’, en la que in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos jó­ve­nes, mu­chos de ellos fue­ron traí­dos al país cuan­do eran ni­ños, ur­gie­ron a los elec­to­res la­ti­nos de Ca­ro­li­na del Nor­te, Ne­va­da, Flo­ri­da y otras par­tes pa­ra que emi­tie­ran su vo­to a fa­vor de la no­mi­na­da de­mó­cra­ta.

En Vir­gi­nia, en don­de Clin­ton tie­ne una ven­ta­ja de dos dí­gi­tos, el gru­po se en­fo­có en la ines­pe­ra­da com­pe­ten­cia ce­rra­da en el dé­ci­mo dis­tri­to con­gre­sis­ta, en don­de Bar­ba­ra Coms­tock, re­pu­bli­ca­na por Vir­gi­nia y que ac­tual­men­te ocu­pa un es­ca­ño, en­fren­ta el agre­si­vo desafío de la de­mó­cra­ta LuAnn Ben­nett.

CA­SA tam­bién es­tá en­fo­cán­do­se en los elec­to­res del Con­da­do Prin­ce Wi­lliam, en don­de vi­ven más in­mi­gran­tes, aun­que Trump tie­ne más apo­yo allí.

En el Dé­ci­mo Dis­tri­to, que abar­ca to­do el Oes­te des­de el Con­da­do McLean has­ta el Con­da­do Lou­doun, ha­cía los lí­mi­tes con West Vir­gi­nia, Coms­tock res­pal­dó al se­na­dor Mar­co Ru­bio, re­pu­bli­cano por Flo­ri­da, en las elec­cio­nes pri­ma­rias es­ta­ta­les del Par­ti­do Re­pu­bli­cano.

Ella ha man­te­ni­do su dis­tan­cia de Trump, pe­ro des­pués que se die­ron a co­no­cer las de­cla­ra­cio­nes que el no­mi­na­do hi­zo en el 2005 acer­ca de las mu­je­res en el set de ‘Ac­cess Holly­wood’, de­cla­ró que no vo­ta­ría por él.

Sin em­bar­go, la his­to­ria de las con­tro­ver­ti­das de­cla­ra­cio­nes de Trump acer­ca de las mu­je­res, in­mi­gran­tes me­xi­ca­nos y mu­sul­ma­nes han so­ca­va­do la po­pu­la­ri­dad de Coms­tock en­tre los vo­tan­tes del dis­tri­to, que es ma­yor­men­te acau­da­la­do y que in­clu­ye una cre­cien­te po­bla­ción de la­ti­nos y asiá­ti­cos.

Aun­que ini­cial­men­te, es­ta fun­cio­na­ria era la fa­vo­ri­ta, va­rios ana­lis­tas po­lí­ti­cos cam­bia­ron re­cien­te­men­te el es­ta­tus de la com­pe­ten­cia a ‘im­pre­de­ci­ble’.

LLe­ga­ron co­mo in­do­cu­men­ta­dos y re­ci­bie­ron el be­ne­fi­cio del Da­Ca

es­tán con­ven­ci­dos de que de­ben se­guir ade­lan­te pa­ra po­der cam­biar la es­truc­tu­ra del po­der

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.