Cues­tio­nan gru­pos ci­vi­les in­for­ma­ción a vo­tan­tes en elec­cio­nes tem­pra­nas

Fun­cio­na­rios de ca­si­lla no dan op­cio­nes a ciu­da­da­nos sin iden­ti­fi­ca­ción, re­ve­lan

El Diario de El Paso - - Panorama - Jim Ma­le­witz/The Te­xas Tri­bu­ne

Aus­tin— Una co­sa que­da cla­ra des­pués de dos días de vo­to tem­prano en Te­xas: los plei­tos le­ga­les so­bre las for­mas de iden­ti­fi­car­se –más que las cre­den­cia­les en sí– es­tán cau­san­do con­fu­sión en las ur­nas.

Du­ran­te el pe­río­do pre­vio de 12 días de vo­tos an­tes del Día de las Elec­cio­nes, los gru­pos de de­re­chos ci­vi­les y al­gu­nos vo­tan­tes es­tán cues­tio­nan­do có­mo es que al­gu­nos fun­cio­na­rios elec­to­ra­les de con­da­dos es­tán man­te­nien­do unos re­que­ri­mien­tos de iden­ti­fi­ca­ción para vo­tar, que un juez fe­de­ral ha­bía sua­vi­za­do ya en agos­to.

En­tre las que­jas en rin­co­nes de Te­xas: posters de años atrás des­cri­bien­do de ma­ne­ra inade­cua­da las re­glas –más de 12 de ellos en el Con­da­do Be­xar– y fun­cio­na­rios de ca­si­llas que se rehu­sa­ban a de­cir a los elec­to­res que po­dían emi­tir su vo­to sin una iden­ti­fi­ca­ción con foto.

Aun­que no hay cer­te­za de que al­guien se ha­ya mar­cha­do de una ca­si­lla sin vo­tar de­bi­do a in­for­ma­ción in­co­rrec­ta o in­com­ple­ta, los de­fen­so­res de los de­re­chos ci­vi­les se re­fi­rie­ron a los re­por­tes es­po­rá­di­cos co­mo ‘preo­cu­pan­tes’.

‘No to­do mun­do está con­ven­ci­do de ir a vo­tar. Al­gu­nas per­so­nas son tí­mi­das y re­la­ja­das, y si les di­ces que ne­ce­si­tan una iden­ti­fi­ca­ción, puede ha­cer­los que se sal­gan de la lí­nea y se va­yan a ca­sa’, ex­pli­có Jo­sé Gar­za, abo­ga­do que tra­ba­ja para gru­pos que re­tan la es­tric­ta ley elec­to­ral de iden­ti­fi­ca­cio­nes del 2011.

En ju­lio, una Cor­te fe­de­ral de ape­la­cio­nes fa­lló que la ley dis­cri­mi­na­ba contra los gru­pos mi­no­ri­ta­rios, quie­nes te­nían ma­yor pro­pen­sión a no po­seer una de las sie­te for­mas de iden­ti­fi­ca­ción con fo­to­gra­fía que se acep­ta­ban.

En agos­to, un juez fe­de­ral de dis­tri­to ela­bo­ró una en­mien­da tem­po­ral para la elec­ción, la cual se­pa­ra a los te­xa­nos en dos gru­pos. Aque­llos que po­seen una for­ma re­co­no­ci­da de iden­ti­fi­ca­ción con fo­to­gra­fía de­ben traer­la a la ca­si­lla.

Aque­llos que no pue­dan ‘ob­te­ner ra­zo­na­ble­men­te’ una de­ben pre­sen­tar un do­cu­men­to que mues­tre su nom­bre y do­mi­ci­lio, tal co­mo un re­ci­bo de ser­vi­cio (agua, luz, gas), es­ta­do de cuen­ta ban­ca­rio, che­que de suel­do o una tar­je­ta de iden­ti­fi­ca­ción para vo­tar. Ade­más de­ben fir­mar una de­cla­ra­ción ex­pli­can­do el ‘im­pe­di­men­to ra­zo­na­ble’ que les evi­tó ob­te­ner una iden­ti­fi­ca­ción con fo­to­gra­fía.

En el Con­da­do Be­xar, por ejem­plo, los abo­ga­dos para la Li­ga Me­xi­coa­me­ri­ca­na de la De­fen­sa Le­gal y la Edu­ca­ción re­por­ta­ron que en­con­tra­ron posters vie­jos –esos que des­cri­bían la es­tric­ta ley del 2011 sin la en­mien­da– pe­ga­dos en al me­nos 14 de las 43 ca­si­llas elec­to­ra­les en va­rios pun­tos du­ran­te el vo­to tem­prano.

‘Es­ta es una si­tua­ción en la cual el se­cre­ta­rio de es­ta­do pro­du­jo (ac­tua­li­zó) ma­te­ria­les, y los pue­des en­con­trar en lí­nea, co­men­tó Ni­na Pe­ra­les, la vi­ce­pre­si­den­ta de li­ti­gio del gru­po. ‘La idea de que las ca­jas de su­ple­men­tos para las ca­si­llas elec­to­ra­les fue­ran lle­na­das con los posters in­co­rrec­tos es in­creí­ble­men­te frus­tran­te para la gen­te que ha es­ta­do tra­ba­jan­do en es­te asun­to por años’.

Vo­ce­ros del Con­da­do Be­xar re­por­ta­ron la tar­de del mar­tes que los vie­jos posters ya ha­bían si­do sus­ti­tui­dos con los co­rrec­tos.

Pe­ro Pe­ra­les no es­tu­vo de acuer­do con que el pro­ble­ma ya es­ta­ba re­suel­to, co­men­tan­do que su gru­po iden­ti­fi­có ocho ca­si­llas elec­to­ra­les que el mar­tes aún te­nían la in­for­ma­ción in­co­rrec­ta –posters ca­du­cos pe­ga­dos so­los o a un la­do de los nue­vos. Ali­cia Pier­ce, vo­ce­ra del se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Te­xas Car­los Cas­cos, ob­ser­vó que el li­ti­gio for­zó al es­ta­do a re­di­se­ñar sus posters ofi­cia­les ‘muy re­cien­te­men­te’ y acla­ró que es­ta se­ma­na su ofi­ci­na re­cor­dó a los fun­cio­na­rios de ca­si­lla de to­do el es­ta­do que se ase­gu­ra­ran que las ca­si­llas elec­to­ra­les mos­tra­ran el poster co­rrec­to.

En el Con­da­do Be­xar y en cual­quier otro la­do –in­clu­yen­do los con­da­dos Ha­rris y Tra­vis–, va­rios vo­tan­tes re­por­ta­ron al Te­xas Tri­bu­ne que los tra­ba­ja­do­res de las ca­si­llas no men­cio­na­ban a los te­xa­nos que ca­re­cían de una iden­ti­fi­ca­ción con fo­to­gra­fía que aun así po­dían vo­tar, o lo con­fir­ma­ban so­la­men­te si se les cues­tio­na­ba.

Scott Rot­hen­berg, abo­ga­do de Hous­ton, co­men­tó que el lu­nes él es­cu­chó va­rias ve­ces a una tra­ba­ja­do­ra en la sa­tu­ra­da ca­si­lla de­cir a los que es­pe­ra­ban en lí­nea que tu­vie­ran su iden­ti­fi­ca­ción con fo­to­gra­fía lis­ta, sin men­cio­nar otras op­cio­nes para vo­tar.

Rot­hen­berg re­la­tó que él cues­tio­nó la omi­sión de la tra­ba­ja­do­ra de ca­si­lla, ex­pli­cán­do­le su preo­cu­pa­ción de que po­día ahu­yen­tar a al­gu­nos elec­to­res. Ella se ne­gó a cam­biar su ru­ti­na has­ta que un juez elec­to­ral pre­sen­te se acer­có, acu­só.

‘Uno siem­pre quie­re creer que son me­ra­men­te erro­res que se po­drían arre­glar con un me­jor en­tre­na­mien­to, o erro­res ba­sa­dos en in­for­ma­ción fluc­tuan­te’, co­men­tó Rot­hen­berg. ‘Uno siem­pre tie­ne la es­pe­ran­za que no sea un es­fuer­zo para des­ha­cer­se de al­gu­nos vo­tan­tes’.

Dos per­so­nas se en­ca­mi­nan a un cen­tro de vo­to tem­prano

Un elec­tor mues­tra una cre­den­cial

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.