Abra­zan a fa­mi­lia­res a tra­vés de la fron­te­ra

Rea­li­zan el se­gun­do even­to ‘Abra­zos, no mu­ros’ en el cau­ce se­co del río

El Diario de El Paso - - PORTADA - Sa­bri­na Zu­ni­ga/El Dia­rio de El Pa­so

Cien­tos de fa­mi­lias se­pa­ra­das por una lí­nea di­vi­so­ria y el es­ta­tus le­gal pu­die­ron abra­zar­se ayer so­bre el cau­ce se­co del río du­ran­te unos mi­nu­tos, en la se­gun­da edi­ción del even­to ‘Abra­zos, no mu­ros’. El en­cuen­tro ocu­rrió al­re­de­dor de las 9 a.m. en una por­ción del río cer­ca­na al puen­te Pa­so del Nor­te, y al Ba­rrio Chihuahui­ta de El Pa­so.

Al­re­de­dor de 300 fa­mi­lias se re­gis­tra­ron pa­ra ob­te­ner au­to­ri­za­ción de ba­jar­se, abra­zar a sus fa­mi­lia­res, y lue­go re­gre­sar al bor­do del río por don­de ba­ja­ron, sin te­mor a ser detenidos por la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za.

Los or­ga­ni­za­do­res del even­to so­li­ci­ta­ron per­mi­so pre­vio de au­to­ri­da­des es­ta­dou­ni­den­ses pa­ra lle­var a ca­bo la in­ter­ac­ción. Los in­mi­gran­tes que ba­ja­ron del la­do es­ta­dou­ni­den­se del río por­ta­ban ca­mi­se­tas azu­les, y sus fa­mi­lias de Ciu­dad Juá­rez ves­tían de blan­co. Los co­lo­res fue­ron el sal­vo­con­duc­to pa­ra re­gre­sar an­te la vi­gi­lan­cia de la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za.

“El ob­je­ti­vo de la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za es ase­gu­rar­se que to­do es­to se lle­ve de for­ma co­rrec­ta, y nues­tra obli­ga­ción es ha­cer que las le­yes de In­mi­gra­ción, Adua­nas y Agri­cul­tu­ra sean obe­de­ci­das”, di­jo Ra­mi­ro Cor­de­ro, por­ta­voz de la agen­cia.

Di­jo que la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za no tie­ne po­tes­tad so­bre el cau­ce del río, el cual per­te­ne­ce a la Co­mi­sión In­ter­na­cio­nal de Lí­mi­tes y Aguas, por lo cual su fun­ción fue me­ra­men­te de vi­gi­lan­cia.

“Es un mo­men­to sin pre­ce­den­tes”, di­jo Fer­nan­do Gar­cía, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Red Fron­te­ri­za de los De­re­chos Hu­ma­nos, or­ga­ni­za­do­ra del even­to. “El ori­gen del even­to es el he­cho de que la po­lí­ti­ca de Es­ta­dos Uni­dos, ha man­te­ni­do y si­gue man­te­nien­do a las fa­mi­lias se­pa­ra­das y de­por­ta­das, con una agre­si­va po­lí­ti­ca ha­cia los mi­gran­tes”.

Gar­cía abun­dó que el en­cuen­tro, más que un ac­to po­lí­ti­co, fue un ac­to de amor.

“Efec­ti­va­men­te es un ac­to de amor, don­de hay abra­zos, hay son­ri­sas y ale­gría, pe­ro tam­bién es un ac­to de pro­tes­ta, te­ne­mos que traer la aten­ción ha­cia la cri­sis de las fa­mi­lias de­por­ta­das”, re­cal­có.

La Dió­ce­sis Ca­tó­li­ca de El Pa­so, el con­gre­sis­ta Be­to O’Rour­ke, la juez del Con­da­do de El Pa­so, Ve­ró­ni­ca Es­co­bar, y otros dig­na­ta­rios acom­pa­ña­ron a los in­mi­gran­tes en su ce­le­bra­ción. Al­gu­nos de ellos tam­bién ba­ja­ron al cau­ce del río, a pe­sar de la tie­rra y el lo­do.

“Es un día muy bo­ni­to, me sien­to or­gu­llo­so de la Red Fron­te­ri­za, por la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za, y por es­ta co­mu­ni­dad, la co­mu­ni­dad bi­na­cio­nal más gran­de del mun­do. Re­co­no­ce­mos que los mi­gran­tes son par­te del éxi­to que te­ne­mos, y me­dian­te es­tos ac­tos po­de­mos dar el ejem­plo en otras fron­te­ras”, di­jo el con­gre­sis­ta.

Ale­gría efí­me­ra

Pa­dres se­pa­ra­dos de sus hi­jos, es­po­sos, her­ma­nos; nie­tos y abue­los que se co­no­cen por pri­me­ra vez, son ejem­plos de las fa­mi­lias que pu­die­ron es­tar cer­ca de nue­vo, en me­dio del río y a es­ca­sos me­tros del puen­te Pa­so del Nor­te.

Ka­ri­na Ro­mán, de 19 años, ha vi­vi­do en El Pa­so des­de los 9 años y afron­tó la de­por­ta­ción de su ma­dre a esa edad.

“Te­nía 10 años que no veía a mi ma­má y es lo más her­mo­so que se pu­do ha­ber he­cho, es­toy muy emo­cio­na­da y me da gus­to que sí pu­di­mos ver­nos y abra­zar­nos por lo me­nos un ra­ti­to”, ex­pre­só en­tre lá­gri­mas Ka­ri­na, quien di­jo que no co­no­cía a su her­mano has­ta es­te día. “Mi her­mano y mi tío tam­bién vi­nie­ron, a mi abue­lo pu­de ver­lo des­pués de tan­tos años”.

Ade­más de his­to­rias co­mo la de Ka­ri­na, exis­ten aque­llas en que la vio­len­cia fron­te­ri­za se­pa­ró a las fa­mi­lias de for­ma in­de­fi­ni­da. Tal es el ca­so de la se­ño­ra Mart­ha Puen­tes Her­nán­dez, quien via­jó des­de Las Cru­ces pa­ra po­der re­en­con­trar­se con su fa­mi­lia.

“Te­nía seis años sin ver­los, pe­ro me fal­tó ver a mi hi­jo… la­men­ta­ble­men­te me lo ma­ta­ron cuan­do pa­só la vio­len­cia en Juá­rez, es­te lu­nes cum­pli­rá 6 años de fa­lle­ci­do. Pe­ro en cuan­to pue­da cru­zar iré a vi­si­tar­lo al pan­teón”, ex­pre­só Mart­ha. “Te­nía mu­chas ga­nas de ver a mi ma­má, y va­mos a se­guir lu­chan­do pa­ra una re­for­ma mi­gra­to­ria”, con­clu­yó.

eL en­cUen­tro ocu­rrió ayer por la ma­ña­na

hu­bo gran­des emo­cio­nes

Las Lá­gri­mas se hi­cie­ron pre­sen­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.