No im­por­ta quién ga­ne, la­ti­nos po­drían per­der

El Diario de El Paso - - OPINIÓN - Est­her J. Ce­pe­da est­herj­ce­pe­da@wa­sh­post.com

Chica­go– En las dos se­ma­nas pre­vias a la elec­ción, las na­rra­ti­vas en pug­na so­bre el vo­to la­tino se re­du­cen a lo si­guien­te: El “Efec­to Trump” pro­pul­sa­rá a más his­pa­nos que nun­ca a las ur­nas, o “No crean esas exa­ge­ra­cio­nes”.

Hay tan­ta in­cer­ti­dum­bre so­bre lo que ocu­rri­rá el 8 de no­viem­bre que los par­ti­da­rios bus­can al­gún in­di­cio que pue­da pre­de­cir la vic­to­ria pa­ra el can­di­da­to que fa­vo­re­cen. Sin em­bar­go, los da­tos dan vi­sio­nes en con­flic­to.

El Pew His­pa­nic Cen­ter re­cien­te­men­te pu­bli­có nú­me­ros que echa­ron un ja­rro de agua fría so­bre los que pen­sa­ron que los in­sul­tos de Do­nald Trump con­tra las mi­no­rías alen­ta­rían la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral. La en­cues­ta de fi­nes de verano rea­li­za­da en­tre 1507 la­ti­nos adul­tos, en­tre ellos 804 elec­to­res re­gis­tra­dos, pin­tó al lla­ma­do “Gi­gan­te Dor­mi­do” ron­can­do tran­qui­lo en sus pi­ja­mas.

Pew ha­lló que la pro­por­ción de elec­to­res la­ti­nos re­gis­tra­dos que di­je­ron que es­tán “ab­so­lu­ta­men­te se­gu­ros” de que vo­ta­rán en no­viem­bre (69 por cien­to) ca­yó con res­pec­to al mis­mo gru­po en 2012 (77 por cien­to).

Co­mo es de pre­de­cir, los jó­ve­nes, que tie­nen la repu­tación de no ir a los co­mi­cios, re­fle­ja­ron al­gu­nas de las re­duc­cio­nes ma­yo­res. Es­te año, só­lo el 62 por cien­to de los la­ti­nos de la Ge­ne­ra­ción del Mi­le­nio di­je­ron que es­tán ab­so­lu­ta­men­te se­gu­ros de que vo­ta­rán, com­pa­ra­do con el 74 por cien­to que di­jo lo mis­mo ha­ce cua­tro años.

Tam­bién, con­tra­di­cien­do la na­rra­ti­va de que los in­sul­tos de Trump con­tra los la­ti­nos mo­ve­rían la agu­ja ha­cia Hi­llary Clin­ton, los elec­to­res la­ti­nos re­gis­tra­dos re­por­ta­ron te­ner me­nos pro­ba­bi­li­da­des que la to­ta­li­dad de los elec­to­res re­gis­tra­dos de ha­ber pen­sa­do “bas­tan­te” so­bre la elec­ción pre­si­den­cial de es­te año. Só­lo el 67 por cien­to de los elec­to­res la­ti­nos re­gis­tra­dos ex­pre­sa­ron ese ni­vel de in­te­rés, com­pa­ra­dos con el 80 por cien­to de la to­ta­li­dad de elec­to­res re­gis­tra­dos, aun­que es no­ta­ble­men­te más al­to que el ni­vel de in­te­rés de los elec­to­res his­pa­nos re­gis­tra­dos en la úl­ti­ma elec­ción pre­si­den­cial (61 por cien­to).

Es in­tere­san­te se­ña­lar, sin em­bar­go, que los elec­to­res his­pa­nos re­gis­tra­dos que res­pon­die­ron a esa en­cues­ta no só­lo es­tán in­sa­tis­fe­chos con la di­rec­ción de la na­ción (un au­men­to a un 57 por cien­to en 2016, de un 50 por cien­to en 2012) sino tam­bién to­tal­men­te de­silu­sio­na­dos con el pro­ce­so po­lí­ti­co en sí mis­mo.

Pew cal­cu­la que al­re­de­dor de un 15 por cien­to de los elec­to­res his­pa­nos ha­bi­li­ta­dos pa­ra vo­tar di­ce que no vo­ta­rá es­te año. Un 33 por cien­to de ese gru­po di­jo no gus­tar de los can­di­da­tos co­mo ra­zón pa­ra no vo­tar y otro 22 por cien­to di­jo no es­tar in­tere­sa­do en la elec­ción o sen­tir que su vo­to no es­ta­ble­ce­ría una di­fe­ren­cia.

La ex go­ber­na­do­ra de Ari­zo­na, Jan Bre­wer, di­jo lo mis­mo cuan­do se bur­ló de in­for­mes in­di­can­do que Clin­ton iba a la de­lan­te­ra en el es­ta­do con la ayu­da de los elec­to­res la­ti­nos. “No ... No sa­len a vo­tar. No vo­tan”, ex­pre­só a The Bos­ton Glo­be.

Po­co des­pués, se pu­bli­ca­ron los cálcu­los de los que vo­ta­ron an­ti­ci­pa­da­men­te en Flo­ri­da y Ca­li­for­nia. Buz­zFeed re­por­tó que 133 mil his­pa­nos emi­tie­ron su vo­to en Flo­ri­da, un 99 por cien­to de au­men­to com­pa­ra­do con el mis­mo pe­río­do en 2012. Los ti­tu­la­res ¬–co­mo és­te de Daily Kos: “¡Gra­cias, Do­nald, por des­per­tar fi­nal­men­te al vo­to la­tino!”– pro­por­cio­nan ace­le­ra­ción a los que real­men­te desean que eso sea cier­to.

El Cen­ter for Com­mu­nity Chan­ge Ac­tion fue rá­pi­do en sub­ra­yar los fru­tos de los du­ros es­fuer­zos por in­cen­ti­var la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral. Ki­ca Ma­tos, di­rec­to­ra de de­re­chos del in­mi­gran­te y jus­ti­cia so­cial de la en­ti­dad, man­dó una eu­fó­ri­ca de­cla­ra­ción: “Los nú­me­ros de los vo­tos emi­ti­dos an­ti­ci­pa­da­men­te pa­re­cen ser un con­tun­den­te tes­ti­mo­nio de nues­tra in­no­va­do­ra cam­pa­ña, de mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res, Im­mi­grant Vo­ters Win PAC Cam­paign, pa­ra lo­grar la par­ti­ci­pa­ción de los la­ti­nos y otros elec­to­res pro-in­mi­gran­tes”.

Es­pe­re­mos que los la­ti­nos fi­nal­men­te ter­mi­nen con las es­pe­cu­la­cio­nes so­bre su par­ti­ci­pa­ción en los co­mi­cios. Pe­ro de cual­quier ma­ne­ra, hay pe­li­gro.

Si los elec­to­res la­ti­nos ayu­dan a que los de­mó­cra­tas ga­nen, los es­fuer­zos de ex­ten­sión de­fi­cien­tes y de úl­ti­mo mo­men­to, de los que mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes de in­ci­den­cia se que­ja­ron y que só­lo co­men­za­ron a prin­ci­pios del Mes de la He­ren­cia His­pa­na, po­drían pa­re­cer ade­cua­dos. En el peor de los ca­sos: Dar a los de­mó­cra­tas el re­ga­lo de una vic­to­ria po­dría lle­var a es­fuer­zos e in­ver­sio­nes aún me­no­res pa­ra mo­vi­li­zar a los elec­to­res la­ti­nos du­ran­te la pró­xi­ma elec­ción.

La al­ter­na­ti­va es aun peor: Si se que­dan en ca­sa y Trump gana, se echa­rá la cul­pa a los la­ti­nos por ayu­dar a su tor­tu­ra­dor a lle­gar a la Ca­sa Blan­ca y los re­pu­bli­ca­nos po­drían su­po­ner que no hay in­sul­tos su­fi­cien­tes que pue­dan pro­vo­car la par­ti­ci­pa­ción de los la­ti­nos en las ur­nas.

Na­die quie­re ter­mi­nar con el es­te­reo­ti­po del gi­gan­te dor­mi­do más que los la­ti­nos com­pro­me­ti­dos po­lí­ti­ca­men­te –y es­pe­re­mos que eso ocu­rra. Pe­ro va­le la pe­na se­ña­lar que no es jus­to que los elec­to­res his­pa­nos, que fue­ron des­cui­da­dos por am­bos par­ti­dos, aca­ben per­dien­do pa­se lo que pa­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.