Cor­te Su­pre­ma atrae­rá ca­so so­bre po­lí­ti­cas de uso de ba­ños a tran­gé­ne­ros

El Diario de El Paso - - PANORAMA - As­so­cia­ted Press

Washington — La Su­pre­ma Cor­te atrae­rá los de­re­chos trans­gé­ne­ro por pri­me­ra vez con el ca­so de una me­sa di­rec­ti­va es­co­lar de Vir­gi­nia que desea im­pe­dir que un ado­les­cen­te trans­gé­ne­ro uti­li­ce en su pre­pa­ra­to­ria el ba­ño de los va­ro­nes.

Es­te vier­nes los ma­gis­tra­dos anun­cia­ron que en al­gún mo­men­to del año pró­xi­mo es­tu­dia­rán la ape­la­ción de la me­sa di­rec­ti­va del con­da­do Glou­ces­ter. La or­den del tri­bu­nal su­pe­rior sig­ni­fi­ca que mien­tras tan­to el es­tu­dian­te Ga­vin Grimm no po­drá en­trar al ba­ño de hom­bres.

La cor­te po­dría usar el ca­so a efec­to de re­sol­ver dispu­tas si­mi­la­res en cur­so al­re­de­dor del país, di­jo Shan­non Min­ter, di­rec­to­ra le­gal del Centro Na­cio­nal por los De­re­chos Lés­bi­cos. “Ob­via­men­te, pa­ra las per­so­nas trans­gé­ne­ro, hay mu­chí­si­mo en jue­go en es­te ca­so. Lo que el tri­bu­nal de­ter­mi­ne en Grimm pue­de ga­ran­ti­zar que las per­so­nas trans­gé­ne­ro sean acep­ta­das e in­clui­das co­mo miem­bros igua­les de nues­tra so­cie­dad, o po­dría re­le­gar­las por dé­ca­das a que­dar ais­la­das”, di­jo Min­ter.

Un tri­bu­nal de me­nor ins­tan­cia ha­bía or­de­na­do a la jun­ta es­co­lar adap­tar­se a Grimm, pe­ro en agos­to los ma­gis­tra­dos sus­pen­die­ron di­cha or­den mien­tras de­ci­dían si atraían la ape­la­ción.

Grimm, es­tu­dian­te de ter­cer gra­do de 17 años, na­ció mu­jer pe­ro se iden­ti­fi­ca co­mo va­rón. Du­ran­te al­gu­nas se­ma­nas del 2014 en la pre­pa­ra­to­ria se le per­mi­tió usar el ba­ño de los hom­bres. Pe­ro cuan­do va­rios pa­dres de fa­mi­lia se que­ja­ron, la me­sa di­rec­ti­va adop­tó una po­lí­ti­ca en la cual se exi­ge que los es­tu­dian­tes en­tren al ba­ño que co­rres­pon­da con su se­xo bio­ló­gi­co o un sa­ni­ta­rio pri­va­do de apar­ta­do úni­co. La ad­mi­nis­tra­ción Obama res­pal­da el ar­gu­men­to de Grimm de que di­cha po­lí­ti­ca vio­la el Tí­tu­lo IX, la ley fe­de­ral que prohí­be la dis­cri­mi­na­ción se­xual en las es­cue­las.

“Nun­ca pen­sé que por ir el ba­ño fue­ra a desatar una es­pe­cie de de­ba­te na­cio­nal”, di­jo Grimm en co­mu­ni­ca­do emi­ti­do lue­go de que el tri­bu­nal su­pre­mo anun­ció que atrae­rá el ca­so. “Lo úni­co que he pe­di­do fue el de­re­cho a ser tra­ta­do co­mo to­dos los de­más. Aun­que es­toy de­silu­sio­na­do por te­ner que pa­sar mi úl­ti­mo año es­co­lar se­pa­ra­do y tra­ta­do de ma­ne­ra dis­tin­ta a to­dos los de­más mu­cha­chos, ha­ré to­do lo que pue­da por ase­gu­rar­me de que otros es­tu­dian­tes trans­gé­ne­ro no ten­gan que pa­sar por la mis­ma ex­pe­rien­cia”.

El di­rec­tor de la me­sa di­rec­ti­va es­co­lar del con­da­do Glou­ces­ter Troy An­der­sen aplau­dió al tri­bu­nal por ac­ce­der a ana­li­zar lo que con­si­de­ró un ca­so di­fí­cil. “La me­sa es­tá lis­ta pa­ra ex­pli­car a la cor­te que en su po­lí­ti­ca so­bre el ba­ño y los ves­ti­do­res se equi­li­bran cui­da­do­sa­men­te los in­tere­ses de to­dos los es­tu­dian­tes y pa­dres de fa­mi­lia en el sis­te­ma es­co­lar del con­da­do Gloucs­ter”, se­ña­ló An­der­sen.

El De­par­ta­men­to de Edu­ca­ción di­ce que de­be per­mi­tir­se a los alum­nos trans­gé­ne­ro usar los ba­ños y los ves­ti­do­res co­rres­pon­dien­tes a sus iden­ti­da­des de gé­ne­ro. En­tre los te­mas a tra­tar en el ca­so es­tá el he­cho de si los li­nea­mien­tos de la de­pen­den­cia de­ben va­ler co­mo ley.

Al­re­de­dor del país se en­cuen­tran pen­dien­tes de­man­das si­mi­la­res. La ad­mi­nis­tra­ción Obama de­man­dó a Ca­ro­li­na del Nor­te por una ley es­ta­tal di­ri­gi­da a res­trin­gir la en­tra­da de es­tu­dian­tes trans­gé­ne­ro a los sa­ni­ta­rios que co­rres­pon­den a sus gé­ne­ros bio­ló­gi­cos.

En Te­xas un juez fe­de­ral dio la ra­zón a Te­xas y a otros 12 es­ta­dos al or­de­nar pos­po­ner a ni­vel na­cio­nal la di­rec­triz pa­ra las es­cue­las pú­bli­cas, emi­ti­da en ma­yo. Di­cha di­rec­triz in­di­ca a los plan­te­les per­mi­tir a los es­tu­dian­tes trans­gé­ne­ro ir al ba­ño y los ves­ti­do­res con­gruen­tes con su iden­ti­dad de gé­ne­ro.

Pro­ba­ble­men­te se ana­li­ce el ca­so du­ran­te el in­vierno, sin ha­ber cer­te­za al­gu­na de que se cuen­te con un no­veno ma­gis­tra­do que ocu­pe el lu­gar que en fe­bre­ro que­dó va­can­te al mo­rir el ma­gis­tra­do An­to­nin Sca­lia. Los se­na­do­res re­pu­bli­ca­nos han rehu­sa­do con­si­de­rar la no­mi­na­ción del juez Me­rrick Gar­land pa­ra el Tri­bu­nal Su­pe­rior. Un em­pa­te en vo­tos re­pre­sen­ta­ría la vic­to­ria pa­ra Grimm, quien ganó en los juz­ga­dos de me­nor ins­tan­cia, pe­ro dejaría sin re­sol­ver el asun­to a ni­vel na­cio­nal.

En agos­to la Su­pre­ma Cor­te vo­tó 5-3 a fa­vor de sus­pen­der la or­den ju­di­cial re­la­ti­va al ca­so Grimm. En ese en­ton­ces el ma­gis­tra­do Step­hen Bre­yer di­jo es­tar dan­do un quin­to vo­to de acuer­do con los 4 ma­gis­tra­dos más con­ser­va­do­res a fin de “pre­ser­var el sta­tus quo” has­ta que el tri­bu­nal su­pe­rior de­ci­die­ra si se emi­tía una opi­nión. Los ma­gis­tra­dos Ruth Ba­der Gins­burg, So­nia So­to­ma­yor y Ele­na Ka­gan di­sin­tie­ron.

Grimm ha ex­hor­ta­do al tri­bu­nal su­pe­rior a no atraer su ca­so. La me­sa di­rec­ti­va es­co­lar so­li­ci­tó a la Cor­te de­ci­dir ya el asun­to y se­ña­ló que per­mi­tir a Grimm usar el ba­ño de hom­bres des­pier­ta in­quie­tud so­bre la privacidad y po­dría oca­sio­nar que al­gu­nos pa­dres sa­quen a sus hi­jos de la es­cue­la.

el te­ma ha ge­ne­ra­do po­lé­mi­ca en va­rios plan­te­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.