Am­plia­ción de ave­ni­da Ise­la Ru­bal­ca­va, a pun­to de ini­ciar

El Diario de El Paso - - Comunidad - Ro­ber­to Ca­rri­llo Ar­tea­ga/El Dia­rio de El Pa­so

La di­la­ta­da es­pe­ra por la am­plia­ción de la ave­ni­da Ise­la Ru­bal­ca­va, en el oes­te de El Pa­so, pa­re­ce a pun­to de lle­gar a su fin, des­pués de que la Ciu­dad de El Pa­so ha asig­na­do re­cur­sos y que el di­se­ño del pro­yec­to se en­cuen­tra en un 95 por cien­to de avan­ce, aun­que di­chas obras se es­pe­ra cau­sen mo­les­tias a los re­si­den­tes de la zo­na.

Es­te mar­tes, en pun­to de las 6 de la tar­de, fun­cio­na­rios de la Ciu­dad de El Pa­so sos­ten­drán una jun­ta co­mu­ni­ta­ria en la Ca­nu­ti­llo High School, con el fin de es­cu­char las im­pre­sio­nes de los ve­ci­nos del sec­tor, que han es­pe­ra­do la rea­li­za­ción de los men­cio­na­dos tra­ba­jos, des­de el año 2013.

“Es una si­tua­ción que nos preo­cu­pa des­de ha­ce tiem­po, ya que so­la­men­te te­ne­mos co­mo ac­ce­so esa ca­lle que es­tá cons­trui­da has­ta la mi­tad, no tie­ne sa­li­da al otro ex­tre­mo, por lo que nos preo­cu­pa que en ca­so de una emer­gen­cia. Tan so­lo a la ho­ra de la en­tra­da o de la sa­li­da hay pro­ble­mas de trá­fi­co”, di­jo Luz Me­lén­dez, ex di­rec­to­ra del plan­tel San­tia­go Ro­drí­guez del sis­te­ma Heads­tart.

La ave­ni­da Ise­la Ru­bal­ca­va per­mi­te el ac­ce­so al cam­pus No­res­te de El Pa­so Com­mu­nity Co­lle­ge (EPCC), así co­mo a la Ca­nu­ti­llo High School, la North­west Early Co­lle­ge High School, y el Head Start San­tia­go Ro­drí­guez.

De acuer­do al pro­gra­ma de ex­pan­sión del Dis­tri­to Es­co­lar In­de­pen­dien­te de Ca­nu­ti­llo no se es­pe­ra que se in­cre­men­te el nú­me­ro de 6 mil es­tu­dian­tes que tie­nen en la ac­tua­li­dad, pe­ro los pla­nes de ex­pan­sión del cam­pus North­west de El Pa­so Com­mu­nity Co­lle­ge van a traer más es­tu­dian­tes.

Los pla­nes pa­ra ex­pan­dir la ca­lle Ise­la Ru­bal­ca­va has­ta el Spur 16 bus­can dar ac­ce­so y me­jo­rar el trá­fi­co en el área, pe­ro des­de al año 2013 di­chos pla­nes se han de­mo­ra­do por di­fe­ren­tes cau­sas.

En el 2013 se de­ci­dió apla­zar­lo pa­ra el año fis­cal 2014, y por­te­rior­men­te la fe­cha se mo­vió al año fis­cal 2017, a pe­sar de las se­ña­les de aler­ta que ha ha­bi­do en el sec­tor.

“Es una obra que en ver­dad es­pe­ra­mos, ya que a pe­sar de las po­si­bles mo­les­tias que ten­ga­mos, ne­ce­si­ta­mos que ha­ya un me­jor ac­ce­so a nues­tras es­cue­las”, di­jo Irma Flo­res, es­tu­dian­te de EPCC, cam­pus North­west.

“Hay mo­men­tos en el día en que es difícil en­trar al es­ta­cio­na­mien­to que nos tie­nen asig­na­do a los es­tu­dian­tes, tan­to por la can­ti­dad de pa­pás que vie­ne por sus hi­jos, o cuan­do su­ce­de al­go ines­pe­ra­do, un cho­que o al­go por el es­ti­lo”, sos­tu­vo Flo­res.

El 2 de oc­tu­bre del año pa­sa­do, el re­por­te de una per­so­na ar­ma­da en la zo­na lle­vó a que se se­lla­ran las ins­ta­la­cio­nes de las 4 ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas de la zo­na.

Aun­que las au­to­ri­da­des con­fir­ma­ron ho­ras des­pués de que se tra­tó de una fal­sa alar­ma, en el lu­gar se ge­ne­ró una gran mo­vi­li­za­ción po­li­cia­ca, an­te la cre­cien­te preo­cu­pa­ción de los pa­dres de fa­mi­lia que se agol­pa­ron en las in­me­dia­cio­nes de la zo­na del in­ci­den­te.

“Creo que con las obras va­mos a te­ner ese ti­po de pro­ble­ma de trá­fi­co to­dos los días, es­pe­ro que en es­ta jun­ta nos di­gan có­mo se des­via­rá el trá­fi­co no so­lo pa­ra quie­nes vie­nen a la es­cue­la, sino quie­nes vi­ven aquí”, di­jo por su par­te Ro­cío Curiel, es­tu­dian­te se­nior de la Ca­nu­ti­llo High School.

La Ave­ni­da Ise­la Ru­bal­ca­va, nom­bra­da en me­mo­ria de una ex es­tu­dian­te de Ca­nu­ti­llo que mu­rió en el 2004 en Mo­súl, Irak, es en reali­dad una ca­lle de 4 ca­rri­les, que ca­da día de cla­ses se mues­tra in­su­fi­cien­te pa­ra la can­ti­dad de trá­fi­co exis­ten­te, si­tua­ción que se agu­di­za­rá con las obras.

La pa­vi­men­ta­ción pre­sen­ta 4 ca­rri­les en­tre EPCC y la Ca­nu­ti­llo High School, y tie­ne un ac­ce­so de 2 ca­rri­les al Cen­tro Heads­tart, y otro si­mi­lar al Wes­tsi­de Soc­cer Com­plex.

En di­cha in­ter­sec­ción el ca­mino ter­mi­na y se man­tie­ne blo­quea­do por pie­dras y des­per­di­cios de otras obras.

La OBRa

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.