¿El úl­ti­mo cla­vo al ataúd de Trump?

El Diario de El Paso - - Opinión - Jen­ni­fer Ru­bin

Was­hing­ton— Do­nald Trump fue el pri­mer can­di­da­to pre­si­den­cial de al­gún par­ti­do ma­yor en de­ce­nios en ba­sar su cam­pa­ña en el te­mor a los in­mi­gran­tes. #Nun­caT­rump y los re­pu­bli­ca­nos re­nuen­tes a apo­yar a Trump com­pren­den que no se tra­ta de una fór­mu­la vic­to­rio­sa en un país en el cual el elec­to­ra­do pre­si­den­cial ca­da ci­clo se vuel­ve más di­ver­so. Así que a los re­pu­bli­ca­nos pen­san­tes les preo­cu­pa: ¿có­mo per­sua­di­rán a otros re­pu­bli­ca­nos de re­nun­ciar a su na­cio­na­lis­mo? Con tan­tas vo­ces fir­me­men­te an­ti­in­mi­gran­tes en­tre sus fi­las, ¿có­mo so­bre­vi­vi­rá el Par­ti­do Re­pu­bli­cano?

Qui­zá no son los re­pu­bli­ca­nos a quie­nes ten­gan que per­sua­dir. De ser co­rrec­tas las pri­me­ras ten­den­cias so­bre las vo­ta­cio­nes, tal vez vea­mos un subs­tan­cial au­men­to de elec­to­res his­pa­nos, ama­rran­do a fa­vor de los de­mó­cra­tas es­ta­dos in­de­ci­sos cla­ves y afec­tan­do ba­luar­tes re­pu­bli­ca­nos co­mo Ari­zo­na.

Pro­ba­ble­men­te es­tén lle­gan­do a su fin los días de po­ca pre­sen­cia de elec­to­res his­pa­nos en las ur­nas. (‘Si el son­deo es co­rrec­to y si los his­pa­nos emi­ten el 16 por cien­to de los vo­tos en unas elec­cio­nes con el 72 por cien­to ge­ne­ral de par­ti­ci­pa­ción, Clin­ton acu­mu­la­ría un mar­gen de 437 mil más vo­tos que Trump. Has­ta el jue­ves por la ma­ña­na, los his­pa­nos de Florida ha­bían emi­ti­do al­re­de­dor del 14 por cien­to de los ca­si 4.9 mi­llo­nes de su­fra­gios de elec­to­res tem­pra­nos o au­sen­tes –re­ba­san­do con mu­cho su pro­por­ción del vo­to en el 2012 cin­co días an­tes de las elec­cio­nes’).

En Ari­zo­na, la ex go­ber­na­do­ra y ac­ti­vis­ta an­ti­in­mi­gra­to­ria Jan Bre­wer de­cla­ró no ha­ber ne­ce­si­dad de que el Par­ti­do Re­pu­bli­cano se preo­cu­pa­ra por el vo­to his­pano. ‘No sa­len a vo­tar. No vo­tan’. Una pre­sen­cia de elec­to­res his­pa­nos que bas­te a fin de vol­ver de­mó­cra­ta el es­ta­do se­ría es­pe­cial­men­te dul­ce pa­ra la co­mu­ni­dad his­pa­na.

Así que, ¿có­mo se ven las co­sas en Ari­zo­na? El jue­ves, Fox News La­tino re­por­tó, ‘en Ari­zo­na, don­de ya se emi­tie­ron más de la mi­tad de los vo­tos, los de­mó­cra­tas van cin­co pun­tos por­cen­tua­les aba­jo. Pe­ro a es­tas al­tu­ras del 2012, los re­pu­bli­ca­nos se ha­bían des­pe­ga­do con ven­ta­ja del 10 por cien­to’. Con­ti­nua­ba el re­por­te, ‘la asis­ten­cia a las ur­nas cre­ció en to­das las ra­zas, pe­ro a ni­ve­les más al­tos en­tre los his­pa­nos’.

Asi­mis­mo, des­cu­brió el jue­ves el Ari­zo­na Re­pu­blic, ‘ya se re­gre­sa­ron más de 1.37 mi­llo­nes de vo­tos tem­pra­nos, de los 2.3 mi­llo­nes que se en­via­ron, de acuer­do con la Se­cre­ta­ría de Es­ta­do de Ari­zo­na. Eso sig­ni­fi­ca que en di­cha en­ti­dad han vo­ta­do más de 178 mil his­pa­nos. En el es­ta­do exis­ten 3.5 mi­llo­nes de elec­to­res em­pa­dro­na­dos, lo cual sig­ni­fi­ca que más de la ter­ce­ra par­te vo­tó por ade­lan­ta­do’. De­bi­do a la ex­ten­sa cam­pa­ña a fa­vor del vo­to his­pano, no re­sul­ta ines­pe­ra­do di­cho au­men­to.

Con ra­zón el se­na­dor de­mó­cra­ta por Vir­gi­nia, Tim Kai­ne, es­tu­vo el jue­ves en Phoe­nix (no fue coin­ci­den­cia que a fi­na­les de agos­to Trump die­ra ahí un im­por­tan­te dis­cur­so so­bre de­por­ta­ción). Por pri­me­ra vez lo­gró al­go en la po­lí­ti­ca pre­si­den­cial –que un dis­cur­so se die­ra to­tal­men­te en es­pa­ñol. ‘Hi­llary y yo pre­sen­ta­re­mos ini­cia­ti­vas pa­ra una re­for­ma in­mi­gra­to­ria in­te­gral que in­clu­ya una vía ha­cia la ciu­da­da­nía’, di­jo.

‘En Es­ta­dos Uni­dos de­ma­sia­dos ni­ños se des­pi­den ca­da ma­ña­na de sus pa­dres sin sa­ber si ma­má o pa­pá es­ta­rán ahí cuan­do re­gre­sen a ca­sa’. Ex­pli­có, ‘Do­nald Trump quie­re crear una país de de­por­ta­cio­nes. Trump quie­re de­por­tar a ca­si 16 mi­llo­nes de per­so­nas. Quie­re de­por­tar 11.5 per­so­nas in­do­cu­men­ta­das. Y quie­re in­va­li­dar la ciu­da­da­nía de 4.5 mi­llo­nes de per­so­nas na­ci­das en Es­ta­dos Uni­do cu­yos pa­dres eran in­do­cu­men­ta­dos y tam­bién de­por­tar­las a ellas’.

Kai­ne men­cio­nó asi­mis­mo el plan de­mó­cra­ta ‘pa­ra co­nec­tar a más his­pa­nos con bue­nos em­pleos don­de se pa­guen bue­nos sa­la­rios… con más opor­tu­ni­da­des de asis­tir a la uni­ver­si­dad, ini­ciar nue­vas ac­ti­vi­da­des y for­mar una ri­que­za que se pue­da he­re­dar a los hi­jos’, en lis­tan­do pun­tos de una agen­da en la que es­tá la uni­ver­si­dad sin deu­das, un ac­ce­so más fá­cil al ca­pi­tal pa­ra las pe­que­ñas em­pre­sas y edu­ca­ción prees­co­lar uni­ver­sal.

Pien­se uno lo que pien­se acer­ca de lo que los de­mó­cra­tas es­tán pro­mo­vien­do, han he­cho un es­fuer­zo enor­me por em­pa­dro­nar a los his­pa­nos y por que és­tos vo­ten. Es­tán vi­si­tan­do pú­bli­cos his­pa­nos y ha­blan­do con ellos, no ha­blan­do acer­ca de ellos (y ame­na­zan­do con ex­pul­sar a sus abue­las), co­mo ha­ce Trump con pú­bli­cos blan­cos. Kai­ne no los tra­tó co­mo nar­co­tra­fi­can­tes y la­dro­nes de tra­ba­jos, co­mo lo ha­ce Trump, sino co­mo ciu­da­da­nos in­quie­tos con in­tere­ses y ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cos.

Los re­pu­bli­ca­nos no han rea­li­za­do na­da de es­to. De he­cho, su can­di­da­to se ha ex­ce­di­do a fin de es­te­reo­ti­par y asus­tar a los elec­to­res his­pa­nos, ofre­cien­do so­la­men­te la ame­na­za de que se­rán de­por­ta­dos mi­llo­nes de sus pa­rien­tes, ve­ci­nos y ami­gos. Si Trump pier­de, se­rán los his­pa­nos quie­nes den el men­sa­je a los na­cio­na­lis­tas re­pu­bli­ca­nos: si­gan así y nun­ca ga­na­rán la Ca­sa Blan­ca. Si­gan así y des­pí­dan­se de los vo­tos elec­to­ra­les de Ari­zo­na, Co­lo­ra­do y Ne­va­da, co­mo pa­só en Ca­li­for­nia.

Los re­pu­bli­ca­nos del mo­vi­mien­to #Nun­caT­rump tie­nen mu­cho de qué preo­cu­par­se, pe­ro no de­ben de preo­cu­par­se de te­ner di­fi­cul­ta­des pa­ra ha­cer lle­gar el men­sa­je de que la xe­no­fo­bia es­tá ma­tan­do al Par­ti­do Re­pu­bli­cano.

Si los de­mó­cra­tas y los his­pa­nos han he­cho su tra­ba­jo, el mar­tes el men­sa­je se da­rá con un gol­pe de­ci­si­vo pa­ra el sue­ño que los na­cio­na­lis­tas tie­nen de una coa­li­ción an­ti­in­mi­gran­te, blan­ca y ba­sa­da en agra­vios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.