¡Trump, presidente!

Contra pro­nós­ti­cos, ob­tie­ne el triun­fo en una ce­rra­da con­tien­da; ana­lis­tas ven vo­to ‘de cas­ti­go’ contra la ad­mi­nis­tra­ción Obama

El Diario de El Paso - - PORTADA -

Nue­va York— Contra pro­nós­ti­cos que le da­ban me­nos del 20 por cien­to de pro­ba­bi­li­da­des de lle­gar a la Ca­sa Blan­ca, el can­di­da­to re­pu­bli­cano Do­nald John Trump se­rá el presidente nú­me­ro 45 de Es­ta­dos Uni­dos.

Con vic­to­ria en es­ta­dos cla­ve, co­mo Pennsyl­va­nia, Ohio y Flo­ri­da, al cie­rre de la edi­ción el mag­na­te in­mo­bi­lia­rio con­ta­ba con 276 su­fra­gios del Co­le­gio Elec­to­ral, de los 270 ne­ce­sa­rios para la Pre­si­den­cia, contra 218 de su ri­val de­mó­cra­ta Hi­llary Clin­ton.

“Aca­bo de re­ci­bir una lla­ma­da de la se­cre­ta­ria Clin­ton. Me fe­li­ci­tó por nues­tro triun­fo, y yo la fe­li­ci­té por su cam­pa­ña: tra­ba­jó muy du­ro”, se­ña­ló Trump lue­go de que se die­ra a co­no­cer su triun­fo.

“Pro­me­to a to­dos los ha­bi­tan­tes de es­te país que voy a ser presidente de to­dos los ame­ri­ca­nos y eso es muy im­por­tan­te para mí”, se­ña­ló Trump en un dis­cur­so en que hizo un lla­ma­do a la re­con­ci­lia­ción.

Trump to­ma­rá po­se­sión del Po­der Eje­cu­ti­vo el 20 de enero, en una ce­re­mo­nia a rea­li­zar­se en el Ca­pi­to­lio, de Was­hing­ton, D.C.

“La gen­te ame­ri­ca­na ha ha­bla­do y ha es­co­gi­do a su nue­vo cam­peón”, di­jo Mi­ke Pen­ce, com­pa­ñe­ro de fór­mu­la de Trump, quien ser­vi­rá co­mo vi­ce­pre­si­den­te.

Ori­gi­nal­men­te, Hi­llary Rod­ham Clin­ton no con­ce­dió ano­che su de­rro­ta y op­tó por en­viar a su je­fe de cam­pa­ña, John Po­des­ta, a di­ri­gir­se a la mul­ti­tud.

“Ca­da vo­to de­be­rá ser con­ta­do, aun­que to­me un po­co más”, di­jo. El re­vés a la ex­se­cre­ta­ria de Es­ta­do, fue vis­to por ana­lis­tas co­mo un vo­to de cas­ti­go de sec­to­res con­ser­va­do­res de la so­cie­dad es­ta­dou­ni­den­se en contra de la ad­mi­nis­tra­ción de Barack Obama.

“A Clin­ton no le ha ser­vi­do ni el apo­yo de los Obama ni la de­mos­tra­ción de fuer­za con va­rios ac­tos de cam­pa­ña en las úl­ti­mas se­ma­nas en Pennsyl­va­nia”, pu­bli­có en su cuen­ta de Twit­ter la pe­rio­dis­ta es­pa­ño­la Cris­ti­na Pe­re­da.

Pro­me­to a to­dos los ha­bi­tan­tes de es­te país que voy a ser presidente de to­dos los ame­ri­ca­nos y eso es muy im­por­tan­te para mi”

Nue­va York— Do­nald J. Trump, quien hizo una ines­pe­ra­da y a me­nu­do fea cam­pa­ña contra el ins­ti­tu­cio­na­lis­mo, ano­che con­ser­va­ba ven­ta­jas re­du­ci­das pe­ro sig­ni­fi­ca­ti­vas en una se­rie de es­ta­dos en dispu­ta, de­rri­ban­do me­ses de son­deos que ha­bían otor­ga­do la de­lan­te­ra a Hi­llary Clin­ton y des­per­tan­do las es­pe­ran­zas re­pu­bli­ca­nas en re­cu­pe­rar la Ca­sa Blan­ca.

Po­co des­pués de las 11:30 pm, tiem­po del Es­te, Trump fue de­cla­ra­do triun­fa­dor de Flo­ri­da, lle­ván­do­se los 29 vo­tos elec­to­ra­les del es­ta­do y acer­cán­do­se con ma­yor cer­te­za a ama­rrar la con­tien­da pre­si­den­cial contra Clin­ton.

Las reacciones an­te la pers­pec­ti­va de una pre­si­den­cia de Trump se ex­ten­die­ron por el mun­do en­te­ro, con los mer­ca­dos bur­sá­ti­les ex­tran­je­ros ca­yén­do­se mien­tras las ca­de­nas te­le­vi­si­vas es­ta­dou­ni­den­ses con­si­de­ra­ban la po­si­bi­li­dad de que Clin­ton per­die­ra.

Al pa­re­cer la con­tien­da que es­tu­vo do­mi­na­da por feos ata­ques per­so­na­les pa­só fac­tu­ra a los elec­to­res, y el es­ta­do aními­co del país se veía más som­brío y pe­si­mis­ta que ha­ce cua­tro años, con cer­ca del 60 por cien­to de los elec­to­res di­cien­do que el país se en­con­tra­ba se­ria­men­te en el camino equi­vo­ca­do.

Los elec­to­res di­je­ron es­tar an­sio­sos de cam­bios en Was­hing­ton, si bien ma­ni­fes­ta­ron tris­te­za por el he­cho de que los te­mas se hu­bie­ran ig­no­ra­do en el trans­cur­so de la cam­pa­ña bru­tal, pro­lon­ga­da y su­cia.

Con­teo se hizo len­to

La in­ha­bi­li­dad de Clin­ton para ase­gu­rar un an­ti­ci­pa­do gol­pe de­fi­ni­ti­vo en el su­roes­te del país sig­ni­fi­có que la con­tien­da se des­pla­za­ría ha­cia el nor­te. El con­teo de los vo­tos pro­ce­dió de ma­ne­ra más len­ta en es­ta­dos co­mo Mi­chi­gan y Wis­con­sin que en Flo­ri­da o Ca­ro­li­na del Nor­te, por lo que era po­co pro­ba­ble que se de­ter­mi­na­ra una pron­ta de­ci­sión en ca­da uno de esos es­ta­dos.

Lue­go de las vic­to­rias de Trump en Ca­ro­li­na del Nor­te y Flo­ri­da, el can­di­da­to re­pu­bli­cano te­nía que ga­nar uno o dos es­ta­dos in­de­ci­sos —Mi­chi­gan, Wis­con­sin o Pennsyl­va­nia— para ga­nar la elec­ción. El fuer­te apo­yo que le otor­ga­ron los vo­tan­tes an­glo­sa­jo­nes de la cla­se tra­ba­ja­do­ra hizo eso po­si­ble. In­clu­so si no hu­bie­ra lle­ga­do a con­se­guir los vo­tos ne­ce­sa­rios, pa­sa­ría mu­cho tiem­po an­tes de que se de­ter­mi­na­ra una de­ci­sión.

En otro im­pul­so para los re­pu­bli­ca­nos en Flo­ri­da, el se­na­dor Mar­co Ru­bio, quien fue­ra una vez as­pi­ran­te a la Pre­si­den­cia, ga­nó la re­elec­ción en una du­ra con­tien­da. Aho­gan­do las es­pe­ran­zas de los de­mó­cra­tas para lle­gar a apo­de­rar­se del Se­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.