PRUE­BA SU­PE­RA­DA

Se re­eli­ge el she­riff del Con­da­do, Ri­chard Wi­les

El Diario de El Paso - - PORTADA - Die­go Mur­cia/El Dia­rio de El Pa­so

El she­riff del Con­da­do de El Pa­so, Ri­chard Wi­les, se per­fi­la­ba ano­che ha­cia la re­elec­ción, aven­ta­jan­do por un am­plio mar­gen a su con­trin­can­te, Tom Bu­chino.

Los re­sul­ta­dos pre­li­mi­na­res del De­par­ta­men­to de Elec­cio­nes in­di­ca­ban que Wi­les ga­na­ba por un mar­gen de ca­si 2-1.

‘Es­ta­mos muy com­pla­ci­dos con los nú­me­ros que he­mos vis­to has­ta aho­ra. Es­pe­ra­mos que se man­ten­gan du­ran­te la no­che. Es­to es po­si­ble gra­cias al apo­yo de la co­mu­ni­dad de El Pa­so, que se sien­te com­pla­ci­da por la di­rec­ción que ha to­ma­do la ofi­ci­na’, di­jo Wi­les acer­ca de su ven­ta­ja so­bre Bu­chino.

Ayer, ro­dea­do de fa­mi­lia­res, ami­gos y co­le­gas po­lí­ti­cos, Wi­les se de­di­có a ofre­cer en­tre­vis­tas, es­tre­char ma­nos, dar abra­zos y con­ver­sar con sim­pa­ti­zan­tes que se con­gre­ga­ron en las ins­ta­la­cio­nes del Ho­tel Camino Real del Cen­tro de la ciu­dad para dar­le su apo­yo. El can­di­da­to re­pu­bli­cano no pu­do ser con­tac­ta­do para emi­tir una reac­ción a los re­sul­ta­dos.

Wi­les no per­dió mo­men­to para agra­de­cer el apo­yo del elec­to­ra­do, y aun­que di­jo no es­tar sor­pren­di­do por lo aca­lo­ra­do de la cam­pa­ña, sí des­de­ñó que la ca­rre­ra por el pues­to de al­gua­cil es­tu­vie­ra man­cha­da por una su­cia es­tra­te­gia re­pu­bli­ca­na. ‘Min­tie­ron en mu­chas oca­sio­nes y, fran­ca­men­te, de­be­rían es­tar aver­gon­za­dos y creo que le de­ben a los vo­tan­tes una dis­cul­pa. No creo que és­ta sea la for­ma de ha­cer las co­sas’, co­men­tó.

El re­pu­bli­cano Bu­chino in­vir­tió tiem­po y es­fuer­zo para des­ban­car a Wi­les y bus­có apo­yo, par­ti­cu­lar­men­te en­tre po­li­cías, para tra­tar de de­rro­tar­le. Pe­ro la ma­yo­ría dominante de­mó­cra­ta le tum­bó los sue­ños al fi­nal del día.

Bu­chino lla­mó la aten­ción el mes pa­sa­do al acu­sar al she­riff de asis­tir a una fiesta para re­ca­bar fon­dos de cam­pa­ña, la cual fue or­ga­ni­za­da por un ex pre­si­dia­rio. El an­fi­trión del even­to ha­bía si­do sen­ten­cia­do por po­se­sión de ma­ri­gua­na en los años 90. Wi­les di­jo que no te­nía co­no­ci­mien­to de esos an­te­ce­den­tes.

El she­riff po­co des­pués acu­só a Bu­chino de ha­cer co­men­ta­rios se­xis­tas, al de­cla­rar en un even­to pú­bli­co que, de ser elec­to, si mu­je­res po­li­cías fa­llan el exa­men de ar­mas re­pe­ti­da­men­te, ‘van a ir­se a tra­ba­jar a Wal-Mart’.

Al­gu­nos me­dios de co­mu­ni­ca­ción tam­bién des­ta­ca­ron un in­ci­den­te del 2011 en el cual Bu­chino le dio un pu­ñe­ta­zo a un em­plea­do mu­ni­ci­pal que cho­có ac­ci­den­tal­men­te el au­to don­de via­ja­ban él y su es­po­sa. Bu­chino di­jo que se mo­les­tó por­que el hombre se pu­so a ha­blar por ce­lu­lar en vez de ba­jar y ayu­dar a su es­po­sa, quien ha­bía que­da­do le­sio­na­da.

Tras es­ta vic­to­ria, Wi­les se­gui­rá a car­go de to­das las cár­ce­les del Con­da­do y al­re­de­dor de 300 po­li­cías que pa­tru­llan su­bur­bios y áreas no in­cor­po­ra­das.

Wi­les ini­ció su ca­rre­ra co­mo ser­vi­dor pú­bli­co, a los 18 años, cuan­do se unió al De­par­ta­men­to de Bom­be­ros. Lue­go, si­guien­do los pa­sos de su her­mano, pa­só a las fi­las de la Po­li­cía pa­se­ña y tra­ba­jó para el cuer­po por cer­ca de 26 años, has­ta su re­ti­ro en di­ciem­bre de 2007.

La pri­me­ra vez que con­ten­dió por el pues­to, en 2008, hu­bo nue­ve can­di­da­tos.

En 2012, na­die se postuló en su contra.

Dos per­so­nas pro­mue­ven el su­fra­gio

eL ac­tuaL ti­tu­lar de la Ofi­ci­na del She­riff del Con­da­do de El Pa­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.