MAN­TIE­NEN RE­PU­BLI­CA­NOS

con­trol del Se­na­do y la Cá­ma­ra

El Diario de El Paso - - PORTADA -

Was­hing­ton— Los re­pu­bli­ca­nos con­ser­va­ron su ma­yo­ría en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes por dos años más, lue­go de vic­to­rias de can­di­da­tos re­pu­bli­ca­nos en una se­rie de dis­tri­tos en Flo­ri­da, Vir­gi­nia y otros lu­ga­res que los de­mó­cra­tas es­pe­ra­ban ga­nar­se de­bi­do a los di­vi­si­vos co­men­ta­rios de Do­nald Trump so­bre mu­je­res e his­pa­nos.

Los de­mó­cra­tas que ha­bían ima­gi­na­do gran­des avan­ces en dis­tri­tos sub­ur­ba­nos y con diversidad ra­cial pa­re­cían en cam­bio en­ca­mi­na­dos a triun­fos mo­des­tos. Los as­pi­ran­tes re­pu­bli­ca­nos se vie­ron im­pul­sa­dos por la re­ñi­da con­tien­da en­tre su can­di­da­to a la Pre­si­den­cia y la de­mó­cra­ta Hi­llary Clin­ton.

Aun­que no ha­bía ca­si ex­pec­ta­ti­vas de que los de­mó­cra­tas pu­die­ran ga­nar los 30 es­ca­ños ne­ce­sa­rios para re­to­mar el con­trol de la cá­ma­ra ba­ja el año que vie­ne, am­bas par­tes ha­bían pro­nos­ti­ca­do que los re­pu­bli­ca­nos ve­rían re­du­ci­da su his­tó­ri­ca ma­yo­ría en qui­zá una do­ce­na de es­ca­ños.

Los re­pu­bli­ca­nos tie­nen aho­ra una ma­yo­ría de 247-188, in­clui­dos tres pues­tos va­can­tes, la me­jor po­si­ción en la que ha es­ta­do el par­ti­do des­de que su­mó 270 re­pre­sen­tan­tes en 1931.

A úl­ti­ma ho­ra de la no­che, los re­pu­bli­ca­nos ha­bían ga­na­do al me­nos 218 es­ca­ños –lo que les ga­ran­ti­za el con­trol– y ape­nas cua­tro de sus can­di­da­tos a la re­elec­ción ha­bían per­di­do. El Par­ti­do Re­pu­bli­cano con­ser­vó es­ca­ños en Min­ne­so­ta, Nue­va York, Co­lo­ra­do, Io­wa y Wis­con­sin a los que as­pi­ra­ban los de­mó­cra­tas, y los re­pu­bli­ca­nos se pre­pa­ra­ban para am­pliar su do­mi­nio de la cá­ma­ra des­pués de seis años.

‘Es­to po­dría ser una no­che muy bue­na para Es­ta­dos Uni­dos’, di­jo a sus se­gui­do­res el presidente de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Paul Ryan, re­pu­bli­cano por Wis­con­sin y que ga­nó un 10º man­da­to, en su lo­ca­li­dad na­tal de Ja­nes­vi­lle, Wis­con­sin.

En Flo­ri­da, el re­pre­sen­tan­te re­pu­bli­cano Car­los Cur­be­lo ga­nó una con­tien­da que de­mos­tró que el da­ño del can­di­da­to pre­si­den­cial re­pu­bli­cano se­ría más li­mi­ta­do de lo que es­pe­ra­ban los de­mó­cra­tas. En un dis­tri­to del área de Mia­mi don­de sie­te de ca­da 10 vo­tan­tes tie­ne orí­ge­nes his­pa­nos, la con­tien­da se con­vir­tió en una de las más cos­to­sas del país, al su­pe­rar los 18 mi­llo­nes de dó­la­res, pe­ro Cur­be­lo lo­gró afian­zar­se.

La re­pre­sen­tan­te por Vir­gi­nia Bar­ba­ra Coms­tock, que ha cum­pli­do su pri­mer man­da­to en la cá­ma­ra, re­no­vó su es­ca­ño en los su­bur­bios de Was­hing­ton D.C. pe­se a los in­ce­san­tes es­fuer­zos de­mó­cra­tas por vin­cu­lar­la a Trump. Am­bas par­tes gas­ta­ron más de 20 mi­llo­nes de dó­la­res en esa con­tien­da en un dis­tri­to de vo­tan­tes aco­mo­da­dos y con bue­na for­ma­ción, que los dos ban­dos con­si­de­ra­ban sus­cep­ti­bles de pa­sar­se a los de­mó­cra­tas.

Dos de­mó­cra­tas de­rro­ta­ron a re­pre­sen­tan­tes re­pu­bli­ca­nos en Flo­ri­da, pe­ro pa­re­cía de­ber­se a cir­cuns­tan­cias lo­ca­les.

La neó­fi­ta po­lí­ti­ca, Stephanie Murphy, de 38 años, se im­pu­so al ve­te­rano John Mi­ca, de 73, en el área de Or­lan­do, mien­tras que Da­vid Jolly per­dió su es­ca­ño de St. Pe­ters­burg an­te el de­mó­cra­ta Char­lie Crist, que fue­ra go­ber­na­dor re­pu­bli­cano del es­ta­do.

Aun­que Trump per­ju­di­có a los re­pu­bli­ca­nos en al­gu­nas zo­nas, su atrac­ti­vo en­tre los vo­tan­tes blan­cos de cla­se tra­ba­ja­do­ra y su des­agra­do an­te Clin­ton ayu­da­ban a los can­di­da­tos re­pu­bli­ca­nos en otros lu­ga­res.

Pa­re­cía pro­ba­ble que eso ayu­da­ra a los re­pu­bli­ca­nos a li­mi­tar las pér­di­das en su ma­yo­ría de la cá­ma­ra ba­ja, una ero­sión que po­dría ha­ber de­ja­do a los con­ser­va­do­res de lí­nea du­ra con ma­yor in­fluen­cia para cau­sar fric­cio­nes con los lí­de­res del par­ti­do.

Y en el Se­na­do, de­mó­cra­tas pier­den ma­yo­ría

Las po­si­bi­li­da­des de los de­mó­cra­tas de re­cu­pe­rar la ma­yo­ría en el Se­na­do se les es­ta­ban yen­do de las ma­nos en la ma­dru­ga­da a me­di­da que los re­pu­bli­ca­nos re­te­nían es­ca­ños cla­ves en North Ca­ro­li­na, In­dia­na y Flo­ri­da.

Los de­mó­cra­tas con­ser­va­ron su es­ca­ño en Ne­va­da, don­de el triun­fo de Cat­he­ri­ne Cor­tez Mas­to la con­vir­tió en la pri­me­ra se­na­do­ra fe­de­ral de ori­gen his­pano.

El par­ti­do tam­bién les arre­ba­tó a los re­pu­bli­ca­nos un pues­to en Illi­nois, pe­ro el desen­la­ce en Wis­con­sin fue una sor­pre­sa, ya que am­bos par­ti­dos es­pe­ra­ban que fue­ra para los de­mó­cra­tas. La vic­to­ria del se­na­dor re­pu­bli­cano Ron John­son de Wis­con­sin so­bre el ex se­na­dor de­mó­cra­ta Russ Fein­gold au­gu­ra­ba una no­che lú­gu­bre para es­te par­ti­do, que po­dría ver­se con­sig­na­do al es­ta­tus de mi­no­ría en el Ca­pi­to­lio du­ran­te años.

Las con­tien­das en Pennsyl­va­nia, New Ham­ps­hi­re y Mis­sou­ri se­guían de­ma­sia­do ce­rra­das co­mo para de­cla­rar un ga­na­dor mien­tras los re­pu­bli­ca­nos de­fen­dían una pe­que­ña ma­yo­ría de 54-46 en un año elec­to­ral im­pre­de­ci­ble.

Ciu­da­da­nos, ten­sos en es­pe­ra de los re­sul­ta­dos elec­to­ra­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.