TE­XA­NOS, ¿con pre­sen­cia en ga­bi­ne­te pre­si­den­cial?

El Diario de El Paso - - Texas - Pa­trick Svi­tek/The Te­xas Tri­bu­ne

Aus­tin – Aún no ter­mi­na­ba Do­nald Trump de es­tre­me­cer al mun­do po­lí­ti­co ga­nan­do la pre­si­den­cia y los re­pu­bli­ca­nos de Te­xas ya ha­bían co­men­za­do un nue­vo te­ma: ¿Cuán­ta in­fluen­cia ten­dría Te­xas en la pró­xi­ma Ca­sa Blan­ca?

Du­ran­te su cam­pa­ña, Trump cul­ti­vó un nú­me­ro de alia­dos lea­les en Te­xas, con­si­guien­do una abun­dan­cia de op­cio­nes cuan­do su equi­po de tran­si­ción bus­que cu­brir los pues­tos en la ad­mi­nis­tra­ción en­tran­te.

El vi­ce­go­ber­na­dor Dan Pa­trick, quien di­ri­gió los es­fuer­zos de Trump en el Es­ta­do de la Es­tre­lla So­li­ta­ria, re­por­tó el miér­co­les tem­prano que ya ha­bía pro­por­cio­na­do su­ge­ren­cias de cuá­les te­xa­nos de­be­rían co­la­bo­rar en la ad­mi­nis­tra­ción de Trump en Was­hing­ton.

“Quie­ro ase­gu­rar­me de que Te­xas ten­ga una bue­na re­pre­sen­ta­ción en la me­sa, ya sea en el sec­tor de ener­gía, de edu­ca­ción, mé­di­co — ob­via­men­te la se­gu­ri­dad de la fron­te­ra se­rá te­ma prin­ci­pal”, de­cla­ró Pa­trick en en­tre­vis­ta.

“Así que creo que Te­xas ten­drá un pa­pel”.

Rick Perry

Perry go­ber­nó Te­xas por 14 años, el je­fe eje­cu­ti­vo que más ha­ya du­ra­do en el es­ta­do.

En su cam­pa­ña pre­si­den­cial del 2016, Perry fue un du­ro crí­ti­co de Trump, pe­ro una vez que Trump se vol­vió el pre­sun­to can­di­da­to, Perry se apre­su­ró a mos­trar su apo­yo.

¿En qué pues­to po­dría ser­vir­le al Was­hing­ton de Trump?

Perry ha di­cho que es­tá abier­to a co­la­bo­rar en el go­bierno de Trump, po­ten­cial­men­te en un pa­pel que le per­mi­ta ver por una pa­sión de mu­cho tiem­po: los ve­te­ra­nos de gue­rra.

Y Trump se ha mos­tra­do re­cep­ti­vo a la idea, ex­pre­san­do que le gus­ta­ría que Perry se “in­vo­lu­cra­ra de al­gu­na ma­ne­ra en un ni­vel al­to”.

Sid Mi­ller

Mi­ller es el co­mi­sio­na­do de Agri­cul­tu­ra de Te­xas. No es­tu­vo par­ti­cu­lar­men­te ac­ti­vo en las elec­cio­nes pri­ma­rias pe­ro se vol­vió un res­pal­do com­ple­to de Trump en la elec­ción ge­ne­ral.

¿En qué pues­to po­dría ser­vir­le al Was­hing­ton de Trump?

Co­mo hi­zo du­ran­te la cam­pa­ña, Trump no du­da­ría en vol­tear ha­cia Mi­ller en la ad­mi­nis­tra­ción pa­ra que le acon­se­je en asun­tos de agri­cul­tu­ra.

En una en­tre­vis­ta de ra­dio de la se­ma­na pa­sa­da, Mi­ller de­cla­ró que es­ta­ba en ese mo­men­to en­fo­ca­do en lo­grar que Trump re­sul­ta­ra elec­to pe­ro no de­ja­ba fue­ra el ser­vir en el ga­bi­ne­te de Trump.

“Ha­bría que con­si­de­rar­lo”, di­jo.

Don Wi­llett

Wi­llett es un ma­gis­tra­do en la Cor­te Su­pre­ma de Te­xas.

Co­mo juez, nun­ca se in­vo­lu­cró for­mal­men­te en la con­tien­da elec­to­ral — pe­ro tie­ne una se­rie de tweets que son me­nos que fa­vo­ra­bles pa­ra Trump.

Wi­llett de re­pen­te se vol­vió muy par­ti­ci­pa­ti­vo en la con­tien­da elec­to­ral en ma­yo, cuan­do Trump men­cio­nó a Wi­llett en una lis­ta de jue­ces que po­dría pro­po­ner pa­ra la Su­pre­ma Cor­te de Es­ta­dos Uni­dos.

En aquel en­ton­ces, Wi­llett no dio in­di­cios de si es­ta­ría dis­pues­to a co­la­bo­rar, di­cien­do que él res­pe­ta­ba a to­dos los ma­gis­tra­dos en la lis­ta y que eso ha­bla­ba del valor del sis­te­ma ju­di­cial es­ta­tal.

Dan Pa­trick

Pa­trick es el vi­ce­go­ber­na­dor. Fue un gran apo­yo del se­na­dor de Es­ta­dos Uni­dos Ted Cruz du­ran­te las elec­cio­nes pri­ma­rias, di­ri­gien­do sus es­fuer­zos en el Es­ta­do de la Es­tre­lla So­li­ta­ria.

Cuan­do Cruz aban­do­nó la con­tien­da, Pa­trick rá­pi­da­men­te di­ri­gió su apo­yo ha­cia Trump.

Se vol­vió el lí­der en Te­xas de la cam­pa­ña de Trump, con­vir­tién­do­se el más gran­de apo­yo del can­di­da­to en­tre los fun­cio­na­rios elec­tos del par­ti­do re­pu­bli­cano.

A Pa­trick se le per­ci­be lle­nan­do múl­ti­ples ne­ce­si­da­des en una Ca­sa Blan­ca de Trump, pe­ro en cual­quier ca­so, eli­mi­nó la po­si­bi­li­dad.

El miér­co­les de­cla­ró que ya de­jó cla­ro al equi­po de tran­si­ción de Trump que no “tie­ne in­te­rés” en ser­vir en la Ca­sa Blan­ca.

Ka­tri­na Pier­son

Pier­son es una ac­ti­vis­ta del Par­ti­do del Té ori­gi­na­ria de Gar­land. Fue vo­lun­ta­ria en la con­tien­da de Cruz pa­ra se­na­dor en el 2012.

El 9 de no­viem­bre del 2015, la ad­mi­nis­tra­ción de cam­pa­ña de Trump nom­bró a Pier­son su vo­ce­ra na­cio­nal, y el res­to es his­to­ria.

Pier­son se vol­vió la subs­ti­tu­ta de más tiem­po de Trump en te­le­vi­sión, co­no­ci­da por sus apa­ren­te­men­te in­ce­san­tes al­ter­ca­dos con los re­por­te­ros prin­ci­pa­les de los no­ti­cie­ros por ca­ble so­bre la úl­ti­ma con­tro­ver­sia de su je­fe.

Si Trump tie­ne pen­sa­do di­ri­gir la Ca­sa Blan­ca igual que su cam­pa­ña —atre­vi­da y desafian­te— Pier­son es la per­so­na que ne­ce­si­ta pa­ra su ofi­ci­na de pren­sa.

Andy Beal

Beal es el fun­da­dor y pre­si­den­te del Ban­co Beal, de Da­llas. Se le con­si­de­ra el hom­bre más ri­co de Da­llas.

Trump cla­ra­men­te con­fía en Beal so­bre uno de los pun­tos prin­ci­pa­les de su cam­pa­ña: el co­mer­cio.

Du­ran­te un mi­tin de ju­nio en Da­llas, que si­guió a un even­to re­cau­da­to­rio con Beal, Trump mur­mu­ró so­bre po­ner a Beal “a car­go de Chi­na”.

Lue­go pre­di­jo sus ins­truc­cio­nes pa­ra Beal en una ad­mi­nis­tra­ción de Trump:

“Muy bien, Andy, haz­me un fa­vor, re­ne­go­cia nues­tro tra­ta­do de co­mer­cio”.

Mi­chael McCaul

McCaul es un con­gre­sis­ta de Aus­tin. Di­ri­ge el Co­mi­té de Pa­tria de la Cá­ma­ra.

McCaul ase­so­ró a Trump en asun­tos de po­lí­ti­ca ex­te­rior y se­gu­ri­dad na­cio­nal du­ran­te la elec­ción ge­ne­ral.

Pa­trick men­cio­nó a McCaul co­mo un po­si­ble se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción o fis­cal ge­ne­ral.

McCaul se ha mos­tra­do re­la­ti­va­men­te abier­to so­bre su de­seo de co­la­bo­rar en el go­bierno de Trump, de­cla­ran­do en sep­tiem­bre al Na­tio­nal Jour­nal que le gus­ta­ría “te­ner un re­pu­bli­cano en la Ca­sa Blan­ca y fran­ca­men­te, una elec­ción de al­to ni­vel”.

Jeb Hen­sar­ling

Hen­sar­ling es con­gre­sis­ta de Da­llas. Di­ri­ge el Co­mi­té de Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros de la Cá­ma­ra.

Co­mo ami­go cer­cano del com­pa­ñe­ro de fór­mu­la de Trump, Mi­ke Pen­ce, Hen­sar­ling fue una pre­sen­cia en la gi­ra de cam­pa­ña con el go­ber­na­dor de In­dia­na.

Hen­sar­ling pue­de te­ner un ran­go de op­cio­nes cuan­do el equi­po de tran­si­ción lo lla­me.

Aun si se que­da en el Con­gre­so, es­tá en bue­na pos­tu­ra pa­ra con­ver­tir­se en un ne­xo con­fia­ble en­tre la Ca­sa Blan­ca de Trump y el res­to de la con­fe­ren­cia re­pu­bli­ca­na de la Cá­ma­ra.

EL RE­CIén elec­to man­da­ta­rio y el ex go­ber­na­dor Rick Perry

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.