Pa­que­te pro­vo­ca des­alo­jo de es­cue­la

Cer­ca Po­li­cía plan­tel ca­tó­li­co; uni­dad an­ti­bom­bas re­ti­ra mo­chi­la sos­pe­cho­sa

El Diario de El Paso - - Portada - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Un pa­que­te sos­pe­cho­so pro­vo­có ayer la eva­cua­ción de una pri­ma­ria ca­tó­li­ca del Nort­heast y mo­vi­li­zó al Es­cua­drón An­ti­bom­bas, an­te la an­gus­tia e in­cer­ti­dum­bre de pa­dres y per­so­nal del plan­tel.

Los es­tu­dian­tes, maes­tros y ad­mi­nis­tra­do­res de la es­cue­la Holy Tri­nity fue­ron res­guar­da­dos por ca­si cin­co ho­ras la ma­ña­na del vier­nes. Los pa­dres de los alum­nos se apre­su­ra­ban a lle­gar a la es­cue­la a me­di­da que se en­te­ra­ban por los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, ve­ci­nos o di­rec­ti­vos es­co­la­res de que al­go es­ta­ba ocu­rrien­do en el plan­tel de sus hi­jos.

Al lle­gar, los pa­dres se to­pa­ron con cin­tas ama­ri­llas y rojas que acor­do­na­ban la es­cue­la y ca­lles ale­da­ñas; las au­to­ri­da­des les di­je­ron lo mis­mo que a los me­dios: se de­tec­tó un pa­que­te sos­pe­cho­so en las ins­ta­la­cio­nes y has­ta no sa­ber lo que guar­da­ba en su in­te­rior, ha­bía que po­ner a los ni­ños a sal­vo.

“Me ha­bla­ron de la es­cue­la y me di­je­ron que ha­bía un pa­que­te sos­pe­cho­so y que po­dría ser una bom­ba. No sé dón­de ni có­mo es­tén mis hi­jos”, di­jo en­tre lá­gri­mas Kelly Aguilar, ma­dre de fa­mi­lia.

Y es que apro­xi­ma­da­men­te a las 8:30 a.m. un em­plea­do del lu­gar en­con­tró una mo­chi­la con una no­ta cer­ca de la pa­rro­quia de la es­cue­la, don­de al­re­de­dor de 100 per­so­nas es­ta­ban en mi­sa.

La es­cue­la se en­cuen­tra ubi­ca­da en la cua­dra 10000 de la ca­lle Phea­sant, en el No­res­te de la ciudad.

De acuer­do con Eli­za­beth O’Ha­ra, vo­ce­ra de la Dió­ce­sis Ca­tó­li­ca de El Pa­so, tes­ti­gos ase­gu­ran ha­ber vis­to a un hom­bre adul­to de­jar la mo­chi­la, aun­que no se dio a co­no­cer el men­sa­je de la no­ta.

El hom­bre era ajeno a la es­cue­la, y la mo­chi­la no apa­ren­ta­ba ser de un ni­ño.

“No te­ne­mos la des­crip­ción exac­ta del hom­bre, pe­ro sa­be­mos que hay tes­ti­gos que lo vie­ron de­jar la mo­chi­la”, di­jo O’Ha­ra.

El Es­cua­drón An­ti­bom­bas del De­par­ta­men­to de Po­li­cía arri­bó al lu­gar e im­ple­men­tó los pro­to­co­los de ais­la­mien­to y aus­cul­ta­ción del pa­que­te.

Tras cin­co ho­ras de in­cer­ti­dum­bre, el te­nien­te Men­cha­ca, del De­par­ta­men­to de Po­li­cía, in­for­mó a los preo­cu­pa­dos pa­dres de fa­mi­lia que la mo­chi­la no re­pre­sen­ta­ba nin­gún pe­li­gro.

“Afor­tu­na­da­men­te to­do re­sul­tó una fal­sa alar­ma y no hu­bo na­da qué la­men­tar”, di­jo Men­cha­ca, quien no dio su nom­bre de pi­la.

Agre­gó que la la­bor de la Po­li­cía es tra­tar ca­da pa­que­te sos­pe­cho­so con ex­tre­mo cui­da­do, y pe­car de pre­ca­vi­da pa­ra sal­va­guar­dar la in­te­gri­dad del pú­bli­co.

“Nun­ca sa­be­mos cuán­do va a ser ver­dad o cuán­do só­lo una fal­sa alar­ma, así que más va­le es­tar en el lu­gar y to­mar to­das las pre­cau­cio­nes pa­ra pre­ve­nir cual­quier co­sa”, co­men­tó.

Pa­dres mo­les­tos

La mo­les­tia de los pa­dres no se hi­zo es­pe­rar, ya que con­si­de­ran que a la es­cue­la le fal­tó ca­pa­ci­dad pa­ra tra­tar una si­tua­ción “tan de­li­ca­da”.

“¿Có­mo se les ocu­rre lla­mar y só­lo de­cir que pro­ba­ble­men­te de­ja­ron una bom­ba en la es­cue­la? Lo de­jan a uno to­do preo­cu­pa­do y pen­san­do lo peor”, agre­gó Aguilar.

Aguilar fue una de las ma­dres de fa­mi­lia más preo­cu­pa­das, ca­mi­na­ba de­ses­pe­ra­da y se aga­rra­ba la ca­be­za al no sa­ber na­da so­bre sus ge­me­los de cin­co años.

“Con el re­sul­ta­do de las elec­cio­nes las co­sas se es­tán po­nien­do feas y uno pien­sa pu­ras ton­te­rías, te­nía mu­cho mie­do por mis hi­jos”, con­clu­yó Aguilar.

lAS INS­tA­lA­CIo­NES es­co­la­res fue­ron res­guar­da­das por ca­si cin­co ho­ras

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.