Te­men ni­ños sur­ja ‘una cul­tu­ra de vio­len­cia y odio’

Reac­cio­nan alum­nos tras triun­fo de Do­nald Trump

El Diario de El Paso - - Texas - As­so­cia­ted Press

DA Sop­hia Da­vis, de tre­ce años, quien es afro­ame­ri­ca­na y tie­ne ami­gos que son his­pa­nos, mu­sul­ma­nes y gays, le preo­cu­pa que la elec­ción de Do­nald Trump con­lle­ve a la acep­ta­ción de una “cul­tu­ra de vio­len­cia y odio”.

“El so­lo he­cho de per­te­ne­cer a una mi­no­ría, es ya de por sí di­fí­cil. Y aho­ra te­nien­do un pre­si­den­te que no va a de­fen­der a esas mi­no­rías, es aún peor”, di­jo un alumno del oc­ta­vo gra­do de Brooklyn, Nue­va York.

Los me­no­res es­tán pro­ce­san­do el re­sul­ta­do de una con­tien­da pre­si­den­cial que en el ma­yor de los ca­sos no fue ap­ta pa­ra ni­ños. Y pa­ra al­gu­nos, la re­tó­ri­ca de la cam­pa­ña de Trump los hi­zo te­me­ro­sos de una Ca­sa Blan­ca con­tro­la­da por el im­pul­si­vo em­pre­sa­rio re­pu­bli­cano.

Evan Canby-Pratt des­per­tó llo­ran­do el miércoles al en­te­rar­se que la de­mó­cra­ta, Hi­llary Clin­ton, ha­bía per­di­do.

“Pa­re­ce co­mo si Trump to­ma­ra to­das esas co­sas a las que la gen­te les tie­ne mie­do y ha­ce que se sien­tan aún más te­me­ro­sos”, di­jo Evan, un alumno an­glo­sa­jón del sép­ti­mo gra­do en Fa­yet­te­vi­lle, Geor­gia.

Ha­bib Rah­man, de 12 años vio a su ma­dre rom­per en llan­to mien­tras ma­ne­ja­ba pa­ra lle­var­lo a la es­cue­la el día des­pués de la elec­ción, por lo que él pu­so su mano en su hom­bro y re­ci­tó un pa­sa­je del Co­rán, que ha­bla de la paz tras esos mo­men­tos di­fí­ci­les, pa­ra ha­cer­la sen­tir me­jor.

“Ca­si nun­ca he vis­to a mi ma­má llo­rar. Y cuan­do lo ha­go, sien­to co­mo si de­bie­ra in­ten­tar ayu­dar­la lo más pron­to po­si­ble”, di­jo Ha­bib, un alumno del sép­ti­mo gra­do de un su­bur­bio de Da­llas que le hu­bie­ra gus­ta­do ver al se­na­dor de­mó­cra­ta Ber­nie San­ders lle­gar más le­jos en la con­tien­da.

Mien­tras la fa­mi­lia veía los re­sul­ta­dos de la elec­ción, su ma­dre, Me­lis­sa Wal­ker, em­pe­zó a preo­cu­par­se de que ellos po­drían es­tar en ries­go, pen­san­do en los co­men­ta­rios de Trump en torno a los mu­sul­ma­nes, en los que pro­pu­so que se les prohi­bie­ra la en­tra­da a Es­ta­dos Uni­dos a los mu­sul­ma­nes ex­tran­je­ros. Wal­ker di­jo que ella no cree que Trump se opon­ga a la vio­len­cia con­tra los mu­sul­ma­nes.

“Es te­rri­ble”, di­jo Ha­bib, “por­que la ma­yo­ría de las per­so­nas que vie­nen a es­te país in­ten­tan en­con­trar un lu­gar seguro”.

Trump tam­bién pro­me­tió du­ran­te su cam­pa­ña cons­truir un mu­ro a lo lar­go de la fron­te­ra en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Mé­xi­co, y acu­só a Mé­xi­co de en­viar vio­la­do­res y otros cri­mi­na­les a Nor­tea­mé­ri­ca, al mis­mo tiem­po que abo­ga­ba por las de­por­ta­cio­nes ma­si­vas. Has­ta el mo­men­to ha in­ten­ta­do re­ver­tir al­gu­nos de sus co­men­ta­rios más se­ve­ros.

Osi­ris Ra­mí­rez di­jo que él no es­ta­ba fe­liz de que Trump ga­na­ra, “por lo que di­jo de los me­xi­ca­nos y to­do eso”. Los pa­dres del ni­ño de 10 años de Phoe­nix son in­mi­gran­tes me­xi­ca­nos quie­nes re­cien­te­men­te se con­vir­tie­ron en ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses, y a él le preo­cu­pa que Trump no va­ya a tra­tar a los in­mi­gran­tes de ma­ne­ra jus­ta.

Et­han Hed­den, un alumno de sép­ti­mo gra­do en Fa­yet­te­vi­lle, Geor­gia, di­jo que él fa­vo­re­cía a Trump en la elec­ción. A sus tre­ce años, di­jo que la reac­ción en torno a los co­men­ta­rios de Trump era “un po­co exa­ge­ra­da”, pe­ro di­jo que tam­bién po­día dar­se cuen­ta lo que otras per­so­nas po­drían lle­gar a pen­sar.

La elec­ción fue te­ma de mu­chas con­ver­sa­cio­nes en la es­cue­la, di­jo, pe­ro tam­bién se en­con­tró con otros es­tu­dian­tes que no es­ta­ban dis­pues­tos a dis­cu­tir na­da ne­ga­ti­vo so­bre Clin­ton, quien en­fren­tó per­sis­ten­tes du­das so­bre su ho­nes­ti­dad y con­fian­za. Et­han pen­só que mu­chos de sus com­pa­ñe­ros de cla­se eran más antiTrump que pro Clin­ton. En­tre las co­sas que no le gus­ta­ban de Clin­ton es­ta­ban sus ideas de que­rer im­po­ner res­tric­cio­nes más es­tric­tas so­bre las ar­mas.

“La ma­yor par­te del tiem­po, sim­ple­men­te me que­da­ba ca­lla­do es­cu­chan­do lo que de­cían”, di­jo Et­han, cu­ya ma­dre es na­ti­voa­me­ri­ca­na y su pa­dre es de des­cen­den­cia ita­lia­na.

A Gracyn Már­quez, de nue­ve años, no le im­por­ta­ba qué can­di­da­to ga­na­ra. “De cier­ta ma­ne­ra que­ría que ga­na­ra Do­nald Trump por­que él es un muy buen em­pre­sa­rio, pe­ro tam­bién que­ría que ga­na­ra Hi­llary por­que ella es una mu­jer muy fuer­te”, di­jo la alum­na de ter­cer año del área de Da­llas.

Su pa­dre, Ma­teo Már­quez, quien en­se­ña a los ni­ños a ser más cons­cien­tes de sí mis­mos por me­dio de la yo­ga, di­jo que él les pre­gun­tó a los ni­ños de la cla­se de prees­co­lar, el día de las elec­cio­nes, qué ha­ría ca­da uno de ellos si fue­ra pre­si­den­te. Már­quez di­jo que sus res­pues­tas fue­ron “sen­ci­llas pe­ro muy po­de­ro­sas” e in­cluían ser bue­nos con las per­so­nas y dar­les ca­sas a los in­di­gen­tes.

La­mi­sa Mus­ta­fa, de 17 años, alum­na del úl­ti­mo año de pre­pa­ra­to­ria del área de Da­llas, quien es mu­sul­mán, di­jo que ella se sen­tía tris­te y te­me­ro­sa de que los es­ta­dou– ni­den­ses eli­gie­ran a Trump. Ella di­jo que la pro­pues­ta del pre­si­den­te elec­to de prohi­bir­les a los mu­sul­ma­nes en­trar al país es una afren­ta a los va­lo­res es­ta­dou­ni­den­ses y a la li­ber­tad de cul­to.

Un sa­lón de cla­ses en Te­xas

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.