Are­na: se agu­di­za cri­sis

Aun­que Ciu­dad pro­me­te re­ubi­car­los, ve­ci­nos de ‘Little Du­ran­go’ abu­chean a fun­cio­na­rios

El Diario de El Paso - - PORTADA - (Ro­ber­to Ca­rri­llo/Kar­la Val­dez)

Los áni­mos se cal­dea­ron en­tre los re­si­den­tes del ba­rrio ‘Little Du­ran­go’, don­de se pro­yec­ta cons­truir la Are­na Mul­ti­usos pa­ra Cul­tu­ra y las Ar­tes, y las au­to­ri­da­des de la Ciu­dad que con­vo­ca­ron a una jun­ta in­for­ma­ti­va, pe­ro al fi­nal fue­ron abu­chea­das por al­gu­nos de los pre­sen­tes al even­to.

Jo­sé Car­los Vi­llal­va es el nom­bre del fun­cio­na­rio que fue de­sig­na­do pa­ra hablar con los pro­pie­ta­rios y re­si­den­tes de la zo­na que se­ría de­mo­li­da, en un in­ten­to pa­ra me­diar la si­tua­ción que en mo­men­tos pa­re­cía sa­lir­se de con­trol.

La jun­ta in­for­ma­ti­va tu­vo lu­gar en la Es­ta­ción de Bom­be­ros nú­me­ro 11, ubi­ca­da en la es­qui­na de la ca­lle San­ta Fe y Pai­sano Dri­ve, don­de des­de an­tes de las 6 de la tar­de so­na­ban tam­bo­res de un gru­po de dan­za az­te­ca, y unos 100 ma­ni­fes­tan­tes se con­gre­ga­ron pa­ra ha­cer cla­ra su pos­tu­ra de re­cha­zo a la cons­truc­ción de la are­na.

“En ca­so de que no me es­cu­chen, dé­jen­me­lo sa­ber”, di­jo Vi­llal­va en el so­ni­do ins­ta­la­do al interior de la es­ta­ción de bom­be­ros, pe­ro su voz fue con­ti­nua­men­te opa­ca­da por los tam­bo­res y las con­sig­nas de la gen­te en el ex­te­rior.

“No po­de­mos pe­dir­les que se ca­llen, tie­nen de­re­cho a ex­pre­sar­se”, di­jo uno de los sie­te ofi­cia­les de la Po­li­cía pre­sen­tes en el lu­gar.

“Pri­me­ro les va­mos a ayu­dar a con­se­guir un lu­gar don­de vi­vir que sea de igual va­lor a su pro­pie­da­des y us­te­des se­rán los en­car­ga­dos de ele­gir el que se­rá su nuevo ho­gar”, di­jo Vi­llal­va, fren­te a una sa­la don­de cer­ca de 30 per­so­nas que vi­ven en la zo­na se­ña­la­da le es­cu­cha­ban.

A pe­sar de que ha­bía va­rios asien­tos va­cíos, y que es­ta­ban des­ti­na­dos pa­ra pro­pie­ta­rios y re­si­den­tes del Ba­rrio Du­ran­gui­to, des­ta­ca­ba a pre­sen­cia de otras 40 per­so­nas que acu­die­ron a co­no­cer de­ta­lles del pro­yec­to de re­ubi­ca­ción.

“Si ten­go que ir a to­car puer­ta por puer­ta lo ha­ré, lo im­por­tan­te aquí es es­cu­char­los a to­dos y lle­gar a un acuer­do”, co­men­tó Vi­llal­va, quien ase­gu­ró que to­dos los cos­tos de mu­dan­za se­rán cu­bier­tos por la ciu­dad, por lo que los bol­si­llos de los due­ños e in­qui­li­nos no se ve­rán afec­ta­dos, uti­li­zan­do una de las tres for­mas pro­pues­tas.

La pri­me­ra es un re­em­bol­so, lo que sig­ni­fi­ca que las per­so­nas pa­ga­ran de ma­ne­ra ini­cial su mu­dan­za pe­ro la ciu­dad les de­vol­ve­rá el di­ne­ro, siem­pre y cuan­do se com­prue­ben los gas­tos.

Otra op­ción se­ría re­ci­bir ayu­da di­rec­ta­men­te de la ciu­dad pa­ra mo­ver des­de ro­pa has­ta mue­bles, en ca­mio­nes pro­por­cio­na­dos por la ciu­dad.

Por úl­ti­mo, si los miem­bros de la co­mu­ni­dad así lo de­ci­den, pue­den pe­dir una can­ti­dad de­ter­mi­na­da a la ciu­dad, con la cual no se tie­nen que com­pro­bar gas­tos. Aun­que se acla­ró que si es­ta su­ma no es su­fi­cien­te, la ciu­dad no da­rá más di­ne­ro.

Cuan­do se dio es­pa­cio pa­ra pre­gun­tas so­bre el te­ma los áni­mos se cal­dea­ron, an­te cues­tio­na­mien­tos di­rec­tos so­bre la ho­nes­ti­dad con que se han ma­ne­ja­do al asun­to, y la po­si­bi­li­dad de bus­car otra ubi­ca­ción.

“Nos han men­ti­do en re­pe­ti­das oca­sio­nes, no es cier­to que se han reuni­do con no­so­tros los afec­ta­dos, es­ta es la pri­me­ra jun­ta a la que he­mos ve­ni­do”, di­jo Gil­ber­to Guillén, uno de los re­si­den­tes de la zo­na se­ña­la­da, y que pi­dió a las au­to­ri­da­des “No nos si­gan min­tien­do”.

El reclamo se ge­ne­ra­li­za­do en la sa­la cuan­do Vi­llal­ba di­jo po­der com­pro­bar la asis­ten­cia de los ve­ci­nos del Ba­rrio Du­ran­gui­to a juntas pre­vias, pe­ro Gui­llen pi­dió a los pre­sen­tes que le­van­ta­ran la mano quie­nes ha­bían acu­di­do, y nin­guno de los pre­sen­tes la le­van­tó.

La abo­ga­da Syl­via Bo­run­da Firth di­jo que los tra­ba­jos pre­vios pa­ra con­si­de­rar otras ubi­ca­cio­nes de la Are­na se han rea­li­za­do de for­ma pre­via, pe­ro que to­do ese tra­ba­jo los lle­vo a con­si­de­rar el sec­tor men­cio­na­do co­mo la op­ción más via­ble.

Es­te mar­tes los ve­ci­nos del Ba­rrio Du­ran­gui­to se pre­sen­ta­ran en el edi­fi­cio de go­bierno de la ciu­dad de El Paso, don­de los miem­bros del Ca­bil­do abor­da­ran de nuevo el te­ma, y con la po­si­bi­li­dad de re­con­si­de­rar una nue­va ubi­ca­ción del pro­yec­to.

Tras­cen­dió en la agen­da de la se­sión de es­te mar­tes la mo­ción que el re­pre­sen­tan­te Mi­chiel Noe, del Dis­tri­to 5, pa­ra que se con­si­de­re in­clu­so otro sec­tor de la ciu­dad, no ex­clu­si­va­men­te el cen­tro pa­ra cons­truir la nue­va are­na de even­tos.

Son cartas de in­for­ma­ción, no des­alo­jo

Vi­llal­va co­men­tó que las cartas que los ve­ci­nos han estado re­ci­bien­do en los úl­ti­mos días, son de in­for­ma­ción no de des­alo­jo co­mo se cree.

“Mu­cha gen­te di­ce que les es­tán lle­gan­do cartas de des­alo­jo cuan­do en reali­dad son cartas con in­for­ma­ción so­bre el pro­ce­so a se­guir”, di­jo Vi­lla­va.

Por su par­te el Tommy Gon­zá­lez el ad­mi­nis­tra­dor de la ciu­dad, di­jo que las per­so­nas afec­ta­das con es­te pro­yec­to no tie­nen na­da de que preo­cu­par­se, ya que la ciu­dad no los de­ja­rá de­sam­pa­ra­dos.

“Va­mos a tra­tar a to­das las per­so­nas con res­pec­to y dig­ni­dad por­que es­to es lo me­jor pa­ra to­dos. Sa­be­mos que el cam­bio no se­rá fá­cil pe­ro les va­mos a ayu­dar en el pro­ce­so”, con­clu­yó Gon­zá­lez.

El Cen­tro Mul­ti­usos pa­ra Cul­tu­ra y las Ar­tes me­jor co­no­ci­do co­mo la Are­na, se­rá cons­trui­do con fon­dos lo­ca­les por me­dio de los bo­nos de ca­li­dad apro­ba­dos en 2012.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.