For­ma­li­zan sus la­zos fa­mi­lia­res

7 mil me­no­res se en­cuen­tran en Te­xas ba­jo cus­to­dia tem­po­ral

El Diario de El Paso - - PORTADA - Die­go Mur­cia/El Dia­rio de El Pa­so

Los her­ma­nos An­dré y Noah se con­vir­tie­ron ayer, de for­ma ofi­cial, en miem­bros de la fa­mi­lia Acos­ta. Por dos años, Dia­na, su ma­dre adop­ti­va, los tu­vo ba­jo cui­da­do, y al fi­nal de ese tiem­po, ma­dre e hi­jos, de­ci­die­ron for­ma­li­zar su unión an­te una juez.

Es­ta emo­ti­va reunión se re­pi­tió con ocho fa­mi­lias pa­se­ñas an­tes que ellos, pa­ra abrir los bra­zos a 12 nue­vos in­te­gran­tes de su círculo pa­ren­tal, con ni­ños en eda­des des­de 1 año has­ta los 17.

De acuer­do con la juez a car­go de es­tas adop­cio­nes, Yaha­ra Li­sa Gu­tié­rrez, la de es­te sá­ba­do fue la sép­ti­ma edi­ción de la ce­le­bra­ción del Día Na­cio­nal de la Adop­ción de la Cor­te de Dis­tri­to 65.

La cam­pa­ña bus­ca en­con­trar ho­ga­res pa­ra ni­ños y ado­les­cen­tes que han su­fri­do abu­so y aban­dono, al­gu­nos de es­tos me­no­res re­quie­ren de aten­ción mé­di­ca, fí­si­ca o emo­cio­nal es­pe­cia­li­za­da.

Te­xas tie­ne a ca­si 7 mil ni­ños ba­jo cus­to­dia tem­po­ral ele­gi­bles pa­ra ser adop­ta­dos. De acuer­do con el por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Ser­vi­cios Fa­mi­lia­res y de Pro­tec­ción de Te­xas en El Pa­so, du­ran­te los úl­ti­mos 10 años el pro­me­dio de ni­ños es­pe­ran­do una adop­ción en el estado au­men­tó en un 31 por cien­to. Sin em­bar­go dis­mi­nu­yó en ca­si 2 por cien­to du­ran­te el úl­ti­mo año.

El nú­me­ro de me­no­res que han si­do adop­ta­dos du­ran­te es­te año au­men­tó en un tres por cien­to lle­gan­do a un to­tal de 5,672 adop­cio­nes.

“Son mu­chos ni­ños los que ne­ce­si­tan ca­sa, cui­da­do y amor, no es su cul­pa que ha­yan ter­mi­na­do en el sistema de cui­da­do tem­po­ral. Ellos ne­ce­si­tan un pa­dre, una ma­dre que los críen bien, que los en­ca­mi­nen por la vi­da has­ta que cum­plan los 18 años”, ex­pli­có Syl­via Pit­cher, con­se­je­ra del De­par­ta­men­to de Ser­vi­cios de Pro­tec­ción Fa­mi­liar de Te­xas.

Los ni­ños que ter­mi­nan ba­jo la cus­to­dia del Estado tí­pi­ca­men­te han su­fri­do aban­dono, mal­tra­to o sus pa­dres no han mos­tra­do la res­pon­sa­bi­li­dad eco­nó­mi­ca o aními­ca pa­ra criar­los.

Es­tos ni­ños son co­lo­ca­dos ba­jo la tu­te­la de pa­re­jas o in­di­vi­duos que com­prue­ban sol­ven­cia mo­ral y eco­nó­mi­ca. Sin em­bar­go, la tran­si­ción sue­le ser di­fí­cil pa­ra los me­no­res, al­gu­nos de ellos con sen­ti­mien­tos le­sio­na­dos, y en oca­sio­nes el ni­ño va de un ho­gar a otro.

Es por eso que el Estado pre­fie­re que al­guien se com­pro­me­ta a ha­cer­se car­go del me­nor a lar­go pla­zo, pre­fe­ren­te­men­te al­guien am­plia­men­te ca­pa­ci­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.