TRAS SU MUER­TE, LA IN­CER­TI­DUM­BRE REI­NA

El Diario de El Paso - - PORTADA - Ni­co­le Co­bler/The Te­xas Tri­bu­ne

Mi­li­ta­res mar­can el pa­so de una su­ce­sión sin un he­re­de­ro cla­ro; unos llo­ran y otros ce­le­bran de­ce­so del lí­der

Aus­tin– Ja­mes Shaf­fer so­lía sen­tir­se cul­pa­ble por ir vien­do el te­lé­fono cuan­do ma­ne­ja­ba. Aho­ra pien­sa en ello, me­ses des­pués de que una con­duc­to­ra dis­traí­da pren­dió su ce­lu­lar y fue a dar con­tra el trá­fi­co que ve­nía en sen­ti­do con­tra­rio, ma­tan­do a su es­po­sa y a su hi­ja de 12 años.

“Uno se con­cien­ti­za más cuan­do le to­ca”, di­jo Shaf­fer.

Aho­ra, no pue­de evi­tar no­tar a do­ce­nas de au­to­mo­vi­lis­tas dis­traí­dos por las ca­lles. Des­de el ac­ci­den­te re­gis­tra­do en abril, Shaf­fer ha de­di­ca­do to­da su ener­gía a ha­cer a los fun­cio­na­rios pú­bli­cos un lla­ma­do a pro­mul­gar le­yes que prohí­ban en­viar men­sa­jes de tex­tos al ma­ne­jar. Pe­ro tie­ne la es­pe­ran­za de que los le­gis­la­do­res que vuel­ven en enero al Ca­pi­to­lio por fin aprue­ben prohi­bir a ni­vel es­ta­tal tex­tear ma­ne­jan­do.

“Creo que el es­ta­do de Te­xas ne­ce­si­ta es­tu­diar se­ria­men­te es­to… y adop­tar una pos­tu­ra es­tric­ta al res­pec­to”, di­jo Shaf­fer. “No va a des­apa­re­cer. Es­tá em­peo­ran­do”.

Los con­duc­to­res tie­nen co­no­ci­mien­to so­bre los ries­gos, y en más de 95 con­da­dos te­xa­nos exis­ten es­ta­tu­tos que prohí­ben en­viar men­sa­jes de texto al ma­ne­jar. Pe­ro Te­xas si­gue sien­do una de las cua­tro en­ti­da­des del país don­de no hay prohi­bi­ción es­ta­tal pa­ra di­cha prác­ti­ca.

La se­na­do­ra de­mó­cra­ta por La­re­do Ju­dith Zaf­fi­ri­ni es­pe­ra mo­di­fi­car lo an­te­rior con la Pro­pues­ta 31 del Se­na­do, la cual vol­ve­ría ile­gal tex­tear a me­nos que el vehícu­lo se en­cuen­tre de­te­ni­do. Los le­gis­la­do­res han re­cha­za­do en cua­tro se­sio­nes con­se­cu­ti­vas los in­ten­tos de Zaf­fi­ri­ni, pe­ro ella es­pe­ra que aho­ra que los le­gis­la­do­res se di­ri­jan en enero de nue­vo a Aus­tin la quin­ta sea la bue­na.

“To­do lo que po­de­mos ha­cer es in­ten­tar”, di­jo. “Es­to es muy im­por­tan­te por­que ca­da vez son más los te­xa­nos que to­man con­cien­cia so­bre el pe­li­gro que re­pre­sen­ta en­viar men­sa­jes de texto al ir ma­ne­jan­do”.

La ini­cia­ti­va de Zaf­fi­ri­ni es si­mi­lar a los es­fuer­zos del re­pre­sen­tan­te Tom Crad­dick, el ex­vo­ce­ro re­pu­bli­cano del Con­gre­so oriun­do de Mid­land, quien du­ran­te las tres úl­ti­mas se­sio­nes pro­pu­so le­yes con­tra tex­tear. La se­ma­na pa­sa­da Crad­dick hi­zo su cuar­to in­ten­to du­ran­te la pri­me­ra jor­na­da pa­ra pre­sen­tar ini­cia­ti­vas. Nue­va­men­te, Zaf­fi­ri­ni y Crad­dick bau­ti­za­ron sus pro­yec­tos de ley en ho­nor a Alex Brown, un es­tu­dian­te pre­pa­ra­to­riano del oes­te de Te­xas que en el 2009 per­dió la vi­da du­ran­te un ac­ci­den­te vial cuan­do men­sa­jea­ba y con­du­cía.

Sin em­bar­go, la lu­cha se­rá cues­ta arri­ba. En el 2015 y el 2013 el Con­gre­so apro­bó la pro­pues­ta, que lue­go el Se­na­do de­tu­vo. En el 2015 a Zaf­fi­ri­ni só­lo le fal­tó un se­na­dor pa­ra que la Cá­ma­ra Al­ta die­ra el sí a la ini­cia­ti­va. En el 2011 las dos cá­ma­ras la apro­ba­ron, pe­ro el en­ton­ces go­ber­na­dor Rick Perry la ve­tó.

Sin em­bar­go di­cho ve­to fue po­co co­mún, con­si­de­ró Crad­dick, de­bi­do a que Perry se en­con­tra­ba in­mer­so en su bús­que­da de la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial. Perry ca­li­fi­có la ini­cia­ti­va con­tra tex­tear “un es­fuer­zo gu­ber­na­men­tal por con­tro­lar has­ta el úl­ti­mo de­ta­lle de la con­duc­ta de los adul­tos”.

Crad­dick con­fía en que el go­ber­na­dor Greg Ab­bott no ve­te la pro­pues­ta si la mis­ma avan­za du­ran­te la 85ava Le­gis­la­tu­ra en las dos cá­ma­ras. El re­pre­sen­tan­te se­ña­ló ha­ber es­cu­cha­do los co­men­ta­rios po­si­ti­vos que Ab­bott y el vi­ce­go­ber­na­dor Dan Pa­trick hi­cie­ron en Mid­land.

“Ab­bott ha si­do muy po­si­ti­vo con quie­nes han ha­bla­do con él al res­pec­to. Creo que fir­ma­rá”, di­jo Crad­dick. “Pa­trick di­jo que pen­sa­ba que el Se­na­do tam­bién lo fir­ma­ría”.

Lo an­te­rior di­fe­ri­ría de los co­men­ta­rios pre­vios emi­ti­dos por Ab­bott, quien en el 2014 de­cla­ró opo­ner­se a la ini­cia­ti­va de ley y que ve­ta­ría cual­quier pro­pues­ta que lle­ga­ra a su es­cri­to­rio so­bre prohi­bir en­viar men­sa­jes de texto al ma­ne­jar. Cuan­do di­cho pro­yec­to avan­zó en el 2012 en el Con­gre­so, Ab­bott pro­me­tió “es­tu­diar­lo con la se­rie­dad que me­re­ce”.

Un vo­ce­ro de Ab­bott no di­jo si el Go­ber­na­dor pla­nea apro­bar la pro­pues­ta de po­ner­se a su con­si­de­ra­ción en el 2017, pe­ro se­ña­ló que el man­da­ta­rio es­ta­tal “ana­li­za­ría cual­quier ini­cia­ti­va que fue­ra apro­ba­da por la Le­gis­la­tu­ra con el pro­pó­si­to de me­jo­rar Te­xas”.

Pa­trick vo­tó con­tra el pro­yec­to de ley en el 2011, pe­ro a par­tir de en­ton­ces se ha acer­ca­do a apo­yar la prohi­bi­ción de tex­tear. La vi­ce­gu­ber­na­tu­ra no con­tes­tó las so­li­ci­tu­des de co­men­ta­rios.

Los crí­ti­cos de las pro­pues­tas con­tra los men­sa­jes de texto ar­gu­men­tan que pro­vo­ca­rían re­vi­sio­nes ba­sa­das en la apa­rien­cia ra­cial o que mi­na­rían las li­ber­ta­des ci­vi­les en Te­xas. Du­ran­te la se­sión pa­sa­da la se­na­do­ra re­pu­bli­ca­na por Co­lley­vi­lle Kon­ni Bur­ton en­ca­be­zó la opo­si­ción del Se­na­do, ale­gan­do que el pro­yec­to de ley “no brin­da­ba nin­gu­na pro­tec­ción adi­cio­nal a los te­xa­nos y con­tie­ne va­rios pro­ble­mas pa­ra su im­ple­men­ta­ción”.

Pro­ba­ble­men­te es­ta vez Crad­dick se to­pe con opo­si­ción si­mi­lar en el Se­na­do, pe­ro el re­pre­sen­tan­te ma­ni­fes­tó es­tar en desacuer­do con los se­ña­la­mien­tos de que la ini­cia­ti­va so­ca­ve los de­re­chos de los te­xa­nos.

“Sim­ple­men­te no creo que sea así”, di­jo. “En reali­dad ma­ne­jar en el es­ta­do de Te­xas no es un de­re­cho. No es al­go que no­so­tros les de­ba­mos. Se tie­ne que te­ner li­cen­cia, se­gu­ro y aca­tar las le­yes pa­ra que to­dos se sien­tan pro­te­gi­dos”.

AT&T, que ha res­pal­da­do fuer­te­men­te la ini­cia­ti­va de Crad­dick, dio a co­no­cer un es­tu­dio en el cual se des­cu­brió que los cua­tro es­ta­dos don­de no es­tá prohi­bi­do “tie­nen un ín­di­ce apro­xi­ma­da­men­te 17 por cien­to ma­yor de tex­tear al ma­ne­jar que los 46 es­ta­dos con prohi­bi­cio­nes es­ta­ta­les”.

El Ins­ti­tu­to de Trans­por­te de la Uni­ver­si­dad Te­xas A&M dio a co­no­cer es­tu­dios si­mi­la­res so­bre el im­pac­to es­ta­tal de en­viar men­sa­jes mien­tras se con­du­ce. Co­lle­ge Sta­tion, don­de se ubi­ca la ins­ti­tu­ción edu­ca­ti­va, emi­tió su pro­pio es­ta­tu­to prohi­bien­do el uso de dis­po­si­ti­vos inalám­bri­cos al ma­ne­jar.

En el 2015 Al­va Fer­di­nand, pro­fe­sor de la es­cue­la de salud pú­bli­ca en Te­xas A&M, di­ri­gió un es­tu­dio en el cual se en­con­tró una ba­ja del sie­te por cien­to en hos­pi­ta­li­za­cio­nes de­ri­va­das de ac­ci­den­te via­les en los es­ta­dos que han pro­mul­ga­do prohi­bi­cio­nes de tex­tear. En un es­tu­dio an­te­rior que Fer­di­nand reali­zó se de­ter­mi­nó que prohi­bir man­dar men­sa­jes de texto con­du­jo a tres por cien­to me­nos muer­tes de trá­fi­co en­tre to­das las eda­des.

Shaf­fer, quien co­no­ce de­ma­sia­do bien di­chas estadísticas a raíz del de­ce­so de su es­po­sa y su hi­ja, hi­zo a los le­gis­la­do­res un lla­ma­do a apro­bar el pro­yec­to de ley. In­clu­si­ve el gru­po de po­rris­tas al que per­te­ne­cía su hi­ja creó una pe­ti­ción, la cual cuen­ta con más de 33 mil 500 fir­mas y que se re­mi­ti­rá al se­na­do y con­gre­so es­ta­ta­les y a la Gu­ber­na­tu­ra.

“De­fi­ni­ti­va­men­te es­pe­ro que es­ta vez se aprue­be”, di­jo Shaf­fer. “Si no, se las ve­rán con­mi­go”.

la prác­ti­ca ha oca­sio­na­do ac­ci­den­tes gra­ves y va­rias muer­tes

con­si­de­ran que es una gran dis­trac­ción al con­du­cir

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.