Les ofre­cen te­cho y reha­bi­li­ta­ción

El Diario de El Paso - - EL PASO - Luis Her­nán­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Acer­cán­do­se las fe­chas de ba­jas tem­pe­ra­tu­ras en la re­gión pa­se­ña, cen­tros de re­fu­gio co­mo la Mi­sión de Res­ca­te tra­tan de ser más que un al­ber­gue tem­po­ral, es­me­rán­do­se pa­ra ope­rar más co­mo un cen­tro de reha­bi­li­ta­ción pa­ra una co­mu­ni­dad desahu­cia­da por mu­chos.

Si­tua­dos den­tro de sus nue­vas ins­ta­la­cio­nes en 221 N. Lee Street, el nue­vo al­ber­gue con­tras­ta con la fa­cha­da del res­to de la zo­na in­dus­trial.

“Al me­nos de que al­guien ha pa­sa­do un tiem­po den­tro de al­gún al­ber­gue, uno real­men­te no pue­de co­no­cer a las per­so­nas que lo ha­bi­tan y cua­les son sus ne­ce­si­da­des”, di­jo Bla­ke Ba­rrow, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Mi­sión de Res­ca­te y es­cri­tor del li­bro ‘His­to­rias del Re­fu­gio: El mi­nis­te­rio de un abo­ga­do con los hi­jos de Dios sin ho­gar’.

Ba­rrow ex­pli­có que ca­da ca­so es di­fe­ren­te pa­ra la co­mu­ni­dad que de­pen­de de una ayu­da y re­fu­gio. Den­tro de su li­bro lle­vó una cró­ni­ca de 60 his­to­rias par­ti­cu­la­res de re­si­den­tes que pa­sa­ron por la mi­sión, la cual lle­va 60 años de ope­ra­ción en di­fe­ren­tes lo­ca­les.

“Ca­da uno es di­fe­ren­te y te­nían di­fe­ren­tes ne­ce­si­da­des, pe­ro al con­tra­rio de lo que nor­mal­men­te pien­sa la gen­te, so­lo un ter­cio de la co­mu­ni­dad sin ho­gar en El Pa­so ca­re­cen de una re­si­den­cia de­bi­do al abu­so de su dro­gas o una adic­ción al al­cohol, la ma­yo­ría de los ca­sos gi­ran en­torno de un pro­ble­ma psi­quiá­tri­co”, afir­mó.

Ci­tan­do que mu­chos de los in­di­vi­duos a los que ha te­ni­do la opor­tu­ni­dad de ayu­dar, han pa­sa­do por si­tua­cio­nes ho­rren­das o abu­sos que los lle­va­ron a des­alo­jar la vi­vien­da en don­de se en­con­tra­ban y tra­tar su suer­te en otro lu­gar.

Ba­jo la fi­lo­so­fía de que el tra­ba­jo du­ro pue­de al­zar a cual­quie­ra de una si­tua­ción com­pli­ca­da, la di­rec­ti­va de la Mi­sión de Res­ca­te de El Pa­so bus­ca pro­por­cio­nar­le a la co­mu­ni­dad desahu­cia­da las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra po­der so­bre­sa­lir.

Com­ba­ten la dro­ga­dic­ción

Pa­ra aque­llos al­ber­ga­dos que cuen­ten con al­gu­na de­pen­den­cia da­ñi­na con sus­tan­cias, la mi­sión cuen­ta con un pro­gra­ma de 13 se­ma­nas pa­ra com­ba­tir adi­cio­nes. “Nues­tro nú­me­ros son al­go es­pec­ta­cu­la­res, re­ci­bi­mos a gen­te que pa­de­cen de adic­ción cró­ni­ca, al­re­de­dor de 45 al año y co­mo 30 a 35 de ellos ter­mi­nan el pro­gra­ma de ma­ne­ra exi­to­sa”.

Pre­via­men­te la mi­sión se en­con­tra­ba en 1949 W. Pai­sano, don­de ope­ra­ron por ca­si 30 años. De­bi­do a los pro­yec­tos de cons­truc­ción vial del De­par­ta­men­to de Trans­por­te de Te­xas, se vie­ron con la ne­ce­si­dad de re­ubi­car­se a sus nue­vas ins­ta­la­cio­nes.

Ori­gi­nal­men­te el tras­la­do se lle­va­ría aca­bo den­tro de una zo­na re­si­den­cial en la área cen­tral de El Pa­so, den­tro de la ave­ni­da 600 de la ca­lle Wyo­ming. Pe­ro és­ta noticia no fue bien­ve­ni­da por la ma­yo­ría de los re­si­den­tes que vi­ven en la re­gión, ya que se opo­nían a la pro­xi­mi­dad del cen­tro en re­la­ción con la es­cue­la San Cle­men­te.

Por su par­te los re­si­den­tes te­mían que la área se­ria aba­ti­da por la pre­sen­cia de gen­te que no cuen­ta con un ho­gar fi­jo y que es­to re­sul­ta­ría en pro­ble­mas de se­gu­ri­dad y sa­lu­bri­dad.

“Fun­cio­na­rios de la ciu­dad, prin­ci­pal­men­te la re­pre­sen­tan­te Cort­ney Ni­land, del Dis­tri­to 8, or­ga­ni­za­ron un in­ter­cam­bio de te­rreno con la ciu­dad, en don­de el De­par­ta­men­to de Aguas de la ciu­dad ce­dió el te­rreno ya que se en­con­tra­ban en el pro­ce­so de mu­dar­se a nue­vas ins­ta­la­cio­nes en el Es­te de la ciu­dad”, de­ta­lló.

Ba­rrow pla­ti­có que la nue­va su­cur­sal es mu­cho me­jor que la op­ción de la Wyo­ming, ya que se en­cuen­tra a tres cuar­tos de mi­lla de la zo­na cen­tro y no es­tán blo­quea­dos por las vías del tren co­mo en el vie­jo si­tio.

“De he­cho con­ta­mos con una pa­ra­da de au­to­bu­ses que ayu­dan con la ac­ce­si­bi­li­dad pa­ra que la co­mu­ni­dad sin ho­gar pue­da acu­dir a la mi­sión”, co­men­tó.

Más es­pa­cio dis­po­ni­ble

Den­tro de las nue­vas ins­ta­la­cio­nes de 2.1 acres cuen­tan con 190 ca­mas, así co­mo un edi­fi­cio in­de­pen­dien­te pa­ra la co­ci­na y co­me­dor, el cual fue ori­gi­nal­men­te cons­trui­do en 1912.

An­te­rior­men­te la mi­sión con­ta­ba con 46 ca­mas pa­ra los hom­bres den­tro del vie­jo al­ber­gue, aho­ra cuen­tan con 66. De ma­ne­ra si­mi­lar, la sec­ción pa­ra fa­mi­lias ex­pan­dió de 12 ca­mas a te­ner 32 y por el mo­men­to aun cuen­tan con al­gu­nas ca­mas aun dis­po­ni­bles.

Mien­tras que la área de­sig­na­da pa­ra mu­je­res sol­te­ras es la sec­ción que cuen­ta con el ma­yor es­pa­cio dis­po­ni­ble, pa­san­do de te­ner 14 ca­mas a 32.

Adi­cio­nal­men­te du­pli­ca­ron la can­ti­dad de ca­mas de uso mé­di­co pa­ra aque­llos que re­quie­ran asis­ten­cia du­ran­te su es­ta­día o ha­yan si­do trans­fe­ri­dos de cui­da­do hos­pi­ta­la­rio, pa­san­do de so­lo te­ner ocho ca­mas a te­ner 16. Con­tan­do con la asis­ten­cia de una en­fer­me­ra del Cen­tro Mé­di­co Uni­ver­si­ta­rio de tiem­po com­ple­to, tra­ba­jan­do los sie­te días de la se­ma­na.

En­se­ñan­do a ali­men­tar al pró­ji­mo

Ade­más de ser di­rec­tor y es­cri­tor, Ba­rrow tam­bién es un chef ex­pe­ri­men­ta­do de bar­ba­coa es­ti­lo nor­te­ame­ri­cano, ra­zón por la cual muy pron­to da­rá ini­cio a su pro­yec­to de res­tau­ran­te co­no­ci­do co­mo “Ha­lle­lu­jah BBQ”, el cual le pro­por­cio­na­rá en­tre­na­mien­to la­bo­ral a re­si­den­tes de la mi­sión que así lo deseen.

Por el mo­men­to Ha­lle­lu­jah BBQ so­lo rea­li­za pe­di­dos de ca­te­ri­ng, pe­ro muy pron­to con­ta­rá con un res­tau­ran­te den­tro de la co­ci­na del al­ber­gue, de es­ta ma­ne­ra to­da la co­mu­ni­dad po­drá de­gus­tar de la sa­zón tra­di­cio­nal del BBQ de Te­xas y a la mis­mas vez ayu­dar a sol­ven­tar los cos­tos de ope­ra­ción del re­fu­gio. Ya que to­das las ga­nan­cias del res­tau­ran­te se­rán rein­ver­ti­das

Pa­ra más in­for­ma­ción so­bre la mi­sión pue­de lla­mar al (915) 5322575 o me­dian­te su pa­gi­na www. rmelp.org.

El lo­cal es­tá ac­tual­men­te ubi­ca­do en el 221 N. Lee Street

Ha opE­ra­do du­ran­te seis dé­ca­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.