Mues­tra so­li­da­ri­dad ha­cia mez­qui­ta

Se apos­ta te­xano fren­te a cen­tro mu­sul­mán en Irving con un car­tel de apo­yo

El Diario de El Paso - - ESPECIAL - The Was­hing­ton Post

Was­hing­ton— Mien­tras al­gu­nos mu­sul­ma­nes –y sus mezquitas– han si­do ob­je­to de ra­cis­mo, in­to­le­ran­cia y ren­cor, en Te­xas un hom­bre se ha apos­ta­do en el ex­te­rior de un cen­tro is­lá­mi­co cer­cano a Da­llas, di­fun­dien­do un men­sa­je po­si­ti­vo y po­ten­te.

No es­tá cla­ro de quién se tra­ta, ni qué des­per­tó su com­pa­sión, pe­ro en las re­des so­cia­les se ve una fo­to su­ya. En ella se mues­tra al hom­bre, de bar­ba blan­ca y con som­bre­ro va­que­ro, sos­te­nien­do una pan­car­ta en el ex­te­rior del Cen­tro Is­lá­mi­co de Irving:

‘Tie­nen de­re­cho a es­tar aquí. Man­tén­ga­se fuer­tes’, se lee en el le­tre­ro. ‘Ben­di­cio­nes. So­mos un so­lo Es­ta­dos Uni­dos’.

El lu­nes, un re­pre­sen­tan­te del Cen­tro Is­lá­mi­co de Irving se­ña­ló que el hom­bre ha­bía es­ta­do en el ex­te­rior de la mez­qui­ta du­ran­te los úl­ti­mos días, apo­yan­do a la co­mu­ni­dad mu­sul­ma­na en un mo­men­to de te­mor por lo que la Pre­si­den­cia de Do­nald Trump lle­gue a sig­ni­fi­car pa­ra los adep­tos a la re­li­gión.

En el trans­cur­so de la cam­pa­ña, Trump pro­pu­so una prohi­bi­ción ‘to­tal y com­ple­ta’ del in­gre­so de mu­sul­ma­nes a Es­ta­dos Uni­dos; pos­te­rior­men­te se re­trac­tó, ha­cien­do un lla­ma­do a sus­pen­der la in­mi­gra­ción de paí­ses ‘con ries­gos de te­rro­ris­mo’. Pe­ro des­de que Trump re­sul­tó elec­to, el Con­se­jo so­bre Re­la­cio­nes Es­ta­dou­ni­den­ses-Mu­sul­ma­nas, o CAIR por sus si­glas en in­glés, re­por­tó que al­re­de­dor del país se han re­gis­tra­do cer­ca de 100 in­ci­den­tes con­tra los mu­sul­ma­nes.

Ha­ce po­co, nu­me­ro­sas mezquitas en Ca­li­for­nia y una en Geor­gia fue­ron ra­ya­das con le­tras en las cua­les se ame­na­za­ba que Trump ha­ría a los mu­sul­ma­nes lo que Adol­fo Hitler ‘hi­zo a los ju­díos’, se­gún el CAIR.

Irving y su Cen­tro Is­lá­mi­co han te­ni­do di­fi­cul­ta­des con sus pro­pios in­ci­den­tes an­ti­mu­sul­ma­nes.

La ciu­dad de 232 mil ha­bi­tan­tes, lo­ca­li­za­da a unas 15 mi­llas de Da­llas, po­see una re­du­ci­da pe­ro cre­cien­te po­bla­ción con­for­ma­da por mi­les de mu­sul­ma­nes.

Co­mo re­por­tó en el 2015 The Was­hing­ton Post, la al­cal­de­sa de Irving, Beth Van Duy­ne, cri­ti­có a un pa­nel me­dia­dor mu­sul­mán que se ru­mo­ra­ba se­ría es­ta­ble­ci­do en una mez­qui­ta de Irving a efec­to de re­sol­ver las dispu­tas ci­vi­les a tra­vés de la ley is­lá­mi­ca –preo­cu­pan­do a opo­si­to­res el he­cho de que lo an­te­rior die­ra pie a prác­ti­cas y cas­ti­gos vis­tos en cier­tos paí­ses mu­sul­ma­nes, así co­mo que cho­ca­ra con los de­re­chos cons­ti­tu­cio­na­les de Es­ta­dos Uni­dos. Van Duy­ne em­pe­zó a re­fe­rir­se al tri­bu­nal co­mo ‘Cor­te’ y ad­vir­tió que las le­yes ex­tran­je­ras no pue­den apli­car­se si ‘vio­lan po­lí­ti­cas pú­bli­cas, es­ta­tu­tos o le­yes fe­de­ra­les’.

La mez­qui­ta de Irving ne­gó ‘ca­te­gó­ri­ca­men­te’ or­ga­ni­zar una Cor­te, ma­ni­fes­tan­do que su imán fun­gía co­mo juez de ar­bi­tra­je en un tri­bu­nal si­tua­do en la zo­na metropolitana Da­llas-Fort Worth.

Lue­go vino de lo Ah­med Moha­med. El ado­les­cen­te, cu­ya fa­mi­lia asis­tía a la mez­qui­ta de Irving, fue arres­ta­do por lle­var a la es­cue­la un re­loj he­cho en ca­sa –des­per­tan­do in­dig­na­ción a ni­vel na­cio­nal.

La mez­qui­ta es tam­bién el lu­gar don­de el año pa­sa­do se con­gre­ga­ron ma­ni­fes­tan­tes ar­ma­dos con ar­mas lar­gas y pan­car­tas en las que pro­po­nían ‘De­te­ner la is­la­mi­za­ción de Es­ta­dos Uni­dos’, in­for­mó en ese en­ton­ces Avi Selk del Da­llas Mor­ning News. Las pro­tes­tas con­tra los mu­sul­ma­nes se die­ron des­pués de los ata­ques te­rro­ris­tas en Pa­rís per­pe­tra­dos por el Es­ta­do Is­lá­mi­co en no­viem­bre del 2015 que de­ja­ron un sal­do mí­ni­mo de 130 muer­tos y cien­tos de he­ri­dos.

El or­ga­ni­za­dor de la ma­ni­fes­ta­ción, Da­vid Wright, pu­bli­có asi­mis­mo los nom­bres y do­mi­ci­lios de ‘to­dos los mu­sul­ma­nes y sim­pa­ti­zan­tes de mu­sul­ma­nes que es­tán a fa­vor de… tri­bu­na­les de la ley is­lá­mi­ca en Irving’, de acuer­do con el pe­rió­di­co.

Du­ran­te el fin de se­ma­na se subió a Red­dit y Twit­ter la fo­to­gra­fía don­de se mues­tra en el ex­te­rior de la mez­qui­ta al par­ti­da­rio de los mu­sul­ma­nes, di­fun­dién­do­se des­de en­ton­ces am­plia­men­te a tra­vés de las re­des so­cia­les. Si bien la res­pues­ta se vol­vió po­lí­ti­ca en su ma­yor par­te, va­rios co­men­ta­ris­tas se­ña­la­ron que la ima­gen les da­ba es­pe­ran­zas.

‘Esa fo­to me hi­zo llo­rar. La es­pe­ran­za, la in­clu­sión, la co­mu­ni­dad tie­nen mu­cho po­der’, es­cri­bió uno de ellos vía Twit­ter.

Uno aña­dió: ‘Me hi­zo sen­tir es­pe­ran­za, lo cual úl­ti­ma­men­te no ha si­do fá­cil de con­se­guir’.

‘Lo que yo ne­ce­si­ta­ba. Una ve­la en la os­cu­ri­dad’, es­cri­bió otra per­so­na. ‘Dios los ben­di­ga’.

‘Tie­nen de­re­cho a es­tar aquí. Man­tén­gan­se fuer­tes. Ben­di­cio­nes’, es par­te del men­sa­je

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.