Dic­tan 16 años de cár­cel a ho­mi­ci­da de ni­ña de 4 años

Lo de­cla­ran cul­pa­ble de ase­si­na­to en al­ter­ca­do vial

El Diario de El Paso - - TEXAS y NM - As­so­cia­ted Press Al­bu­quer­que, N. M.—

Ayer fue sen­ten­cia­do a 16 años de cár­cel por ho­mi­ci­dio el sos­pe­cho­so acu­sa­do por el dis­pa­ro que oca­sio­nó la muerte de una me­nor de cua­tro años du­ran­te lo que se­gún la po­li­cía fue un al­ter­ca­do en­tre au­to­mo­vi­lis­tas. La sen­ten­cia se dic­tó en una sa­la re­ple­ta con los llo­ro­sos pa­rien­tes de la jo­ven víc­ti­ma.

Tony To­rrez, de 33 años, se dis­cul­pó an­te la fa­mi­lia de la ni­ña du­ran­te la au­dien­cia en que ad­mi­tió ha­ber evi­den­cia pa­ra de­cla­rar­lo cul­pa­ble al día si­guien­te de acep­tar con los fis­ca­les un tra­to que es­ti­pu­la­ba que se le re­ti­ra­rían dos car­gos de agre­sión y uno por ho­mi­ci­dio en pri­mer gra­do a cam­bio de que res­pon­die­ra a un car­go de ho­mi­ci­dio en se­gun­do gra­do.

El ho­mi­ci­dio en pri­mer gra­do se cas­ti­ga con ca­de­na per­pe­tua. Con su res­pues­ta, co­no­ci­da co­mo ti­po Al­ford, To­rrez no acep­ta su cul­pa­bi­li­dad pe­ro re­co­no­ce po­der ser con­de­na­do.

‘La­men­to ha­ber aca­ba­do con la vi­da de Lilly’, di­jo To­rrez. ‘Yo no te­nía in­ten­cio­nes de las­ti­mar a na­die ese día. Pi­do per­dón des­de el fon­do de mi co­ra­zón…’.

Ca­mino a ca­sa des­pués de sa­lir de la es­cue­la, Lilly Gar­cía, quien era alum­na de kín­der, y su her­mano ma­yor se en­con­tra­ban en el asien­to pos­te­rior de la pick up de su pa­dre, Alan Gar­cía, cuan­do se­gún la Po­li­cía subió de tono una dis­cu­sión en­tre Gar­cía y To­rrez por un cam­bio de ca­rril en la ca­rre­te­ra In­te­res­ta­tal 40. Lilly fue al­can­za­da por una ba­la en la par­te de atrás de la ca­be­za y fa­lle­ció en el Hos­pi­tal de la Uni­ver­si­dad de Nuevo México.

Un fis­cal se­ña­ló que du­ran­te el pro­ce­so an­te el ju­ra­do ha­bría ex­per­tos ates­ti­guan­do que Lilly que­dó in­cons­cien­te de in­me­dia­to con el dis­pa­ro y no sin­tió do­lor al­guno.

To­rrez di­jo a los agen­tes mi­nis­te­ria­les que Gar­cía lo sa­có de la ca­rre­te­ra y que te­mió por su vi­da y por ello dis­pa­ró ha­cia la ca­mio­ne­ta fa­mi­liar con la in­ten­ción de ha­cer una ad­ver­ten­cia. In­di­có asi­mis­mo que cuan­do abrió fuego no sa­bía que ha­bía ni­ños en el asien­to tra­se­ro –de­fen­sa que la ma­dre de la víc­ti­ma, Ve­ró­ni­ca Gar­cía, re­cha­zó en al ac­to du­ran­te los co­men­ta­rios que hi­zo al juez.

En­tre lá­gri­mas, Ve­ró­ni­ca Gar­cía re­cor­dó en el tri­bu­nal la for­ma en que se apre­su­ró por lle­gar al hos­pi­tal el día del ase­si­na­to, des­cri­bien­do el efec­to que el dis­pa­ro ha­bía te­ni­do en su fa­mi­lia.

Ella y su es­po­so lle­va­ron a la Cor­te fo­to­gra­fías de su hi­ja, apo­yan­do en una ban­ca una ima­gen gran­de de la víc­ti­ma son­rien­do y vis­tien­do una ca­mi­se­ta ro­sa y bo­tas va­que­ras que ha­cían jue­go.

‘Lilly era una her­mo­sa y chis­to­sa ni­ñi­ta que te­nía chis­pa y que sé que de ha­ber te­ni­do la opor­tu­ni­dad hu­bie­ra lle­ga­do a ser al­guien’, di­jo Ve­ró­ni­ca.

La mu­jer des­cri­bió asi­mis­mo su ira por lo que con­si­de­ra fa­llas en la justicia es­ta­tal, di­cien­do ha­ber per­ma­ne­ci­do in­dig­na­da por el he­cho de que To­rrez no hu­bie­ra ren­di­do an­tes cuen­tas en los juz­ga­dos.

To­rrez tie­ne an­te­ce­den­tes de arres­tos, pe­ro no ha­bía si­do de­cla­ra­do cul­pa­ble de de­li­tos ma­yo­res, de acuer­do con do­cu­men­tos pro­ce­sa­les dis­po­ni­bles por In­ter­net. Ha­bía si­do arres­ta­do por vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar y car­gos de agre­sión agra­va­da pe­ro evi­tó ac­cio­nes pe­na­les en di­cho ca­so y en va­rios más.

Tony To­rrez

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.