Ur­gen res­tau­rar al Sa­gra­do Co­ra­zón

El Diario de El Paso - - PORTADA - Luis Hernández/El Dia­rio de El Pa­so

A sus 123 años de exis­ten­cia, la pa­rro­quia je­sui­ta del Sa­gra­do Co­ra­zón con­ti­núa sien­do un ícono del Se­gun­do Ba­rrio. Pe­ro to­do por ser­vir se des­gas­ta, y hoy la igle­sia re­quie­re de la ayu­da de su pue­blo.

Me­dian­te la reac­ti­va­ción de la co­lec­ta ‘Ami­gos del Sa­gra­do Co­ra­zón’, miem­bros del cle­ro bus­can ge­ne­rar re­cur­sos fi­nan­cie­ros que ayu­da­rían a sus­ten­tar los gas­tos de ma­nu­ten­ción y re­mo­de­la­ción de la fa­cha­da e in­te­rio­res de la igle­sia.

“Es­te pro­gra­ma lo he­mos uti­li­za­do an­tes pa­ra ge­ne­rar los fon­dos pa­ra cons­truir y re­mo­de­lar sec­cio­nes de la igle­sia. Nues­tro pro­yec­to es­pe­cial de aho­ra es el man­te­ni­mien­to de es­te edi­fi­cio”, di­jo el pa­dre Ro­nald “Ron” Gon­zá­lez, pá­rro­co del Sa­gra­do Co­ra­zón.

El pa­dre Ron en­fa­ti­zó la ne­ce­si­dad de re­pa­rar la in­fraes­truc­tu­ra de múl­ti­ples sec­cio­nes de la igle­sia, in­clu­so las nu­me­ro­sas frac­tu­ras en los la­dri­llos del edi­fi­cio.

Tam­bién ur­ge la re­pa­ra­ción del cam­pa­na­rio que no pue­de ser ac­cio­na­do por mie­do de que se de­rrum­be, las cru­ces que pa­re­cen es­tar a pun­to de des­mo­ro­nar­se y es­ta­tuas sos­te­ni­das ape­nas con alam­bra­do.

Al ca­mi­nar por los in­te­rio­res de la igle­sia, el de­te­rio­ro es ob­vio. Su­bien­do a las sec­cio­nes me­nos fre­cuen­ta­das, se ven frac­tu­ras que re­quie­ren de re­pa­ra­cio­nes in­me­dia­tas.

En el te­ja­do se pue­de no­tar es­cul­tu­ras de dé­ca­das de an­ti­güe­dad que es­tán en su ul­ti­mo alien­to, mar­cos de ma­de­ra po­dri­da, ven­ta­nas que no pro­te­gen del cli­ma. “Es­ta igle­sia, sien­do el co­ra­zón del ba­rrio re­quie­re de fon­dos pa­ra rea­li­zar es­tar re­pa­ra­cio­nes”, ex­pre­só el pa­dre Ron.

El Cen­tro se mo­der­ni­za, la igle­sia no

En es­tos tiem­pos de re­no­va­cio­nes, re­vi­ta­li­za­cio­nes y cons­truc­cio­nes, la igle­sia del Sa­gra­do Co­ra­zón se en­cuen­tra en la bús­que­da de un be­ne­fac­tor o mi­les de be­ne­fac­to­res que los ayu­den a pre­ser­var el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral del Se­gun­do Ba­rrio.

“Mien­tras que con­ti­núe sien­do pá­rro­co, ya voy a cum­plir cua­tro años aquí, quie­ro ha­cer lo más que pue­da por la igle­sia. Quie­ro que es­te pro­gra­ma de Ami­go con­ti­núe mu­cho des­pués de cuan­do yo me va­ya”, di­jo el pa­dre Ron, quien tie­ne fe en que miem­bros que de su co­mu­ni­dad que lo­gra­ron gran­des co­sas da­rán al­go de vuel­ta a la igle­sia.

Aque­llos que na­cie­ron en el Se­gun­do, los que cre­cie­ron, los que se ca­sa­ron en la igle­sia del Sa­gra­do Co­ra­zón, la idea es de que re­gre­sen al co­ra­zón que los crio, amo y les dio tan­to. “Re­gre­sen aho­ra pa­ra apo­yar­lo sien­do su ami­go pa­ra ase­gu­rar el fu­tu­ro de es­ta igle­sia pa­ra la fu­tu­ra ge­ne­ra­ción”, pi­dió.

Pa­rro­quia con una lar­ga his­to­ria

A prin­ci­pios del si­glo 20, la pa­rro­quia del Sa­gra­do Co­ra­zón ex­pe­ri­men­to un pe­rio­do en el que re­qui­rió de un au­men­to con­si­de­ra­ble­men­te, con el fin de aco­mo­dar a to­dos los fe­li­gre­ses me­xi­ca­nos que se re­ubi­ca­ron en la ciu­dad de El Pa­so.

Pa­san­do del año 1929 la Igle­sia de Sa­gra­do Co­ra­zón re­ci­bió una re­mo­de­la­ción e in­cre­men­to de ta­ma­ño, has­ta pa­re­cer­se a la pa­rro­quia que hoy co­no­ce­mos. Fue cuan­do se trans­for­mo el an­ti­guo cam­pa­na­rio en for­ma de do­mo, a ser la icó­ni­ca to­rre que es re­co­no­ci­da por la co­mu­ni­dad fron­te­ri­za.

En­tre los pa­dres je­sui­tas que de­ja­ron un fuer­te le­ga­do en la co­mu­ni­dad del Se­gun­do, se en­cuen­tra el pa­dre Ha­rold Rahm, quien sir­vió en la pa­rro­quia de 1952 a 1964.

Co­no­ci­do co­mo el ‘sa­cer­do­te ci­clis­ta’, el Pa­dre Rahm ins­pi­ró un nú­me­ro de or­ga­ni­za­cio­nes sin fi­nes de lu­cro, in­clu­yen­do un cen­tro de apo­yo pa­ra re­for­mar a pan­di­lle­ros y otros jó­ve­nes en ries­go, una ofi­ci­na de em­pleo, una tien­da de se­gun­da mano, una coo­pe­ra­ti­va de cré­di­to y ca­sas pa­ra jó­ve­nes.

Do­na­ti­vos de co­ra­zón

La me­jor ma­ne­ra pa­ra par­ti­ci­par en la co­lec­ta Ami­gos de Sa­gra­do Co­ra­zón es con­tac­tan­do a la ofi­ci­na de ad­mi­nis­tra­ción, al te­lé­fono 915532-5447. O vi­si­tan­do las ofi­ci­nas ubi­ca­das en la 602 S. Ore­gon pa­ra de­jar su do­na­ti­vo o subs­cri­bir­se a una do­na­ción men­sual.

Par­ti­ci­pan­tes re­ci­bi­rán una tar­je­ta con­me­mo­ra­ti­va de ora­ción con una ve­la ben­di­ta. Adi­cio­nal­men­te se es­tán pla­nean­do even­tos es­pe­cia­les pa­ra los ‘Ami­gos’ de la igle­sia.

al­gu­nas es­cul­tu­ras tie­nen dé­ca­das de an­ti­güe­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.