Con­tro­lan cár­te­les trá­fi­co de in­do­cu­men­ta­dos

Ban­das ‘di­ver­si­fi­can’ ac­ti­vi­da­des en afán de do­mi­nar ilí­ci­tos en su te­rri­to­rio

El Diario de El Paso - - PORTADA - Kar­la Val­dez/El Dia­rio de El Pa­so

An­te el ries­go de que sus car­ga­men­tos de dro­ga, y por en­de su in­ver­sión, sean in­ter­cep­ta­dos en la lí­nea fron­te­ri­za, los cár­te­les del nar­co­trá­fi­co se han ‘di­ver­si­fi­ca­do’ con el ne­go­cio del trans­por­te de in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos.

La mano de los cár­te­les ha si­do de­tec­ta­da en re­cien­tes ase­gu­ra­mien­tos de in­mi­gran­tes que ve­nían ocul­tos en trac­to­ca­mio­nes des­cu­bier­tos en re­te­nes ca­rre­te­ros y en es­ta­cio­na­mien­tos de cen­tros co­mer­cia­les en ciu­da­des co­mo San An­to­nio, Te­xas.

Y aun­que los dos más re­cien­tes ca­sos de trá­fi­co hu­mano ma­si­vos en el área de El Pa­so in­vo­lu­cra­ron a trai­le­ros, y no es­tán li­ga­dos al nar­co, ex­per­tos ase­gu­ran que el ‘nar­co­co­yo­ta­je’ exis­te aquí y se es­tá so­fis­ti­can­do.

“Ha­ce 20 o 30 años el co­yo­ta­je no era un ne­go­cio gran­de por­que se cru­za­ba a los ami­gos o co­no­ci­dos y no co­bra­ban mu­cho a los in­do­cu­men­ta­dos, pe­ro con el tiem­po el cri­men or­ga­ni­za­do em­pe­zó a apo­de­rar­se de to­das es­tas ope­ra­cio­nes en la fron­te­ra”, di­jo Ho­ward Camp­bell, pro­fe­sor de An­tro­po­lo­gía en la Uni­ver­si­dad de Te­xas en El Pa­so.

Es­to se de­be a que el nar­co­trá­fi­co se fue expandiendo y los cár­te­les ac­tua­les bus­can el con­trol so­bre to­dos los ne­go­cios ilí­ci­tos en las áreas que con­si­de­ran ba­jo su in­fluen­cia.

“Los nar­cos son muy te­rri­to­ria­les y só­lo ellos pue­den ga­nar dinero en las re­gio­nes que con­tro­lan y vie­ron que las ga­nas de las per­so­nas por lle­gar a Es­ta­dos Uni­dos de­ja­rían bas­tan­te dinero”, in­di­có Camp­bell.

Es­ta ver­sión fue apo­ya­da por fun­cio­na­rios po­li­cia­cos en am­bos la­dos de la fron­te­ra.

“Su ne­ce­si­dad de me­jo­rar ha­ce vul­ne­ra­bles (a los in­mi­gran­tes) pa­ra cier­tas or­ga­ni­za­cio­nes que se de­di­can a es­tas ac­ti­vi­da­des ilí­ci­tas” de trá­fi­co hu­mano, co­men­tó De­nis­se Li­cón, por­ta­voz de la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za en El Pa­so.

De acuer­do con Jor­ge Na­va Ló­pez, fis­cal de la Zo­na Nor­te (FGE) en Ciu­dad Juá­rez, se ha de­tec­ta­do re­cien­te­men­te que una las ac­ti­vi­da­des ilí­ci­tas de los gru­pos cri­mi­na­les en Ciu­dad Juá­rez es el trá­fi­co de per­so­nas que son lle­va­das a El Pa­so y otros lu­ga­res del país.

“Es co­no­ci­do que en el Cen­tro de la ciu­dad (Juá­rez) es­tá muy arrai­ga­da es­ta prác­ti­ca de la tra­ta de per­so­nas. És­te es uno de los focos ro­jos que tenemos y el ob­je­ti­vo es re­do­blar es­fuer­zos con la es­tra­te­gia de se­gu­ri­dad”, co­men­tó Na­va Ló­pez.

El fis­cal ex­pli­có que el co­yo­ta­je de in­mi­gran­tes se da a raíz de que las au­to­ri­da­des han da­do fuer­tes gol­pes al nar­co­trá­fi­co con el de­co­mi­so de gran­des car­ga­men­tos de dro­ga, ar­mas y dinero.

“Con los ase­gu­ra­mien­tos que se han he­cho se dis­mi­nu­ye su ca­pa­ci­dad eco­nó­mi­ca y al in­hi­bir los de­li­tos co­mo el se­cues­tro y la ex­tor­sión obli­ga a las cé­lu­las cri­mi­na­les a bus­car otro ti­po de fi­nan­cia­mien­to”, re­sal­tó el fis­cal.

Ri­car­do Rea­li­váz­quez, se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad Pública Mu­ni­ci­pal (SSPM) en Ciu­dad Juá­rez, coin­ci­dió con Na­va Ló­pez en que tan­to la ven­ta de dro­gas co­mo el trá­fi­co hu­mano son fuen­tes de in­gre­so eco­nó­mi­co pa­ra los cár­te­les.

“Son bra­zos dis­tin­tos pe­ro rin­den a la mis­ma es­truc­tu­ra. Es de­cir, son gru­pos dis­tin­tos, uno pa­ra dro­gas y otro pa­ra trá­fi­co de per­so­nas, pe­ro de­pen­den del mis­mo je­fe. Al­go así co­mo di­fe­ren­tes de­par­ta­men­tos de la mis­ma em­pre­sa”, ex­pre­só Rea­li­váz­quez.

Aña­dió que los in­do­cu­men­ta­dos en oca­sio­nes tam­bién son uti­li­za­dos co­mo “mu­las” pa­ra cru­zar dro­gas al país.

“No siem­pre es por dinero, tam­bién se les uti­li­za (a los in­mi­gran­tes) pa­ra lle­var la dro­ga (a Es­ta­dos Uni­dos) a cam­bio de in­di­car­les qué ca­mino de­ben to­mar pa­ra lle­gar a sue­lo ame­ri­cano”, en­fa­ti­zó el se­cre­ta­rio. “Es­ta­mos com­ba­tien­do es­ta prác­ti­ca”.

Ca­sos en El Pa­so

El pa­sa­do mes de agos­to, dos cho­fe­res fue­ron arres­ta­dos, lue­go que las au­to­ri­da­des des­cu­brie­ran que trans­por­ta­ban in­do­cu­men­ta­dos en las ca­jas de los ca­mio­nes.

El pri­me­ro fue Ir­ving Hernández Rue­da, quien el 14 de agos­to fue de­te­ni­do por agen­tes de CBP en el pun­to de re­vi­sión de Sie­rra Blan­ca lue­go de que una má­qui­na de rayos “X” re­ve­la­ra que trans­por­ta­ba a 20 in­do­cu­men­ta­dos.

Dos días des­pués se lo­gró el arres­to de Co­mot­hial Raou­le Har­per, que fue de­te­ni­do por ofi­cia­les del She­riff de El Pa­so en la in­ter­sec­ción del bou­le­vard Ga­te­way East y la ca­lle Eastla­ke por no pren­der la di­rec­cio­nal al cam­biar­se de ca­rril.

Har­per te­nía una or­den de arres­to en Abi­le­ne, Te­xas, por frau­de, por lo que pro­ce­die­ron a arres­tar­lo, pe­ro al re­vi­sar el trái­ler en­con­tra­ron a 23 in­do­cu­men­ta­dos ocul­tos.

Am­bos hom­bres di­je­ron en sus de­cla­ra­cio­nes que fue­ron con­tra­ta­dos por “me­xi­ca­nos” quie­nes les ofre­cie­ron en­tre mil y cin­co mil dó­la­res por cru­zar a es­tas per­so­nas. Mien­tras que a los in­do­cu­men­ta­dos les co­bra­ban al­re­de­dor de mil 200 dó­la­res.

Li­cón co­men­tó que las au­to­ri­da­des es­ta­dou­ni­den­ses tie­nen dis­tin­tas es­tra­te­gias pa­ra la pre­ven­ción, de­tec­ción y com­ba­te del trá­fi­co ile­gal de per­so­nas y con­tra­ban­do.

“Nues­tro per­so­nal, in­fraes­truc­tu­ra y tec­no­lo­gía iden­ti­fi­can la pro­ble­má­ti­ca e im­ple­men­tan una in­ter­cep­ción a tiem­po. Ade­más com­par­ti­mos y tra­ba­ja­mos con au­to­ri­da­des de Mé­xi­co pa­ra iden­ti­fi­car las ame­na­zas que ace­chan nues­tras fron­te­ras”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.