Se pin­tan de ca­la­ve­ras en el ce­men­te­rio Con­cor­dia

El Diario de El Paso - - EL PASO - Step­ha­nie Fres­cas/El Dia­rio de El Pa­so

Pin­ta­dos con ca­ras de ca­la­ve­ras y dis­fra­za­dos con ro­pa me­xi­ca­na tra­di­cio­nal, gen­te de to­das eda­des asis­tie­ron al Fes­ti­val del Día de los Muer­tos, que se ce­le­bró ayer en el ce­men­te­rio Con­cor­dia.

“Es­te even­to es pa­ra hon­rar la cul­tu­ra me­xi­ca­na, es­pa­ño­la e in­dí­ge­na de nues­tra co­mu­ni­dad”, di­jo Pa­tri­cia Kidd­ney, pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción de la He­ren­cia de Con­cor­dia.

El even­to, que to­mó lu­gar de 2 a 8 de la tar­de, con­tó con la pre­sen­cia de ven­de­do­res de ar­te lo­cal, dan­zan­tes fol­cló­ri­cos, ade­más, de -pa­ra los vi­si­tan­tes of re­cer an­to­ji­tos tra­di­cio­na­les, gra­cias a los ca­mio­nes de co­mi­da que se es­ta­cio­na­ron en la zo­na, en­tre otras atrac­cio­nes. El ar­tis­ta lo­cal, Frank Va­re­la, mos­tró dos de sus mo­ji­gan­gas, ma­rio­ne­tas de al­re­de­dor de 10 pies de al­tu­ra, y que for­man par­te de la tra­di­ción artística de Oa­xa­ca.

En es­ta edi­ción del fes­ti­val, más de mil 700 per­so­nas aten­die­ron es­te año.

“He­mos es­ta­do ha­cien­do es­to des­de en­tre 6 a 8 años”, di­jo Kidd­ney. “Y ha cre­ci­do ca­da vez”.

De acuer­do con los or­ga­ni­za­do­res, to­das las ga­nan­cias ge­ne­ra­das por me­dio del even­to se­rán usa­das pa­ra el man­te­ni­mien­to del ce­men­te­rio, de lo que se en­car­gan va­rias or­ga­ni­za­cio­nes sin áni­mo de lu­cro, prin­ci­pal­men­te la Aso­cia­ción de la He­ren­cia de Con­cor­dia.

Por ejem­plo, pa­ra es­te año, va­rias tum­bas de al­re­de­dor del ce­men­te­rio fue­ron de­co­ra­das con al­ta­res pa­ra el even­to, in­clu­yen­do la tum­ba de una de las per­so­nas más fa­mo­sas que es­tá en­te­rra­da en Con­cor­dia: John Wes­ley Har­din.

“La gen­te vie­ne de al­re­de­dor de to­do el mun­do pa­ra ver el pis­to­le­ro más fa­mo­so”, Kidd­ney con­tó, ves­ti­da como la aman­te de Har­din, Beu­lah Mroz. “El es la per­so­na más vi­si­ta­da [del ce­men­te­rio]”.

Har­din fue un abo­ga­do y fo­ra­ji­do de le­yen­da (al igual que Billy “The Kid” o Je­sey Ja­mes) del oes­te es­ta­dou­ni­den­se del si­glo XIX a quien se ad­ju­di­can, al me­nos, 40 muer­tes, que fue aba­ti­do por un po­li­cía pa­se­ño.

El ban­di­do fue re­co­no­ci­do por su gran ha­bi­li­dad en pe­leas de pis­to­las, y la can­ti­dad de hom­bres que ma­tó. Na­ció en Bon­ham, Te­xas, pe­ro -des­pués de es­tar pre­so 16 años- mu­rió en El Pa­so, a tan só­lo me­ses des­pués de ha­ber ve­ni­do pa­ra tra­ba­jar como abo­ga­do.

“Pa­ra cuan­do se aca­bó su vi­da, él ad­mi­tió ha­ber ma­ta­do al me­nos 42”, di­jo Kidd­ney. “Pe­ro no con­ta­ba chi­nos, ne­gros, o his­pa­nos, de nin­gu­na otra ra­za”.

el co­lo­ri­do de los asis­ten­tes al fes­ti­val del Día de los Muer­tos

la Pre­sen­ta­ción de gru­pos de bai­le pa­ra ame­ni­zar el even­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.