Co­mer­los te ha­ce fe­liz

El in­tes­tino es el se­gun­do ce­re­bro del cuer­po, así que co­me ali­men­tos que lo man­ten­gan con­ten­to

El Diario de El Paso - - SOCIALES -

Una ma­la ali­men­ta­ción se re­la­cio­na con la in­ges­ta co­ti­dia­na de co­mi­da cha­ta­rra, ali­men­tos fri­tos, ha­ri­nas y es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­da con es­ta­dos de áni­mo de­pre­si­vos. Nues­tro in­tes­tino es co­no­ci­do como el se­gun­do ce­re­bro; no por que nos ayu­de a re­sol­ver pro­ble­mas ma­te­má­ti­cos, sino por que con­tie­ne incluso más neu­ro­nas que la mé­du­la es­pi­nal en­car­ga­das del pro­ce­so di­ges­ti­vo, pe­ro tam­bién del ma­ne­jo de mu­chas de las reac­cio­nes de nues­tro cuer­po an­te las dis­tin­tas emo­cio­nes.

La mi­cro­bio­ta in­tes­ti­nal es­ta com­pues­ta por mi­llo­nes de bac­te­rias que se “co­mu­ni­can” en­tre si ayu­dan­do a producir neu­ro­trans­mi­so­res; es por es­to que “sien­ten” el es­trés que pa­sa por tu vi­da. Del 75 al 90% del to­tal de se­ro­to­ni­na se produce ahí, y por es­to la ali­men­ta­ción in­flu­ye tan­to en nues­tro es­ta­do de áni­mo.

Al te­ner bue­nos ni­ve­les de se­ro­to­ni­na en el cuer­po, nos sen­ti­mos fe­li­ces y con una sen­sa­ción de pla­cer y bie­nes­tar. Dis­mi­nu­yen­do los an­to­jos por co­mi­da cha­ta­rra, dul­ce o ha­ri­na . En­ton­ces, ¿Don­de po­de­mos en­con­trar ami­noá­ci­dos y nu­trien­tes pa­ra crear más se­ro­to­ni­na sin caer en la ten­ta­ción? Che­ca la si­guien­te lis­ta:

•CARNES MAGRAS (POLLO Y PAVO):

Son fuen­tes die­té­ti­cas de trip­tó­fano, ami­noá­ci­do a par­tir del cual se sin­te­ti­za se­ro­to­ni­na, pro­du­cien­do sen­sa­ción de bie­nes­tar y re­la­ja­ción.

•SALMÓN:

Es un ti­po de pes­ca­do azul ri­co en áci­dos gra­sos ome­ga 3 los cua­les han de­mos­tra­do me­jo­rar el es­ta­do de áni­mo, restaurar la es­truc­tu­ra de las cé­lu­las ce­re­bra­les y be­ne­fi­ciar la fun­ción cog­ni­ti­va.

•PLÁTANO:

Con­tie­ne mu­cha can­ti­dad de fi­bras y nu­trien­tes ade­más de apor­tar una ele­va­da can­ti­dad de trip­tó­fano.

•LÁCTEOS:

ayu­dan a me­jo­rar la pro­duc­ción de se­ro­to­ni­na, la cual tam­bién ayu­da a la pro­duc­ción de la me­la­to­ni­na, la cual es co­no­ci­da como la hor­mo­na del sue­ño.

•ALCACHOFA:

con­tie­ne inuli­na, un ti­po de fibra pre­bió­ti­ca que fa­vo­re­ce la flo­ra in­tes­ti­nal y el bie­nes­tar di­ges­ti­vo, lo cual es esen­cial pa­ra que se pro­duz­ca bien la se­ro­to­ni­na.

•CHOCOLATE:

Cuan­to más obs­cu­ro sea más fe­liz te sen­ti­rás ya que es el chocolate amar­go es que con­tie­ne más trip­tó­fano y me­nos gra­sa.

•FRU­TOS SE­COS:

Como las al­men­dras, pe­pi­tas de ca­la­ba­za y nue­ces, con­tie­nen ome­gas, mi­ne­ra­les, vi­ta­mi­nas y trip­tó­fano que re­gu­lan la pro­duc­ción de se­ro­to­ni­na y ener­gía de nues­tro or­ga­nis­mo, me­jo­ran­do pro­ce­sos que tie­nen lu­gar en nues­tro sis­te­ma ner­vio­so cen­tral.

Pa­ra ase­gu­rar una bue­na ab­sor­ción de es­te ami­noá­ci­do y sus pro­ce­sos en el cuer­po, con­jú­ga­lo con gra­sas “bue­nas” y lle­va con­ti­go un buen sánd­wich in­te­gral o fru­tos se­cos en por­cio­nes con­tro­la­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.