Des­per­di­cia EU nue­vo apo­yo al ca­pi­ta­lis­mo en La­ti­noa­mé­ri­ca

El Diario de El Paso - - OPINIÓN - An­drés Op­pen­hei­mer

Sor­pren­den­te­men­te, el apo­yo al li­bre mer­ca­do es­tá al­can­zan­do ni­ve­les ré­cord en Amé­ri­ca La­ti­na, se­gún una nue­va en­cues­ta re­gio­nal. Y lo que es más asom­bro­so aún, el ca­pi­ta­lis­mo es­tá al­can­zan­do su má­xi­mo ni­vel de po­pu­la­ri­dad en paí­ses go­ber­na­dos por po­pu­lis­tas de iz­quier­da que lo cri­ti­can a dia­rio.

Se­gún da­tos de la en­cues­ta re­gio­nal La­ti­no­ba­ró­me­tro, el por­cen­ta­je de per­so­nas en la re­gión que es­tá de acuer­do con la pre­mi­sa de que “la eco­no­mía de li­bre mer­ca­do es el úni­co sis­te­ma con el que tu país pue­de lle­gar a ser desa­rro­lla­do” subió del 57 por cien­to en el 2003 a un ré­cord del 69 por cien­to en 2017.

“Me sor­pren­dió ver es­te re­sul­ta­do. En el pa­sa­do, ha­bía una re­sis­ten­cia his­tó­ri­ca al li­bre mer­ca­do y a las pri­va­ti­za­cio­nes en Amé­ri­ca La­ti­na. Y aho­ra, de re­pen­te, ve­mos es­ta subida en el apo­yo de la gen­te”, me di­jo la di­rec­to­ra de La­ti­no­ba­ró­me­tro, Mar­ta La­gos.

Cu­rio­sa­men­te, los paí­ses con los ni­ve­les más altos de apo­yo al li­bre mer­ca­do son los go­ber­na­dos por lí­de­res iz­quier­dis­tas. El país más pro­ca­pi­ta­lis­ta de la re­gión es Ni­ca­ra­gua, cu­yo pre­si­den­te es el au­to­pro­cla­ma­do re­vo­lu­cio­na­rio de iz­quier­da Daniel Or­te­ga: el 79 por cien­to de los ni­ca­ra­güen­ses di­ce que el li­bre mer­ca­do es la úni­ca for­ma en que su país pue­de al­can­zar el desa­rro­llo. Hon­du­ras ocu­pa el se­gun­do lu­gar, con un 78 por cien­to de apo­yo al li­bre mer­ca­do, se­gui­do de Bo­li­via, Ecua­dor y Venezuela, con un 76 por cien­to. Com­pa­ra­ti­va­men­te, el 67 por cien­to di­ce es­tar de acuer­do con esa idea en Ar­gen­ti­na, el 66 por cien­to en Mé­xi­co, el 64 por cien­to en Bra­sil y el 59 por cien­to en Chi­le.

Cuan­do vi es­tos da­tos, mi pri­me­ra reac­ción fue que es­tas ci­fras re­fle­jan los al­ti­ba­jos del po­pu­lis­mo en la re­gión.

La en­cues­ta anual mues­tra que el apo­yo al li­bre mer­ca­do en la re­gión al­can­zó su pun­to más ba­jo en el 2007. Ese fue el mo­men­to en que Venezuela, Ecua­dor, Bo­li­via y Ar­gen­ti­na se be­ne­fi­cia­ron de una bo­nan­za eco­nó­mi­ca por los altos pre­cios mun­dia­les de las ma­te­rias pri­mas, y re­ga­la­ron di­ne­ro a dies­tra y si­nies­tra.

Pe­ro cuan­do el boom de las ma­te­rias pri­mas se pin­chó en 2010, mu­cha gen­te se dio cuen­ta de que sus pre­si­den­tes ha­bían des­per­di­cia­do sus bo­nan­zas eco­nó­mi­cas en fiestas po­pu­lis­tas, en lu­gar de in­ver­tir en educación, sa­lud e in­fra­es­truc­tu­ra, y que ha­bían de­ja­do a sus paí­ses en ban­ca­rro­ta.

Una nue­va ge­ne­ra­ción de lí­de­res cen­tris­tas y de cen­tro­de­re­cha ga­nó elec­cio­nes o he­re­dó la pre­si­den­cia en Ar­gen­ti­na, Pe­rú, Bra­sil y otros paí­ses, y pa­re­ce ha­ber con­ven­ci­do a la gen­te, al me­nos por aho­ra, de que nin­gún país pue­de lo­grar un cre­ci­mien­to sos­te­ni­ble sin la in­ver­sión pri­va­da.

¿Du­ra­rá es­ta nue­va lu­na de miel con el li­bre mer­ca­do? La his­to­ria me di­ce que pro­ba­ble­men­te no. La po­lí­ti­ca la­ti­noa­me­ri­ca­na es pen­du­lar.

Cuan­do los pre­cios mun­dia­les de las ma­te­rias pri­mas suben, cre­ce la po­pu­la­ri­dad de los lí­de­res po­pu­lis­tas y es­ta­tis­tas. Cuan­do los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas ba­jan, los in­ver­so­res pri­va­dos son cor­te­ja­dos co­mo re­yes.

Pe­ro los op­ti­mis­tas pue­den en­con­trar al­gu­nos mo­ti­vos de es­pe­ran­za en los nue­vos da­tos de La­ti­no­ba­ró­me­tro. En Ar­gen­ti­na, el apo­yo al mer­ca­do li­bre ha au­men­ta­do del 51 por cien­to en el 2003 al 67 por cien­to en 2017; en Co­lom­bia ha au­men­ta­do del 57 por cien­to al 67 por cien­to en el mis­mo pe­río­do, y en Venezuela del 51 al 76 por cien­to. Ideal­men­te, es­te se­ría un mo­men­to per­fec­to pa­ra que Es­ta­dos Uni­dos y Amé­ri­ca La­ti­na au­men­ten su in­te­gra­ción eco­nó­mi­ca y com­pi­tan más efi­cien­te­men­te con Chi­na. La idea de crear una zo­na de li­bre co­mer­cio he­mis­fé­ri­ca fue pro­pues­ta por to­dos los pre­si­den­tes re­cien­tes de EU, des­de Geor­ge H.W. Bush has­ta Ba­rack Oba­ma.

Des­afor­tu­na­da­men­te, aho­ra que Es­ta­dos Uni­dos tie­ne la ma­yor opor­tu­ni­dad en mu­chos años pa­ra me­jo­rar sus la­zos eco­nó­mi­cos con la re­gión, tie­ne co­mo pre­si­den­te a un ais­la­cio­nis­ta ig­no­ran­te que ame­na­za con re­ti­rar­se del tra­ta­do de li­bre co­mer­cio con Mé­xi­co y Ca­na­dá, y aca­ba de au­men­tar los aran­ce­les a las ex­por­ta­cio­nes de bio­die­sel de Ar­gen­ti­na.

In­creí­ble­men­te, Es­ta­dos Uni­dos es­tá des­per­di­cian­do la opor­tu­ni­dad, mien­tras Chi­na con­ti­núa au­men­tan­do su pre­sen­cia eco­nó­mi­ca en Amé­ri­ca La­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.