Crean red de de­fen­sa pa­ra in­mi­gran­tes

El Diario de El Paso - - INMIGRACIÓN - As­so­cia­ted Press San Fran­cis­co

– Or­ga­ni­za­cio­nes de­fen­so­ras de los de­re­chos de los in­mi­gran­tes es­tán crean­do una red de cé­lu­las ba­rria­les lis­tas pa­ra in­ter­ve­nir ca­da vez que el go­bierno em­pren­de al­gu­na ac­ción con­tra ex­tran­je­ros sin per­mi­so de re­si­den­cia.

Agru­pa­cio­nes re­li­gio­sas y ac­ti­vis­tas es­tán en­tre­nan­do a cien­tos de vo­lun­ta­rios en to­do el país pa­ra que sean par­te de una Red de Res­pues­ta Rá­pi­da, ca­paz de mo­vi­li­zar­se con ve­lo­ci­dad y en­viar gen­te que do­cu­men­te los arres­tos de in­mi­gran­tes, les ayu­den a con­se­guir ase­so­ría le­gal y los apo­yen a ellos y a sus fa­mi­lias a ha­cer fren­te a los pro­ce­sos ju­di­cia­les.

El te­mor a re­da­das au­men­tó es­te año en San Fran­cis­co en me­dio de ver­sio­nes de que agen­tes del ser­vi­cio de in­mi­gra­ción se pro­po­nen de­te­ner a mil 500 per­so­nas que vi­ven en el país sin au­to­ri­za­ción. Es­te mes 77 res­tau­ran­tes y otros ne­go­cios del nor­te de Ca­li­for­nia re­ci­bie­ron avi­sos de ins­pec­ción del ser­vi­cio de in­mi­gra­ción.

“Lo res­ca­ta­ble de es­ta cri­sis es que to­do el ma­les­tar se es­tá trans­for­man­do en so­li­da­ri­dad de ra­za y de cla­se en nues­tro país”, ex­pre­só Lorena Mel­ga­re­jo, or­ga­ni­za­do­ra ba­rrial de la agru­pa­ción sin fi­nes de lu­cro Faith in Ac­tion, de San Fran­cis­co, que par­ti­ci­pa en el lan­za­mien­to de la red.

Mel­ga­re­jo in­di­có que más de mil 500 per­so­nas ha­bían si­do en­tre­na­das en los con­da­dos de San Fran­cis­co y San Ma­teo so­la­men­te.

Los in­mi­gran­tes pue­den lla­mar a nú­me­ros de te­lé­fono es­pe­cia­les en va­rias par­tes del país si es­tán sien­do de­te­ni­dos por las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les. Cuan­do al­guien in­for­ma de un arres­to, se des­pa­cha in­me­dia­ta­men­te a vo­lun­ta­rios pa­ra ve­ri­fi­car el da­to, ob­ser­var el epi­so­dio y ofre­cer apo­yo mo­ral a los de­te­ni­dos.

Mu­ni­dos de teléfonos y ano­ta­do­res, maes­tros, cu­ras, ju­bi­la­dos y de­más son en­tre­na­dor pa­ra to­mar notas, fil­mar vi­deo y to­mar fotos du­ran­te los arres­tos. Tam­bién apren­den los de­re­chos bá­si­cos de los in­mi­gran­tes y a no in­ter­fe­rir con los agen­tes del Ser­vi­cio de In­mi­gra­ción y Con­trol de Adua­nas (ICE).

Los ope­ra­do­res de las lí­neas te­le­fó­ni­cas es­pe­cia­les po­nen la in­for­ma­ción de los arres­tos en las re­des so­cia­les y con­tac­tan a abo­ga­dos de in­mi­gra­ción, pa­ra que se pre­sen­ten en los cen­tros de de­ten­ción. La ase­so­ría le­gal ase­gu­ra que el in­mi­gran­te “no es arres­ta­do en me­dio de la no­che, sin tes­ti­gos de la co­mu­ni­dad”, se­ña­ló So­fía Co­ro­na, abo­ga­da del Cen­tro Le­gal de De­fen­so­res de los In­mi­gran­tes de Los Án­ge­les, que es par­te de la Red de Res­pues­ta Rá­pi­da en el sur de Ca­li­for­nia.

“Mu­cha gen­te no sa­be que, a me­nos que ha­ya una or­den de de­ten­ción con su nom­bre en ella, no pue­den ser arres­ta­dos”, afir­mó.

El por­ta­voz del ICE Ja­mes Sch­wab ad­vir­tió con­tra cual­quier in­ter­fe­ren­cia du­ran­te los arres­tos.

“Los in­di­vi­duos que in­ter­vie­nen o tra­tan de im­pe­dir que los agen­tes del ICE cum­plan con su mi­sión po­nen en pe­li­gro ne­gli­gen­te­men­te no so­lo el per­so­nal po­li­cial sino tam­bién a los in­di­vi­duos a ser de­te­ni­dos y po­ten­cial­men­te a cu­rio­sos”, se­ña­ló en un co­mu­ni­ca­do. “Quie­nes in­cu­rran en esas ac­ti­tu­des co­rren el ries­go de per­ju­di­car a la gen­te que di­cen apo­yar”.

Or­ga­ni­za­cio­nes de­fen­so­ras de los in­mi­gran­tes or­ga­ni­za­ron las pri­me­ras lí­neas te­le­fó­ni­cas es­pe­cia­les en el 2008, du­ran­te la pre­si­den­cia de Geor­ge W. Bush hi­jo, cuan­do hu­bo re­da­das ma­si­vas en si­tios de tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.