La de­ba­cle edu­ca­ti­va que trae­rá el Co­vid-19

El Diario de El Paso - - OPINIÓN - An­dres Op­pen­hei­mer

Mia­mi— El cie­rre de es­cue­las por la pan­de­mia de Co­vid-19 y el au­men­to del apren­di­za­je en li­nea ha­rá que au­men­te la bre­cha edu­ca­cio­nal en­tre quie­nes tie­nen un tu­tor pri­va­do, o una compu­tado­ra y ac­ce­so a in­ter­net y quie­nes no los tie­nen. Pe­ro hay una ma­ne­ra de li­mi­tar es­te pro­ble­ma, y es gra­tis.

Se­gún las Na­cio­nes Uni­das, mil 200 mi­llo­nes de ni­ños en to­do el mun­do se han que­da­do sin ir a la es­cue­la por la pan­de­mia, y eso po­dría ha­cer cre­cer enor­me­men­te la inequi­dad den­tro de los paí­ses, y en­tre los paí­ses ri­cos y los paí­ses en desa­rro­llo.

En Amé­ri­ca latina, so­lo el 34 por cien­to de los es­tu­dian­tes de la es­cue­la pri­ma­ria, el 41 por cien­to de los de se­cun­da­ria y un 68 por cien­to de los de la edu­ca­ción ter­cia­ria tie­nen ac­ce­so a compu­tado­res con in­ter­net en sus ca­sas, se­gun otro es­tu­dio de la OCDE.. En Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa, la ci­fra es del 76 por cien­to.

La cre­cien­te dis­pa­ri­dad edu­ca­ti­va ace­le­ra­da por la pan­de­mia de Co­vid-19 pue­de con­de­nar a mu­chos paí­ses a la me­dio­cri­dad, o a la po­bre­za, du­ran­te va­rias dé­ca­das. A me­di­da que nos su­mer­gi­mos más en la eco­no­mía de Zoom, con más gen­te tra­ba­jan­do des­de ca­sa, más co­mer­cio elec­tró­ni­co y más ro­bots ha­cien­do tra­ba­jo ma­nual en las fá­bri­cas, la edu­ca­ción se­rá más im­por­tan­te que nun­ca.

Es por eso que es tan im­por­tan­te que to­dos co­noz­can la fan­tás­ti­ca la­bor del Khan Aca­demy, una pla­ta­for­ma de apren­di­za­je en lí­nea gra­tui­ta que ayu­da a mi­llo­nes de es­tu­dian­tes en to­do el mun­do a re­sol­ver sus pro­ble­mas de ma­te­má­ti­cas, cien­cias y otras ma­te­rias en in­glés, es­pa­ñol, por­tu­gués y otros idio­mas.

Es una or­ga­ni­za­ción no­ta­ble, que fue crea­da en 2008 por Sal­man Khan, un co­no­ci­do in­no­va­dor so­cial de Si­lli­con Va­lley. La com­pa­ñía sin fi­nes de lu­cro, de 200 em­plea­dos, tie­ne co­mo le­ma: “Edu­ca­ción gra­tui­ta pa­ra cual­quier per­so­na y en cual­quier lu­gar”.

Des­de el co­mien­zo de la pan­de­mia de Co­vid-19 en fe­bre­ro, la Aca­de­mia Khan vio au­men­tar su nú­me­ro de es­tu­dian­tes re­gis­tra­dos de 90 mi­llo­nes a 107 mi­llo­nes en to­do el mun­do. De­ce­nas de mi­llo­nes más usan la pla­ta­for­ma so­lo pa­ra apren­der una o más lec­cio­nes es­pe­cí­fi­cas sin re­gis­trar­se co­mo es­tu­dian­tes re­gu­la­res.

He se­gui­do la tra­yec­to­ria de Khan du­ran­te años, y es­cri­bí so­bre él co­mo uno de los gran­des in­no­va­do­res so­cia­les del mun­do en mi li­bro de 2014 “Crear o Mo­rir!”. A di­fe­ren­cia de Mark Zuc­ker­berg y otros in­no­va­do­res que crea­ron pla­ta­for­mas de in­ter­net gra­tui­tas y lue­go las mo­ne­ti­za­ron, Khan no per­mi­te avi­sos ni per­mi­te la ven­ta de da­tos en su pla­ta­for­ma. La Aca­de­mia Khan vi­ve ex­clu­si­va­men­te de las do­na­cio­nes de más de 200 mil per­so­nas y cor­po­ra­cio­nes.

En una en­tre­vis­ta días atrás, Khan me di­jo com­par­te los te­mo­res de las Na­cio­nes Uni­das so­bre el au­men­to de la inequi­dad por el cie­rre de las es­cue­las.

“Va­rios es­tu­dios mues­tran que du­ran­te los tres me­ses de va­ca­cio­nes de ve­rano los es­tu­dian­tes no so­lo de­jan de apren­der, sino tam­bién se ol­vi­dan de lo apren­di­do,” me di­jo Khan. “Aho­ra, con el Co­vid-19, los es­tu­dian­tes ha­brán es­ta­do fue­ra de la es­cue­la du­ran­te cin­co o seis me­ses. Sus co­no­ci­mien­to se vol­ve­rán ob­so­le­tos”.

Agre­gó: “Es­to po­dría lle­var no so­lo a seis me­ses de apren­di­za­je per­di­do, sino a un año en­te­ro de apren­di­za­je per­di­do. En­ton­ces, cua­les­quie­ra que sean las de­sigual­da­des que ya exis­tían an­tes del Co­vid-19, es muy po­si­ble que se acen­túen aho­ra”.

Es por eso que es ur­gen­te que los es­tu­dian­tes que se es­tán que­dan­do atrás en el apren­di­za­je en lí­nea co­mien­cen a usar los vi­deos de la Aca­de­mia Khan. Y tam­bién es pre­ci­so que los pai­ses y las es­cue­las in­vi­ten a la Aca­de­mia Khan a sin­cro­ni­zar sus vi­deos con sus pro­gra­mas de es­tu­dios.

En Bra­sil, Mé­xi­co y Pe­rú, al­gu­nas es­cue­las ya lo es­tán ha­cien­do. Pe­ro en otros, co­mo Ar­gen­ti­na, es­te re­cur­so ma­si­vo y gra­tui­to de apren­di­za­je en lí­nea es en bue­na par­te des­co­no­ci­do, o es­tá prohi­bi­do por pre­sión de sin­di­ca­tos de la iz­quier­da ju­rá­si­ca que se opo­nen a cual­quier ti­po de in­no­va­ción edu­ca­ti­va.

En lu­gar de que­dar­se sen­ta­dos sin ha­cer na­da, o es­pe­rar so­lu­cio­nes má­gi­cas, los go­bier­nos y las es­cue­las de­be­rían apro­ve­char es­tos vi­deos edu­ca­ti­vos de la Aca­de­mia Khan y en­con­trar la for­ma de ha­cer­los lle­gar a los es­tu­dian­tes más po­bres. Es un gran re­cur­so que ya exis­te, fun­cio­na, y es gra­tui­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.