Pro­li­fe­ran los con­ta­gios en­tre ofen­so­res se­xua­les

Dis­po­si­ción de ma­ne­jo de reos en NM los vuelve sus­cep­ti­bles a con­traer Co­vid-19

El Diario de El Paso - - PORTADA - Jeff Proc­tor/new Me­xi­co in Depth

Ame­di­da que el co­ro­na­vi­rus es­ta­ble­ció un pun­to de apo­yo en el Cen­tro Pe­ni­ten­cia­rio del Con­da­do de Ote­ro, en el Sur de Nue­vo Mé­xi­co, a me­dia­dos de ma­yo, las au­to­ri­da­des es­ta­ta­les tras­la­da­ron si­len­cio­sa­men­te a 39 in­ter­nos del com­ple­jo ma­si­vo cer­ca de la fron­te­ra de Te­xas a otra pri­sión cer­ca de San­ta Fe.

Los in­ter­nos com­par­tie­ron al­go en co­mún: nin­guno era un de­lin­cuen­te se­xual.

En los días pre­vios a que los 39 par­tie­ran del com­ple­jo co­rrec­cio­nal ma­si­vo don­de se en­cuen­tra el úni­co pro­gra­ma de tra­ta­mien­to de de­lin­cuen­tes se­xua­les de Nue­vo Mé­xi­co, las au­to­ri­da­des aún trans­fe­rían a es­ta cla­se de con­vic­tos de otras pri­sio­nes es­ta­ta­les a Ote­ro, que se ubi­ca en Cha­pa­rral, den­tro del área me­tro­po­li­ta­na de El Pa­so.

Era una prác­ti­ca de ru­ti­na que aún no ha­bían de­te­ni­do, a pe­sar de que más de una do­ce­na de ca­sos de Co­vid-19 ya ha­bían sur­gi­do en otra ala de la pri­sión.

Seis se­ma­nas des­pués, 434 re­clu­sos, o el 80 por cien­to, tie­nen el vi­rus, den­tro de una po­bla­ción car­ce­la­ria que aho­ra es­tá com­ple­ta­men­te com­pues­ta por per­so­nas que, en un mo­men­to u otro, fue­ron con­de­na­dos por un de­li­to se­xual del fue­ro es­ta­tal.

Tres han muer­to. Ocho más ya­cían en­fer­mos en el Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio de El Pa­so.

Ote­ro, una de las cár­ce­les más po­bla­das de Nue­vo Mé­xi­co, es la úni­ca pe­ni­ten­cia­ría del es­ta­do con más de un ca­so Co­vid-19.

Ysin em­bar­go, nin­gún pri­sio­ne­ro de la ins­ta­la­ción ha si­do li­be­ra­do por ade­lan­ta­do, ba­jo una or­den eje­cu­ti­va emi­ti­da por la go­ber­na­do­ra Mi­che­lle Lu­jan Gris­ham el 6 de abril, ya que la di­rec­triz no apli­ca a los de­lin­cuen­tes se­xua­les.

No obs­tan­te, los pre­sos de las otras 10 pri­sio­nes es­ta­ta­les han si­do li­be­ra­dos, de acuer­do con do­cu­men­tos en po­se­sión de New Me­xi­co In Depth, ob­te­ni­dos a tra­vés de una so­li­ci­tud de ac­ce­so a re­gis­tros pú­bli­cos.

Las re­ve­la­cio­nes llegan a tra­vés de más de una se­ma­na de in­for­mes de New Me­xi­co In Depth, y la con­fir­ma­ción del por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Co­rrec­cio­na­les, Eric Ha­rri­son.

La lí­nea de tiem­po de las trans­fe­ren­cias de pre­sos a me­di­da que el vi­rus in­gre­só a la pri­sión es “real­men­te preo­cu­pan­te”, di­jo La­li­ta Mos­ko­witz, abo­ga­da de la Unión Ame­ri­ca­na de Li­ber­ta­des Ci­vi­les (ACLU) de Nue­vo Mé­xi­co.

“In­di­ca que Co­rrec­cio­na­les sa­bía que era pro­ba­ble que se pro­du­je­ra un bro­te o que ha­bía al­gún pe­li­gro o riesgo pa­ra las per­so­nas alo­ja­das en esa pri­sión”, di­jo Mos­ko­witz. “Y to­ma­ron una de­ci­sión muy cla­ra so­bre quién va­lía la pe­na sal­var en esa ins­ta­la­ción du­ran­te una pan­de­mia, y lo hi­cie­ron an­tes de que mos­tra­ran al­gún ti­po de preo­cu­pa­ción al pú­bli­co”.

Los fun­cio­na­rios es­ta­ta­les no bus­ca­ron crear una pri­sión só­lo pa­ra de­lin­cuen­tes se­xua­les a pro­pó­si­to, en­vian­do a los 39 in­ter­nos a San­ta Fe, di­jo Ha­rri­son. Por el con­tra­rio, lo hi­cie­ron “a cau­sa del Co­vid”, di­jo, y agre­gó que ha­bían si­do alo­ja­dos en un área se­pa­ra­da de la pri­sión de Ote­ro, le­jos de los de­lin­cuen­tes se­xua­les.

“No fue un cam­bio de po­lí­ti­ca es­pe­cí­fi­co o una gran de­ci­sión ha­cer de Ote­ro la úni­ca pri­sión só­lo pa­ra de­lin­cuen­tes se­xua­les”, di­jo. “Des­pués de que el pri­mer re­clu­so dio po­si­ti­vo, ne­ce­si­tá­ba­mos es­pa­cio pa­ra crear una uni­dad de cua­ren­te­na”.

Has­ta el jue­ves pa­sa­do, no ha­bía nin­gu­na pos­tu­ra de la ad­mi­nis­tra­ción de Lu­jan Gris­ham so­bre la re­vi­sión de los cri­te­rios en la or­den eje­cu­ti­va so­bre la li­ber­tad an­ti­ci­pa­da, in­clui­da la dis­po­si­ción que ex­clu­ye a los de­lin­cuen­tes se­xua­les, di­jo Ha­rri­son a NMID.

Eso a pe­sar del bro­te en el Con­da­do de Ote­ro.

“A me­di­da que el Es­ta­do con­ti­núe lu­chan­do con­tra Co­vid, es­toy se­gu­ro de que se­rá al­go que sur­ja”, agre­gó Ha­rri­son.

En la otra ala del Cen­tro Pe­ni­ten­cia­rio del Con­da­do de Ote­ro, don­de los in­ter­nos fe­de­ra­les son de­te­ni­dos por agen­cias que in­clu­yen el Ser­vi­cio de los Mars­hals de EU y el De­par­ta­men­to de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal (DHS), 275 pri­sio­ne­ros han con­traí­do el vi­rus.

La ma­yo­ría es­tán en­ce­rra­dos por car­gos re­la­cio­na­dos con dro­gas, re­ve­la­ron fun­cio­na­rios es­ta se­ma­na.

En el ve­cino Cen­tro de Pro­ce­sa­mien­to del Con­da­do de Ote­ro, don­de el Ser­vi­cio de In­mi­gra­ción y Con­trol de Adua­nas (ICE) de­tie­ne a cien­tos de migrantes, 146 per­so­nas han da­do po­si­ti­vo al vi­rus po­ten­cial­men­te mor­tal.

No es­tá cla­ro qué por­cen­ta­je de la po­bla­ción de pri­sio­nes fe­de­ra­les en las ins­ta­la­cio­nes de Ote­ro es­tá in­fec­ta­do, por­que se des­co­no­ce el nú­me­ro to­tal de pre­sos en el cen­tro de pro­ce­sa­mien­to y el ala fe­de­ral de las ins­ta­la­cio­nes de la pri­sión. Ma­na­ge­ment and Trai­ning Corp. (MTC), una com­pa­ñía pri­va­da de pri­sio­nes, ope­ra am­bas cár­ce­les ba­jo con­tra­tos con el Es­ta­do y los fe­de­ra­les.

Ni el MTC ni las agen­cias fe­de­ra­les han da­do a co­no­cer el nú­me­ro to­tal de sus de­te­ni­dos Pe­ro a par­tir del vier­nes, el Es­ta­do re­tu­vo a 539 per­so­nas en la mi­tad de las ins­ta­la­cio­nes de la pri­sión, cuan­do fun­cio­na­rios es­ta­ta­les de Nue­vo Mé­xi­co in­for­ma­ron que 434 de ellos ha­bían con­traí­do el vi­rus.

Re­cuen­to de nú­me­ros

Por aho­ra, los nú­me­ros som­bríos de Ote­ro llegan ca­da tar­de des­de la ofi­ci­na de la go­ber­na­do­ra, lo que ge­ne­ra no só­lo la ta­sa de in­fec­ción pa­ra las per­so­nas en­car­ce­la­das, sino tam­bién pa­ra el es­ta­do en general.

5 de junio: 129 re­sul­ta­dos po­si­ti­vos pa­ra los re­clu­sos en las cár­ce­les del Con­da­do de Ote­ro. Eso fue el 39 por cien­to de las 331 nue­vas in­fec­cio­nes del es­ta­do anun­cia­das ese día.

20 de junio: el 37 por cien­to de los nue­vos ca­sos de vi­rus anun­cia­dos es­ta­ban de­trás de los mu­ros, en la pri­sión cer­ca de El Pa­so, Te­xas.

21 de junio: 41 per­so­nas más en­car­ce­la­das en el Con­da­do de Ote­ro te­nían el vi­rus, el 30 por cien­to del to­tal nue­vo del día.

Aun­que ha si­do ca­li­fi­ca­do por la pren­sa na­cio­nal co­mo un es­ta­do cu­yo en­fo­que ha sal­va­do vi­das y man­te­ni­do las in­fec­cio­nes re­la­ti­va­men­te ba­jas, Nue­vo Mé­xi­co podría ver­se aún me­jor a ni­vel na­cio­nal si no fue­ra por el Cen­tro de Pro­ce­sa­mien­to del Con­da­do de Ote­ro y el Cen­tro Pe­ni­ten­cia­rio del Con­da­do de Ote­ro.

Al fi­nal de la se­ma­na, 855 per­so­nas en­ce­rra­das en las dos cár­ce­les han da­do po­si­ti­vo al vi­rus po­ten­cial­men­te mor­tal des­de prin­ci­pios de ma­yo, di­cen las au­to­ri­da­des: ca­si el 8 por cien­to del to­tal con­ta­bi­li­za­do en Nue­vo Mé­xi­co a par­tir del 11 de mar­zo.

Una pri­sión ex­pe­ri­men­tal

Ote­ro es por di­se­ño el ho­gar de una gran can­ti­dad de de­lin­cuen­tes se­xua­les en­car­ce­la­dos.

Los fun­cio­na­rios del De­par­ta­men­to de Co­rrec­cio­na­les de Nue­vo Mé­xi­co pri­me­ro con­tra­ta­ron a MTC pa­ra ad­mi­nis­trar un ala de las pri­sio­nes del Con­da­do de Ote­ro en 2013, ba­jo la en­ton­ces go­ber­na­do­ra Su­sa­na Mar­tí­nez. El plan era crear una pri­sión só­lo pa­ra de­lin­cuen­tes se­xua­les y ofre­cer tra­ta­mien­to a un gru­po ini­cial de re­clu­sos, pa­ra lue­go re­eva­luar­los cons­tan­te­men­te.

Los de­li­tos se­xua­les, se­gún la ley de Nue­vo Mé­xi­co, van des­de vio­la­cio­nes vio­len­tas has­ta ex­plo­ta­ción in­fan­til y ex­po­si­ción in­de­cen­te agra­va­da.

“Hay una es­pe­cie de per­cep­ción que te­ne­mos en la so­cie­dad so­bre quién es un de­lin­cuen­te se­xual”, di­jo Mos­ko­witz de la ACLU. De ma­ne­ra cons­tan­te, la po­bla­ción ha au­men­ta­do a más de 500, en par­te de­bi­do a que los fun­cio­na­rios de Co­rrec­cio­na­les han iden­ti­fi­ca­do a los de­lin­cuen­tes se­xua­les en otras cár­ce­les de Nue­vo Mé­xi­co co­mo can­di­da­tos pa­ra el SOTP.

Cen­tro Pe­ni­ten­cia­rio del Con­da­do de Ote­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.