MÁS TEN­SIÓN RA­CIAL

Juez no fin­ca car­gos vs po­li­cías que ma­ta­ron a afro­ame­ri­ca­na en Ken­tucky

El Diario de El Paso - - PORTADA -

Louis­vi­lle, Ken­tucky— Un gran ju­ra­do de Ken­tucky no pre­sen­tó car­gos con­tra la po­li­cía de Louis­vi­lle por el ase­si­na­to de Breon­na Tay­lor du­ran­te una re­da­da an­ti­dro­ga que sa­lió mal, y los fis­ca­les di­je­ron el miér­co­les que dos ofi­cia­les que dis­pa­ra­ron sus ar­mas con­tra la mu­jer afro­ame­ri­ca­na te­nían jus­ti­fi­ca­ción pa­ra usar fuer­za pa­ra pro­te­ger­se des­pués de que les dis­pa­ra­ran.

Los úni­cos car­gos pre­sen­ta­dos por el gran ju­ra­do fue­ron tres car­gos de po­ner en pe­li­gro sin sen­ti­do con­tra el ofi­cial des­pe­di­do Brett Han­ki­son por dis­pa­rar con­tra una ca­sa al la­do de la de Tay­lor que te­nía per­so­nas aden­tro. El FBI to­da­vía es­tá in­ves­ti­gan­do po­si­bles vio­la­cio­nes de la ley fe­de­ral en re­la­ción con la re­da­da en la ca­sa de Tay­lor la no­che del 13 de mar­zo.

Ben Crump, abo­ga­do de la fa­mi­lia de Tay­lor, de­nun­ció la de­ci­sión co­mo “in­dig­nan­te y ofen­si­va” y los ma­ni­fes­tan­tes gri­ta­ron: “¡Sin jus­ti­cia, no hay paz!” Co­men­zó a mar­char por las ca­lles. Al­gu­nos se sen­ta­ron en si­len­cio y llo­ra­ron. Más tar­de, es­ta­lla­ron ri­ñas en­tre la po­li­cía y los ma­ni­fes­tan­tes, y al­gu­nos fue­ron arres­ta­dos.

Tay­lor, una tra­ba­ja­do­ra mé­di­ca de emer­gen­cia, re­ci­bió va­rios dis­pa­ros de agen­tes blan­cos que in­gre­sa­ron a su ca­sa con una or­den ju­di­cial de no to­car la puer­ta du­ran­te una in­ves­ti­ga­ción de nar­có­ti­cos, aun­que el fis­cal ge­ne­ral del es­ta­do, Da­niel Ca­me­ron, di­jo el miér­co­les que la in­ves­ti­ga­ción mos­tró que los ofi­cia­les se anun­cia­ron an­tes de in­gre­sar. La or­den uti­li­za­da pa­ra re­gis­trar su ca­sa es­ta­ba re­la­cio­na­da con un sos­pe­cho­so que no vi­vía allí, y no se en­con­tra­ron dro­gas den­tro.

Jun­to con el ase­si­na­to de Geor­ge Floyd en Min­ne­so­ta, el ca­so de Tay­lor se con­vir­tió en una pie­dra de to­que im­por­tan­te pa­ra las pro­tes­tas na­cio­na­les que se han apo­de­ra­do de la na­ción des­de ma­yo, lla­man­do la aten­ción so­bre el ra­cis­mo arrai­ga­do y exi­gien­do una re­for­ma po­li­cial. La ima­gen de Tay­lor ha si­do pin­ta­da en las ca­lles, es­tam­pa­da en car­te­les de pro­tes­ta y se­ri­gra­fia­da en ca­mi­se­tas usa­das por ce­le­bri­da­des. Va­rias ce­le­bri­da­des afro­ame­ri­ca­nas pro­mi­nen­tes se han uni­do a quie­nes ins­tan a que los ofi­cia­les sean acu­sa­dos.

El anun­cio de los car­gos pro­vo­có in­me­dia­ta­men­te tris­te­za, frus­tra­ción e ira por­que el gran ju­ra­do no fue más le­jos. Ca­da uno de los car­gos de pe­li­gro in­jus­ti­fi­ca­do con­lle­va una sen­ten­cia de has­ta cin­co años.

“No acu­sar a los ofi­cia­les de ase­si­na­to es afir­mar que #Breon­na­tay­lor se sui­ci­dó. Es­ta­dos Uni­dos ra­cis­ta ma­ta cons­tan­te­men­te a los afro­ame­ri­ca­nos y lue­go les di­ce a los afro­ame­ri­ca­nos que nos ma­ta­mos a no­so­tros mis­mos ”, tui­teó Ibram X. Ken­di, di­rec­tor del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción An­ti­rra­cis­ta de la Uni­ver­si­dad de Bos­ton y au­tor de “Có­mo ser un an­ti­rra­cis­ta”.

Mor­gan Ju­lian­na Lee, una es­tu­dian­te de se­cun­da­ria en Char­lot­te, Ca­ro­li­na del Nor­te, vio el anun­cio en su ca­sa.

“Es ca­si co­mo una bo­fe­ta­da en la ca­ra”, di­jo la jo­ven de 15 años por te­lé­fono. “Si yo, co­mo mu­jer afro­ame­ri­ca­na, al­gu­na vez ne­ce­si­to jus­ti­cia, nun­ca la con­se­gui­ré”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.