La ca­lle, la me­jor op­ción pa­ra al­gu­nas víctimas del sis­mo

El Diario - - #NOTICIAS - Gar­de­nia Mendoza MÉ­XI­CO

De­ba­jo del te­cho de una ca­sa se­mi de­rrum­ba­da en la ca­lle de Zem­poa­la 17, co­lo­nia Nar­var­te, Gua­da­lu­pe Martínez, re­ta a la na­tu­ra­le­za y a la in­fra­es­truc­tu­ra hu­ma­na. “No me voy de aquí, no ten­go a don­de ir“, di­ce mien­tras ca­mi­na y cho­ca con pe­da­zos de pared y cas­ca­jo: lo que que­da de lo que fue su ho­gar y el de otras 10 fa­mi­lias que hoy vi­ven en la ban­que­ta.

Fren­te a la vi­vien­da da­ña­da por el sis­mo del pa­sa­do 19 de sep­tiem­bre, ni­ños, mu­je­res y jó­ve­nes mon­ta­ron un cam­pa­men­to por mie­do a que des­co­no­ci­dos se me­tan a apo­de­rar­se del te­rreno que ellos in­va­die­ron ha­ce más de una dé­ca­da por­que se en­te­ra­ron que no te­nía due­ño y hoy pe­lean le­gal­men­te.

Es­ta im­pro­vi­sa­da vi­vien­da es uno de las 12 ca­sas de cam­pa­ña que el go­bierno de la Ciu­dad de Mé­xi­co ha to­le­ra­do en las ca­lles des­de el pa­sa­do 19 de sep­tiem­bre, cuan­do el sis­mo que­de­jó a 369 muer­tos y mi­les de dam­ni­fi­ca­dos en la ca­pi­tal me­xi­ca­na, Pue­bla y Mo­re­los.

Des­de en­ton­ces a la fe­cha con­ti­núan abier­tos 22 al­ber­gues en don­de han per­noc­ta­do 22,229 per­so­nas, una cuar­ta par­te aún en fun­cio­nes mien­tras las per­so­nas es­pe­ran ayu­da de to­do ti­po, de ayu­da psi­co­ló­gi­ca (82, 767 afec­ta­dos han si­do tra­ta­dos, se­gún ci­fras ofi­cia­les), a la eco­nó­mi­ca: al­re­de­dor de 2,100 mi­llo­nes de dó­la­res se­rán re­que­ri­dos pa­ra la re­cons­truc­ción.

“No sa­be­mos qué va a pa­sar con no­so­tros y mien­tras tan­to no nos mo­ve­mos de la ca­lle, no va­mos al al­ber­gue”, ad­vir­tió Gua­da­lu­pe an­tes de in­gre­sar al cam­pa­men­to pa­ra desa­yu­nar hue­vos revueltos con ja­món que co­ci­nó pa­ra ella y me­di­da do­ce­na de ni­ños dam­ni­fi­ca­dos de la ca­lle Zem­poa­la.

En otros es­ta­dos afec­ta­dos, las víctimas que se han ne­ga­do a aban­do­nar sus ho­ga­res ar­gu­men­tan te­mor por sa­queos o per­di­da de sus ob­je­tos

Do­lo­res Pa­dier­na:

per­so­na­les así co­mo mie­dos por asun­tos le­ga­les, te­rre­nos in­tes­ta­dos, deu­das ban­ca­rias, et­cé­te­ra, sin em­bar­go, la ma­yo­ría ha op­ta­do por com­bi­nar su vi­da en­tre los al­ber­gues y sus pro­pie­da­des, se­gún do­cu­men­ta la pren­sa lo­cal.

Un asun­to pen­dien­te a un mes de los pri­me­ros si­nies­tros es la fal­ta de trans­pa­ren­cia. Or­ga­ni­za­cio­nes Ci­vi­les co­mo “No­so­tros“han pro­pues­to que se reali­ce un so­lo fondo de re­cons­truc­ción vi­gi­la­do por los ciu­da­da­nos, pe­ro el go­bierno no ha ce­di­do al res­pec­to y só­lo ha im­ple­men­ta­do de ma­ne­ra par­cial sus pro­pios me­ca­nis­mos de con­trol.

“Ac­tual­men­te no sa­be­mos dón­de se va a apli­car ni quién lo va a fis­ca­li­zar y no se pue­de de­jar en ma­nos só­lo del go­bierno por­que va a pa­sar que la co­rrup­ción lo co­rroe to­do y el in­te­rés pu­bli­co que­da­rá al mar­gen“, ad­vir­tió la ana­lis­ta po­lí­ti­ca De­nis­se Dres­ser, en en­tre­vis­ta ra­dio­fó­ni­ca.

La se­na­do­ra Do­lo­res Pa­dier­na ad­vir­tió la ne­ce­si­dad de mo­ni­to­rear los mi­llo­na­rios fon­dos pa­ra la re­cons­truc­ción por­que a los re­cur­sos ofi­cia­les se su­man otros.

“Tam­bién al­gu­nas em­pre­sas y or­ga­ni­za­cio­nes de la so­cie­dad ci­vil han anun­cia­do apo­yos. Se ha­bla de mu­cha ayu­da in­ter­na­cio­nal que ha lle­ga­do a em­pre­sas y fun­da­cio­nes do­na­ta­rias, de las cua­les na­die rin­de cuen­tas”.l

Por te­mor a que les ro­ben, dam­ni­fi­ca­dos se instalan fren­te a lo que fue­ron sus ca­sas

/GAR­DE­NIA MENDOZA

Mar­ta­ri­ta Na­va­rre­te mues­tra lo que que­da de su ho­gar da­ña­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.