Alar­ma por en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción

El Nuevo Herald - - Cuba - RA­QUEL MARTORI / EFE LA HABANA

La caí­da ace­le­ra­da de la ta­sa de na­ta­li­dad en Cu­ba, la más ba­ja de América La­ti­na, y el en­ve­je­ci­mien­to de su po­bla­ción han he­cho sal­tar las alar­mas en­tre las au­to­ri­da­des, que re­co­no­cen que la ca­ren­cia de vi­vien­das y el cos­to de la vi­da han in­flui­do en ese fe­nó­meno.

‘‘Des­de ha­ce 28 años la ta­sa de fe­cun­di­dad del país es­tá por de­ba­jo del ni­vel de re­em­pla­zo po­bla­cio­nal, al que­dar me­nos de una hi­ja por ca­da mu­jer en edad re­pro­duc­ti­va’’, sub­ra­yó ayer Gran­ma, ór­gano ofi­cial del Par­ti­do Co­mu­nis­ta.

El en­ve­je­ci­mien­to de la so­cie­dad cu­ba­na ha si­do se­ña­la­do por los es­pe­cia­lis­tas co­mo uno de los fe­nó­me­nos más preo­cu­pan­tes des­de ha­ce tiem­po y hoy – se­gún Gran­ma–, se con­vier­te en una tra­ma ‘‘más in­quie­tan­te’’, cuan­do se cons­ta­ta la ace­le­ra­da dis­mi­nu­ción de la na­ta­li­dad.

Se­gún da­tos ofi­cia­les, en el 2005 se re­gis­tra­ron po­co más de 120,000 na­ci­mien­tos en el país, pe­se a que un mi­llón más de cu­ba­nas se en­cuen­tran en edad fér­til. La ci­fra con­tras­ta con el pro­me­dio anual de 250,000 alum­bra­mien­tos re­gis­tra­dos du­ran­te las dé­ca­das de los se­sen­ta, cuan­do se pro­du­jo el lla­ma­do ‘‘baby-boom’’, y los se­ten­ta del pa­sa­do si­glo.

De acuer­do con el di­rec­tor del Cen­tro de Es­tu­dios de IMA­GEN DE un an­ciano en La Habana. La is­la, con una es­pe­ran­za de vi­da de 77 años, se ubi­ca­ría, de man­te­ner­se la si­tua­ción ac­tual, en­tre los 11 paí­ses más en­ve­je­ci­dos del mun­do pa­ra el 2050. Po­bla­ción y Desa­rro­llo de la Ofi­ci­na Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas, Juan Car­los Al­fon­so Fra­ga, la caí­da de la na­ta­li­dad du­ran­te las úl­ti­mas tres dé­ca­das es la cau­sa prin­ci­pal del en­ve­je­ci­mien­to po­bla­cio­nal en la is­la, que hoy tie­ne 11.2 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes.

El es­pe­cia­lis­ta ad­vier­te que ese fac­tor ten­drá un no­ta­ble im­pac­to a cor­to pla­zo en la se­gu­ri­dad so­cial, la sa­lud pú­bli­ca y la re­no­va­ción de la fuer­za la­bo­ral y el po­ten­cial cien­tí­fi­co téc­ni­co, en­tre otras áreas so­cia­les y eco­nó­mi­cas del país.

Con­si­de­ra que es­ta ten­den­cia es­tá muy re­la­cio­na­da con la ma­si­va in­cor­po­ra­ción de las fé­mi­nas cu­ba­nas al tra­ba­jo, los al­tos ni­ve­les de edu­ca­ción y desa­rro­llo pro­fe­sio­nal y el li­bre ac­ce­so a mé­to­dos de pla­ni­fi­ca­ción fa­mi­liar, in­clui­do el abor­to en con­di­cio­nes se­gu­ras.

Se­gún el ex­per­to, hay cu­ba­nas que se abs­tie­nen de te­ner hi­jos o só­lo tie­nen uno por­que con­si­de­ran que ello li­mi­ta su desem­pe­ño so­cial en un en­torno ca­da vez más com­pe­ti­ti­vo. En la de­ci­sión de te­ner hi­jos de las cu­ba­nas, apun­tó, in­flu­yen tam­bién pro­ble­mas ma­te­ria­les, co­mo la in­su­fi­cien­cia de vi­vien­das, el cos­to de la vi­da, la fal­ta de círcu­los in­fan­ti­les y ser­vi­cios de apo­yo al ho­gar y las di­fi­cul­ta­des pa­ra con­se­guir la ‘‘ca­nas­ti­lla’’, un lo­te con ar­tícu­los pa­ra aten­der al be­bé que se ven­día a pre­cios sub­ven­cio­na­dos.

Otro fac­tor in­flu­yen­te, ar­gu­yen los ex­per­tos, es la mi­gra­ción ha­cia el ex­te­rior de mu­je­res en edad re­pro­duc­ti­va.

Ya­mi­la Al­va­rez, una odon­tó­lo­ga sol­te­ra de 31 años, re­co­no­ce que ha pen­sa­do al­gu­na vez en te­ner un hi­jo, pe­ro sos­tie­ne que aho­ra ‘‘ no pue­do te­ner­lo por­que no ten­go ni vi­vien­da pro­pia ni una eco­no­mía que me per­mi­ta cu­brir con hol­gu­ra un ni­vel de vi­da acep­ta­ble’’.

La po­bla­ción de la ter­ce­ra edad en Cu­ba ha lle­ga­do a unos 1.8 mi­llo­nes de per­so­nas, con una ten­den­cia mar­ca­da a cre­cer, mien­tras que la can­ti­dad de ado­les­cen­tes en­tre 10 y 19 años tien­de a de­cre­cer, se­gún es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les.

Cu­ba, con una es­pe­ran­za de vi­da de 77 años, es­ta­ría en­tre los on­ce paí­ses más en­ve­je­ci­dos del mun­do pa­ra el 2050, y jun­to a Bar­ba­dos, se­gún es­tu­dios de la Di­vi­sión de Po­bla­ción de Na­cio­nes Uni­das, ex­hi­bi­rá la po­bla­ción más vie­ja de América La­ti­na y el Ca­ri­be en la pers­pec­ti­va in­me­dia­ta.

Si se man­tie­ne es­ta ten­den­cia, Cu­ba no lle­ga­rá a 12 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, su po­bla­ción de­cre­ce­rá en tér­mi­nos glo­ba­les, ten­drá un ma­yor nú­me­ro de an­cia­nos, me­nos per­so­nas en edad la­bo­ral y au­men­ta­rá la de­man­da de ser­vi­cios so­cia­les pa­ra la ter­ce­ra edad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.