Pre­pa­ran­do a nues­tra ju­ven­tud pa­ra el fu­tu­ro

VO­CES DE LA EDUCACION

El Nuevo Herald - - Perspectiva -

Ne­ce­si­ta­mos pre­pa­rar a nues­tra ju­ven­tud pa­ra las de­man­das eco­nó- mi­cas del si­glo XXI. Cuan­do se ha­bla de la eco­no­mía, nos re­fe­ri­mos a la eco­no­mía glo­bal, es­pe­cial­men­te aquí en Mia­mi, la ca­pi­tal del he­mis­fe­rio y pun­to de en­la­ce pa­ra las eco­no­mías de Cen­tro y Su­ra­mé­ri­ca, co­mo tam­bién la zo­na del Ca­ri­be.

Las nue­vas de­man­das nos obli­gan a pre­pa­rar a nues­tros jó­ve­nes pa­ra que par­ti­ci­pen en un sis­te­ma eco­nó­mi­co ex­tre­ma­da­men­te com­pe­ti­ti­vo. Re­co­no­cien­do la ne­ce­si­dad de es­tar pre­pa­ra­dos, el ve­rano pa­sa­do, el go­ber­na­dor Jeb Bush fir­mó el pro­yec­to de ley 7087, el cual po­ne en lí­nea los ob­je­ti­vos del pro­gra­ma de edu­ca­ción de la Flo­ri­da, des­de kin­der­gar­ten has­ta el gra­do do­ce, con los prin­ci­pios de la Con­ven­ción de 1989 de la UNESCO, los cua­les en­fa­ti­zan la edu­ca­ción téc­ni­ca y la vo­ca­cio­nal.

So­bre to­do, el ar­tícu­lo 3, sec­ción 2 de la Con­ven­ción de­cla­ra que ‘‘la edu­ca­ción téc­ni­ca y vo­ca­cio­nal de­ben ser di­se­ña­das pa­ra que ope­ren den­tro de un mar­co fle­xi­ble y du­ra­de­ro que pro­por­cio­ne a nues­tros jó­ve­nes:

a. una en­tra­da a la tec­no­lo­gía y al mun­do del tra­ba­jo den­tro del con­tex­to de una edu­ca­ción ge­ne­ral;

b. una guía de in­for­ma­ción edu­ca­cio­nal y vo­ca­cio­nal co­mo tam­bién con­se­je­ría;

c. una edu­ca­ción di­se­ña­da pa­ra la ad­qui­si­ción y desa­rro­llo de des­tre­zas ne­ce­si­ta­das pa­ra una ocu­pa­ción’’.

El pro­yec­to de ley apro­ba­do por una am­plia ma­yo­ría de le­gis­la­do­res en mar­zo de es­te año y fir­ma­do por el Go­ber­na­dor en­tró en vi­gen­cia en es­te cur­so es­co­lar, 2006-2007.

El man­da­to es­ta­tal ha­ce po­si­ble que los es­tu­dian­tes de se­cun­da­ria es­co­jan un ma­jor (un área prin­ci­pal de es­tu­dio) el cual pue­de in­cluir una asignatura aca­dé­mi­ca tra­di­cio­nal co­mo el In­glés o las Ma­te­má­ti­cas o una asignatura en el cam­po vo­ca­cio­nal co­mo la Car­pin­te­ría o la Me­cá­ni­ca.

Aun así, los es­tu­dian­tes ten­drán que com­ple­tar exi­to­sa­men­te las asig­na­tu­ras prin­ci­pa­les del plan de en­se­ñan­za y se re­quie­re que los es­tu­dian­tes de se­cun­da­ria to­men un cuar­to año de Ma­te­má­ti­cas y que los es­tu­dian­tes de es­cue­las in­ter­me­dias ten­gan que re­ci­bir ins­truc­ción so­bre có­mo pla­ni­fi­car sus ca­rre­ras.

Es­ta re­for­ma es­tá di­se­ña­da pa­ra au­men­tar el ri­gor y la re­le­van­cia a ni­vel de es­cue­la in­ter­me­dia y se­cun­da­ria obli­gan­do al/a la es­tu­dian­te a es­co­ger el ca­mino aca­dé­mi­co que los guia­rá en el fu­tu­ro. La me­di­da tie­ne el pro­pó­si­to de que la ex­pe­rien­cia edu­ca­cio­nal ten­ga más re­le­van­cia y que mo­ti­ve a los es­tu­dian­tes a ob­te­ner me­jo­res no­tas es­tu­dian­do los cam­pos que les in­tere­sen.

Co­mo edu­ca­do­res, te­ne­mos la obli­ga­ción de ha­cer to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra que nues­tros hi­jos man­ten­gan el in­te­rés por los es­tu­dios y que pue­dan pla­ni­fi­car su fu­tu­ro a una tem­pra­na edad pa­ra que así lo­gren sus me­tas y ob­je­ti­vos en sus vi­das.

EL GO­BER­NA­DOR Jeb Bush fir­ma una ley de re­or­ga­ni­za­ción del sis­te­ma edu­ca­ti­vo en Ta­llahas­see.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.