Las FARC lan­zan ofen­si­va en la fron­te­ra con Ve­ne­zue­la

El Nuevo Herald - - America Latina - As­so­cia­ted Pres­se BOGOTA

Una es­ca­la­da de vio­len­cia atri­bui­da a la gue­rri­lla de las FARC con ex­plo­si­vos co­lo­ca­dos en cin­co to­rres de ener­gía, que­ma de au­to­mó­vi­les en las ca­rre­te­ras y com­ba­tes con el Ejér­ci­to sa­cu­dió al de­par­ta­men­to Nor­te de San­tan­der, fron­te­ri­zo con Ve­ne­zue­la, in­for­ma­ron ayer las au­to­ri­da­des.

‘‘El do­min­go so­por­ta­mos una olea­da te­rro­ris­ta que de­jó sin el ser­vi­cio de ener­gía eléc­tri­ca a unas 30,000 per­so­nas que vi­ven el mu­ni­ci­pio de Ti­bú y sus áreas ru­ra­les’’, di­jo a la AP el se­cre­ta­rio de go­bierno de Nor­te de San­tan­der, Ma­nuel Al­ber­to Lu­na.

Ti­bú es­tá a 450 km al nor­des­te de Bogotá, cer­ca a la fron­te­ra con Ve­ne­zue­la, en una zo­na en don­de abun­dan los cul­ti­vos de co­ca y las Fuer­zas Ar­ma­das Re­vo­lu­cio­na­rias de Colombia tie­nen una fuer­te pre­sen­cia.

Se­ña­ló que tras los aten­ta­dos di­na­mi­te­ros de lal fuer­zas gue­rri­lle­ras que de­rri­ba­ron las cin­co to­rres, se ini­cia­ron tra­ba­jos pa­ra re­cu­pe­rar el ser­vi­cio de emer­gen­cia y es­pe­ran res­ta­ble­cer­lo to­tal o par­cial­men­te en las pró­xi­mas ho­ras.

La gue­rri­lla tam­bién in­cen­dió un ca­mión car­ga­do con car­bón pa­ra la ex­por­ta­ción, un au­to­bús de ser­vi­cio pú­bli­co y dos ca­rros-bom­ba fue­ron des­ac­ti­va­dos en epi­so­dios de asal­tos ar­ma­dos a ca­rre­te­ras ocu­rri­dos en­tre el sá­ba­do y el do­min­go, in­for­mó Lu­na.

Agre­gó que tras los ata­ques el Ejér­ci­to cap­tu­ró a uno de los ca­be­ci­llas de las FARC que or­ga­ni­za los re­te­nes ile­ga­les en las ca­rre­te­ras.

La Tri­gé­si­ma Bri­ga­da del Ejér­ci­to tam­bién re­por­tó un com­ba­te el do­min­go en el que ma­ta­ron a dos gue­rri­lle­ros y otros nue­ve fue­ron cap­tu­ra­dos cer­ca de La Ga­ba­rra, po­bla­ción si­tua­da a 400 km al nor­des­te de Bogotá.

De­ce­nas de con­ce­ja­les, al me­nos sie­te al­cal­des y otros fun­cio­na­rios pre­sen­ta­ron su re­nun­cia la se­ma­na pa­sa­da a cau­sa de ame­na­zas de las FARC en mu­ni­ci­pios de esa re­gión.

‘‘No son ame­na­zas de ti­po per­so­nal sino de ti­po ge­ne­ral por las po­lí­ti­cas de se­gu­ri­dad, la fir­ma del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio (TLC) con los Es­ta­dos Uni­dos y la fu­mi­ga­ción de cul­ti­vos ilí­ci­tos que desa­rro­lla el go­bierno na­cio­nal’’, di­jo el Se­cre­ta­rio.

Otros ata­ques apa­ren­te­men­te res­pon­sa­bi­li­dad e las FARC, que in­clu­yen ca­rros-bom­ba en Bogotá y Villavicencio, y ata­ques en Bue­na­ven­tu­ra y Ca­li, las prin­ci­pa­les ciu­da­des del Va­lle del Cau­ca se han re­gis­tra­do es­te mes.

El go­bierno co­lom­biano y la gue­rri­lla de las FARC, pe­se a sus de­cla­ra­cio­nes de vo­lun­tad pa­ra ne­go­ciar un can­je de se­cues­tra­dos por re­bel­des pre­sos, man­tie­nen sus po­si­cio­nes sin ha­cer nin­gu­na con­ce­sión, en me­dio de un au­men­to de la con­fron­ta­ción pa­ra de­mos­trar su po­der mi­li­tar, opi­na­ron ana­lis­tas.

‘‘Las par­tes me­ro­dean en cues­tio­nes de for­ma, pe­ro en el fon­do no hay nin­gún ti­po de con­ce­sión’’, di­jo ayer a la AFP el ca­te­drá­ti­co y po­li­tó­lo­go Vi­cen­te To­rri­jos, so­bre la res­pues­ta el sá­ba­do de las FARC a la de­ci­sión del pre­si­den­te Al­va­ro Uri­be de sus­pen­der los acer­ca­mien­tos pa­ra el in­ter­cam­bio hu­ma­ni­ta­rio.

Las FARC son la más po­de­ro­sa gue­rri­lla en Colombia con más de 15,000 efec­ti­vos y lle­van más de cin­co dé­ca­das tra­tan­do de to­mar el po­der pa­ra ins­tau­rar un ré­gi­men iz­quier­dis­ta.

MIEM­BROS DEL De­par­ta­men­to Ad­mi­nis­ta­ti­vo de Se­gu­ri­dad (DAS) en ope­ra­cio­nes con­jun­tas con el Ejér­ci­to Na­cio­nal cap­tu­ra­ron ayer a gue­rri­lle­ros ur­ba­nos que ope­ra­ban ba­jo las ór­de­nes de las Fuer­zas Ar­ma­das Re­vo­lu­cio­na­ris de Colombia (FARC).

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.