Ba­che­let se­rá ‘‘im­pla­ca­ble’’ con­tra el frau­de

El Nuevo Herald - - America Latina - EFE SAN­TIA­GO DE CHI­LE

La pre­si­den­ta chi­le­na, Mi­che­lle Ba­che­let, di­jo ayer que la co­rrup­ción le in­dig­na y reite­ró que el go­bierno se­rá ‘‘im­pla­ca­ble’’ con un su­pues­to frau­de en la Sub­se­cre­ta­ría de De­por­tes.

‘‘Quie­ro de­cir que es­te go­bierno va a ser im­pla­ca­ble con cual­quier ac­to irre­gu­lar y va a ac­tuar con de­ci­sión y sin di­la­ción’’, di­jo la man­da­ta­ria an­te la de­nun­cia de frau­de al Fis­co por 417,11 mi­llo­nes de pe­sos ($787,000) en pro­yec­tos en el área de­por­ti­va.

‘‘He­mos to­ma­do ya al­gu­nas me­di­das y hay otras que es­ta­re­mos to­man­do a la bre­ve­dad’’, in­for­mó Ba­che­let tras par­ti­ci­par en un ac­to en la lo­ca­li­dad de Ta­la­gan­te, ve­ci­na a San­tia­go.

La pre­si­den­ta fue en­fá­ti­ca en se­ña­lar que la co­rrup­ción le ‘‘in­dig­na’’.

‘‘Es­ta­mos aquí en el go­bierno pa­ra ser­vir y no pa­ra ser­vir­nos del Go­bierno’’, di­jo.

La je­fa de Es­ta­do reite­ró su repudio por el es­cán­da­lo en la sub­se­cre­ta­ría de De­por­tes, co­no­ci­da co­mo Chi­lede­por­tes y re­cor­dó que ha or­de­na­do que se san­cio­ne a quien co­rres­pon­da y que se to­men me­di­das a cor­to y lar­go pla­zo pa­ra re­for­mar la ins­ti­tu­ción en cues­tión.

La Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca, en una au­di­to­ría a la Sub­se­cre­ta­ría de De­por­tes co­rres­pon­dien­te al úl­ti­mo tri­mes­tre del 2005, de­tec­tó ano­ma­lías en 77 pro­yec­tos a los cua­les se les ha­bía asig­na­do un to­tal de 417,11 mi­llo­nes ($787,000) pa­ra desa­rro­llar la prác­ti­ca de­por­ti­va.

Aun­que el or­ga­nis­mo fis­cal des­car­tó que esos fon­dos ha­yan si­do des­ti­na­dos a fi­nan­ciar las cam­pa­ñas po­lí­ti­cas de di­ciem­bre del 2005, co­mo ha se­ña­la­do la opo­si­ción de de­re­cha, afir­mó que mu­chos de ellos fue­ron ‘‘des­ti­na­dos’’ a per­so­nas muer­tas o que no exis­tían y a cur­sos y se­mi­na­rios que nun­ca se rea­li­za­ron.

Ba­che­let re­cal­có la im­por­tan­cia que tie­ne pa­ra el país el or­ga­nis­mo de­por­ti­vo, por lo que in­sis­tió en que ‘‘el go­bierno no pue­de per­mi­tir que una la­bor tan im­por­tan­te pier­da cre­di­bi­li­dad por unos po­cos que me­ten las pa­tas y a lo me­jor las ma­nos’’.

‘‘Eso lo des­ve­la­rá la jus­ti­cia. A mí no me co­rres­pon­de de­cir­lo’’, in­di­có.

Ba­che­let, que asu­mió la pre­si­den­cia de Chi­le el pa­sa­do 11 de mar­zo, aña­dió que tan­to en Chi­lede­por­tes co­mo en to­das las ofi­ci­nas del Es­ta­do, el Go­bierno se ase­gu­ra­rá de que los re­cur­sos ‘‘se usen y se usen bien’’.

‘‘No es­ta­mos dis­po­ni­bles pa­ra que es­te país apa­rez­ca en­lo­da­do afue­ra y aden­tro de nues­tro país’’, sub­ra­yó.

La se­ma­na pa­sa­da, la pre­si­den­ta ya ha­bía ma­ni­fes­ta­do su ma­les­tar por es­tas de­nun­cias cuan­do afir­mó que a su Go­bierno ‘‘se lle­ga con las ma­nos lim­pias y se sa­le con las ma­nos lim­pias’’.

MI­CHE­LLE BA­CHE­LET, pre­si­den­ta de Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.