Shaq ga­ran­ti­za una di­nas­tía en la Ca­pi­tal del Sol

El Nuevo Herald - - Deportes - JOR­GE EBRO El Nue­vo He­rald

Cuan­do

lle­gó a Mia­mi ha­ce tres años, Sha­qui­lle O’Neal pro­me­tió un cam­peo­na­to y cum­plió su pa­la­bra.

Aho­ra, no só­lo ha pro­nos­ti­ca­do una re­pe­ti­ción sino que ofre­ce to­das las ga­ran­tías de que el Heat ini­cia­rá una di­nas­tía que ate­rro­ri­za­rá a la NBA en los pró­xi­mos años.

‘‘Lo ga­ran­ti­zo, he vis­to por ahí al­gu­nos equi­pos que se han re­for­za­do, pe­ro na­da que no po­da­mos de­rro­tar’’, afir­ma el gi­gan­te. ‘‘Te­ne­mos las mis­mas pie­zas del año pa­sa­do y to­da­vía no he­mos ol­vi­da­do el sa­bor de la vic­to­ria. Aquí se­gui­mos los 15 Fuer­tes’’.

Es cier­to que la es­tre­lla de Dwyane Wa­de es­tá lis­ta pa­ra au­men­tar la in­ten­si­dad de su luz y que el coach Pat Ri­ley se man­tie­ne al to­pe de su in­te­li­gen­cia en la di­rec­ción.

Pe­ro Mia­mi cuen­ta con va­rios ve­te­ra­nos cu­ya edad pu­die­ra pe­sar con­tra con­jun- tos de rit­mo más ace­le­ra­do. Gary Pay­ton ( 38), Alon­zo Mour­ning ( 37) y el mis­mo O’Neal ( 34) se en­cuen­tran en­tre los ju­ga­do­res más vie­jos.

‘‘ Gary y Alon­zo sa­ben ad­mi­nis­trar­se y es­tar en la me­jor for­ma cuan­do es pre­ci­so’’, apun­tó O’Neal. ‘‘En la cam­pa­ña an­te­rior nos lle­vó tiem­po co­no­cer­nos. Es­ta vez eso es una ven­ta­ja’’.

Sin em­bar­go, el cen­tro es el pri­me­ro en aler­tar a los afi­cio- na­dos que no de­be cun­dir el pá­ni­co si los cam­peo­nes no ini­cian su ca­len­da­rio des­tro­zan­do a cuan­to ri­val en­cuen­tren a su pa­so.

Así co­mo su­ce­dió en la edi­ción pre­via, el Heat sa­brá en­con­trar el ca­mino ha­cia las al­tu­ras...a su de­bi­do tiem­po.

‘‘Pa­ra ter­mi­nar en las pri­me­ras cua­tro pla­zas de­be­mos ga­nar la mi­tad de los jue­gos co­mo vi­si­tan­tes y do­mi­nar la ma­yo­ría en ca­sa, si eso ocu­rre va­mos a es­tar bien’’, ex­pli­có O’Neal. ‘‘Eso es to­do. No ne­ce­si­ta­mos co­men­zar 19-0 o 22-2 co­mo otros equi­pos. Eso no sig­ni­fi­ca na­da’’.

Otra co­sa que ca­re­ce de sig­ni­fi­ca­do pa­ra O’Neal es el des­cen­so de sus nú­me­ros.

Des­pués de fi­na­li­zar la peor tem­po­ra­da de su ca­rre­ra en el or­den ofen­si­vo y en­vuel­to en una ver­da­de­ra cri­sis en el co­bro de ti­ros li­bres, O’Neal ni se preo­cu­pa en pen­sar que pu­die­ra me­jo­rar sus dí­gi­tos es­te año.

‘‘ Eso ya pa­só pa­ra mí’’, co­men­ta O’Neal. ‘‘Me en­cuen­tro en una eta­pa de mi ca­rre­ra en que mi pa­pel prin­ci­pal es ayu­dar al equi­po de otras ma­ne­ras, de mu­chas más for­mas po­si­ble. Al fi­nal, lo úni­co que cuen­ta es la vic­to­ria’’.

En ver­dad, sí hu­bo un mo­men­to en que el gi­gan­te du­dó de su con­tri­bu­ción, es­pe­cial­men­te el día des­pués de con­quis­tar el tí­tu­lo, pe­ro al­guien muy cer­cano a él le hi­zo ver lo con­tra­rio.

‘‘Mi pa­dre me di­jo que sí ha­bía he­cho lo su­fi­cien­te’’, re­ve­la O’Neal. ‘‘Si en el pa­sa­do mis pri­me­ros tí­tu­los los ga­né con mis nú­me­ros, en es­ta vez mis com­pa­ñe­ros lo ga­na­ron pa­ra mí. Pe­ro si no hu­bie­ra es­ta­do so­bre el ta­blon­ci­llo, na­da de lo que su­ce­dió hu­bie­ra pa­sa­do’’.

¿ Pe­ro su pre­sen­cia se­rá su­fi­cen­te aho­ra?

‘‘Sa­be­mos lo que ha­ce fal­ta pa­ra ga­nar y con eso bas­ta, aun­que no pue­do re­ve­lar­lo’’, co­men­ta O’Neal. ‘‘Si nos afe­rrar­mos a nues­tra fór­mu­la, la que to­dos vie­ron en la Fi­nal pa­sa­da, va­mos a te­ner op­cio­nes bue­nas pa­ra re­pe­tir el tí­tu­lo. Eso lo ga­ran­ti­zo’’.

SHA­QUI­LLE O’NEAL es el po­de­ro­so ba­luar­te que es­ta­ble­ce la pau­ta pa­ra el Heat den­tro del área pin­ta­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.