Ra­món Aya­la re­ci­be es­tre­lla ma­ya en Lyn­wood

El rey del acor­deón di­jo sen­tir­se “co­mo un hi­jo” de Ca­li­for­nia

La Opinión - - LA VIBRA ENTRETENIMIENTO - EFE

El mú­si­co Ra­món Aya­la, que in­ter­pre­ta des­de ha­ce más de medio si­glo el sen­tir del co­ra­zón la­tino, re­ci­bió el mar­tes una es­tre­lla ma­ya en una vía pea­to­nal y la lla­ve de la ciu­dad ca­li­for­nia­na de Lyn­wood.

“Re­ci­bir el lla­vín do­ra­do es un sím­bo­lo de que Lyn­wood me to­ma co­mo un hi­jo más, a quien le en­tre­ga una lla­ve de la ca­sa”, di­jo Aya­la, de 72 años, tam­bién co­no­ci­do co­mo “El rey del acor­deón”.

La es­tre­lla de bron­ce en la vía pea­to­nal de Pla­za Mé­xi­co sig­ni­fi­ca para él “un re­co­no­ci­mien­to muy gran­de, por lo que es­toy muy agra­de­ci­do”, de­cla­ró sobre la de­fe­ren­cia, con­fe­ri­da por la aso­cia­ción de em­pre­sa­rios del cen­tro co­mer­cial. Ra­món Co­va­rru­bias Gar­za, co­no­ci­do en es­ce­na­rios de mú­si­ca nor­te­ña co­mo Ra­món Aya­la, es ori­gi­na­rio de Nue­vo León y apren­dió mú­si­ca des­de los cin­co años, cuando su pa­dre vendió “un puer­qui­to” de su ran­cho para com­prar­le un acor­deón.

Ha­ce medio si­glo, Aya­la acom­pa­ñó con acor­deón en “Los re­lám­pa­gos del nor­te” al le­gen­da­rio can­tan­te ran­che­ro Cor­ne­lio Rei­na, pe­ro su ca­mino más fir­me co­men­zó des­de que in­gre­só a “Los bra­vos del nor­te”, con quie­nes po­see más de 100 ál­bu­mes gra­ba­dos y es ga­na­dor de cua­tro pre­mios Grammy de la Aca­de­mia de Ar­tes de la Gra­ba­ción, en­tre otros.

“Me sien­to ben­de­ci­do en es­ta tie­rra, por­que con la de Lyn­wood ya son co­mo 10 ciu­da­des de Es­ta­dos Uni­dos en don­de me han en­tre­ga­do las lla­ves, per­ga­mi­nos y has­ta la ca­lle don­de vi­vo en Hi­dal­go, Te­xas, le pu­sie­ron mi nom­bre”, in­di­có el ins­tru­men­tis­ta.

El can­tau­tor de éxi­tos co­mo “Cha­pa­rra de mi amor” y “Un pu­ño de tie­rra” des­ta­có que en­tre la de­ce­na de ur­bes es­ta­dou­ni­den­ses don­de al­cal­des y con­ce­ja­les le di­je­ron “mi ca­sa es su ca­sa” es­tán Chica­go, Aus­tin y Las Ve­gas.

“Es­tos re­co­no­ci­mien­tos se de­ben a la gen­te, por­que por ellos nues­tras can­cio­nes lle­gan a los pri­me­ros lu­ga­res de po­pu­la­ri­dad”, in­di­có Aya­la.

Pi­de so­lu­ción mi­gra­to­ria

En medio del ambiente an­tin­mi­gran­te, “El rey del acor­deón” pi­dió al go­bierno de Do­nald Trump “que aprue­be una so­lu­ción mi­gra­to­ria, por­que “nues­tros pai­sa­nos emi­gran só­lo para tra­ba­jar y te­ner una me­jor vi­da”.

Jo­sé Luis So­la­che, al­cal­de me­xi­coes­ta­dou­ni­den­se de Lyn­wood, ur­be de más de 71.000 ha­bi­tan­tes y con al­re­de­dor del 87 % de ellos la­ti­nos, di­jo que al en­tre­gar la lla­ve al com­po­si­tor no le im­por­ta lle­var­le la con­tra­ria al “des­ho­nor” cons­tan­te que ha­ce el pre­si­den­te Trump a “me­xi­ca­nos y paí­ses bo­ni­tos”.

“La mú­si­ca de Ra­món Aya­la se sien­te igual cuando can­ta en Lyn­wood o Mé­xi­co; es de­cir, en su mú­si­ca no hay mu­ros, pa­re­des, ni fron­te­ras”, sos­tu­vo So­la­che. “Si en el ambiente ac­tual otros quie­ren re­ba­jar­nos la au­to­es­ti­ma, pues no­so­tros te­ne­mos que le­van­tar­nos en­tre no­so­tros mis­mos. Y para lo­grar eso es muy im­por­tan­te re­co­no­cer los apor­tes en ar­te y mú­si­ca co­mo los de Ra­món Aya­la”, re­don­deó.

“El rey del acor­deón” con­ti­núa mos­tran­do su tra­ba­jo a lo lar­go del país y su pró­xi­ma pre­sen­ta­ción en Los Án­ge­les se­rá el 31 de mar­zo, en el Sta­ples Cen­ter.

El mú­si­co me­xi­cano re­ci­bió tam­bién la lla­ve de la ciu­dad ca­li­for­nia­na.

/EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.