Re­pu­bli­ca­nos ven in­su­fi­cien­te el ata­que a Siria

Cri­ti­can la fal­ta de un pro­yec­to pa­ra evi­tar nuevas ac­cio­nes de Al Asad

La Opinión - - NOTICIAS - EFE WAS­HING­TON

La cla­se po­lí­ti­ca es­ta­dou­ni­den­se reac­cio­nó al ata­que eje­cu­ta­do el pa­sa­do vier­nes de ma­dru­ga­da con­tra Siria, y aun­que en ge­ne­ral los miem­bros de la ad­mi­nis­tra­ción aprue­ban la ope­ra­ción, al­gu­nos con­si­de­ran que fue in­su­fi­cien­te pues­to que no evi­ta el uso de ar­mas quí­mi­cas en el fu­tu­ro.

“El ata­que fue pro­por­cio­nal y jus­ti­fi­ca­do (...), pe­ro no te­ne­mos una es­tra­te­gia glo­bal y pro­fun­da pa­ra abor­dar li­diar con Siria”, se­ña­ló es­te do­min­go la se­na­do­ra Su­san Co­llins en una en­tre­vis­ta a la ca­de­na ABC News.

La re­pu­bli­ca­na, que for­ma par­te del Co­mi­té de In­te­li­gen­cia del Se­na­do, re­co­no­ció que la si­tua­ción en Siria es “un asun­to di­fí­cil”, pe­ro de­fen­dió la ne­ce­si­dad de en­con­trar una so­lu­ción a lar­go pla­zo pa­ra im­pe­dir que el go­bierno de Ba­char Al Asad pue­da vol­ver a usar ar­mas quí­mi­cas, tal y co­mo ha he­cho “en quin­ce oca­sio­nes”, se­gún di­jo.

En si­mi­lar sen­ti­do se ex­pre­só la tam­bién se­na­do­ra re­pu­bli­ca­na Jo­ni Ernst en de­cla­ra­cio­nes al ca­nal NBC al sos­te­ner que Es­ta­dos Uni­dos de­be ase­gu­rar­se de que Al Asad, al que til­dó de “cri­mi­nal de gue­rra”, no vuel­ve a re­cu­rrir al uso de ar­mas quí­mi­cas.

“Me sa­tis­fa­ce que dié­ra­mos es­te pa­so, pe­ro aho­ra te­ne­mos que ha­blar so­bre qué ha­cer en el fu­tu­ro”, agre­gó Ernst en re­fe­ren­cia a la ofen­si­va eje­cu­ta­da el pa­sa­do vier­nes por Es­ta­dos Uni­dos, Fran­cia y Reino Uni­do con­tra Siria en respuesta al ata­que con ar­mas quí­mi­cas con­tra la po­bla­ción re­bel­de de Du­ma.

In­clu­so des­de el Pen­tá­gono re­co­no­cie­ron ayer que el lan­za­mien­to de 105 mi­si­les a tres cen­tros pre­sun­ta­men­te vin­cu­la­dos al pro­gra­ma de ar­mas quí­mi­cas de Al Asad, “cer­ce­na” la po­si­bi­li­dad de nue­vos ata­ques ile­ga­les por par­te del “ré­gi­men” pe­ro no ga­ran­ti­za que se pue­dan vol­ver a pro­du­cir.

En ata­que a Du­ma, que tu­vo lu­gar el pa­sa­do 7 de abril, de­ce­nas de per­so­nas fa­lle­cie­ron con sín­to­mas de ha­ber si­do ex­pues­tos a “agen­tes tó­xi­cos”, se­gún ha se­ña­la­do la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud.

A pe­sar de que los ins­pec­to­res de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Prohi­bi­ción de Ar­mas Quí­mi­cas (OPAQ) aún no han po­di­do rea­li­zar una in­ves­ti­ga­ción so­bre el te­rreno, fuen­tes de la Ad­mi­nis­tra­ción es­ta­dou­ni­den­se di­je­ron ayer es­tar se­gu­ros de que fue Al Asad quien or­de­nó el ata­que con gas clo­ro y gas sa­rín.

En ge­ne­ral, la ma­yo­ría de re­pre­sen­tan­tes del Go­bierno con­sul­ta­dos en la ha­bi­tual ronda de en­tre­vis­ta de los do­min­gos, coin­ci­die­ron en la ne­ce­si­dad de ac­tuar con­tra Al Asad y se con­gra­tu­la­ron por­que la respuesta de la Ca­sa Blan­ca no ha­ya si­do uni­la­te­ral, sino coor­di­na­da con dos alia­dos tan im­por­tan­tes co­mo lo son Pa­rís y Lon­dres.

El ex­vi­ce­pre­si­den­te del Es­ta­do Ma­yor Con­jun­to de las Fuer­zas Ar­ma­das de EEUU, Ja­mes Win­ne­feld, sos­tu­vo que la ofen­si­va fue “más que na­da, un ejem­plo de la Co­mu­ni­dad In­ter­na­cio­nal, otro más, al­zán­do­se pa­ra evi­tar la nor­ma­li­za­ción del uso de ar­mas quí­mi­cas”.

De he­cho, el pro­pio pre­si­den­te Do­nald Trump agra­de­ció a Fran­cia y Reino Uni­do e in­sis­tió en ala­bar el éxi­to de una ope­ra­ción “per­fec­ta­men­te eje­cu­ta­da”.l

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.