Un círcu­lo de es­tu­dio les per­mi­te a mi­les de in­mi­gran­tes ob­te­ner li­cen­cia de ma­ne­jo AB60

La Opinión - - POMONA LICENCIAS - Araceli Martínez Or­te­ga

Des­de 2014, me­ses an­tes de que en­tra­ra en vi­gor la ley AB60 que au­to­ri­zó las li­cen­cias de ma­ne­jo pa­ra los in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos en Ca­li­for­nia, el Cen­tro Jor­na­le­ro de Po­mo­na creó un círcu­lo de es­tu­dio pa­ra ayu­dar­los a prepararse pa­ra los exá­me­nes re­que­ri­dos por el De­par­ta­men­to de Vehícu­los Mo­to­ri­za­dos (DMV).

Ca­si cua­tro años des­pués, el Círcu­lo de Es­tu­dio con­ti­núa im­pa­tien­do es­tos ta­lle­res de pre­pa­ra­ción.

“He­mos pre­pa­ra­do pa­ra el exa­men es­cri­to y de ma­ne­jo a más de 5,000 in­mi­gran­tes”, di­jo Jo­sé Díaz Yá­ñez, coor­di­na­dor del Círcu­lo de Es­tu­dio.

To­do co­men­zó por­que el pro­pio Díaz Yá­ñez iba a so­li­ci­tar la li­cen­cia de ma­ne­jo cuan­do la ley en­tró en vi­gor el 2 de enero de 2015. “No te­nía­mos li­cen­cia y te­nía­mos que pre­pa­rar­nos. Apren­der­nos el ma­nual de au­to­mo­vi­lis­ta, es­ta­ba en ‘chino.’ Así que pre­pa­ra­mos cin­co exá­me­nes con di­fe­ren­tes pre­gun­tas que re­vi­sá­ba­mos en el ma­nual y co­men­za­mos con el Círcu­lo de Es­tu­dio”, re­cuer­da.

Lo hi­cie­ron con el apo­yo del Cen­tro Jor­na­le­ro de Po­mo­na y en sus ins­ta­la­cio­nes die­ron ini­cio.

Cuan­do la de­man­da por las li­cen­cias AB60 co­men­zó a re­du­cir­se, se am­plia­ron a las es­cue­las del Dis­tri­to Es­co­lar de esa ciu­dad.

“He­mos da­do ta­lle­res en 30 es­cue­las. La ma­yor par­te de los asis­ten­tes son ma­dres de fa­mi­lia, qui­zá por­que las cla­ses son du­ran­te el día y los hom­bres tie­nen que ir­se al tra­ba­jo”, di­ce. Agre­ga que ca­da se­sión du­ra tres ho­ras. “En pro­me­dio la pre­pa­ra­ción du­ra cin­co se­ma­nas”, ex­pli­ca.

Cuen­ta que la ma­yor ra­zón por la que mu­chos in­mi­gran­tes fra­ca­sa­ban en el exa­men es­cri­to se de­bía a que las tra­duc­cio­nes al es­pa­ñol mu­chas ve­ces con­tem­pla­ba pa­la­bras Mu­chos pa­dres han asis­ti­do al Círcu­lo de Es­tu­dio pa­ra las li­cen­cias de ma­ne­jo AB60 crea­do por el Cen­tro Jor­na­le­ro de Po­mo­na, im­par­ti­do en las es­cue­las del Dis­tri­to Es­co­lar de esa ciu­dad.

o fra­ses que no eran de uso co­mún pa­ra ellos.

“Les en­se­ña­mos a usar el sen­ti­do co­mún y la ló­gi­ca por­que a ve­ces las pre­gun­tas no pue­den 100 por cien­to ser si­mi­la­res a las ana­li­za­das en el Círcu­lo de Es­tu­dio”, co­men­ta.

Díaz Yá­nez con­fie­sa que pre­pa­rar a los in­mi­gran­tes pa­ra sus exá­me­nes de las li­cen­cias de ma­ne­jo es una gran mo­ti­va­ción. “Cuan­do re­gre­san con su li­cen­cia de ma­ne­jo es don­de to­do el tra­ba­jo se ve re­fle­ja­do. La prin­ci­pal ga­nan­cia es que con una li­cen­cia de ma­ne­jo ya pue­den ir a tra­ba­jar más le­jos y me­jo­rar su eco­no­mía”, di­ce.

La pre­pa­ra­ción pa­ra los exá­me­nes no es so­lo teó­ri­ca, sino prác­ti­ca. “Lo lle­vo a dos o tres ru­tas que los ins­pec­to­res del DMV uti­li­zan pa­ra ha­cer sus exá­me­nes prác­ti­cos de­trás del vo­lan­te”, cuen­ta.

Díaz Yá­ñez ob­tu­vo su li­cen­cia de ma­ne­jo AB60 el 22 de enero de 2015 lue­go de su­frir lo mis­mo por lo que pa­sa­ron

los in­mi­gran­tes cuan­do no ha­bía po­si­bi­li­dad de con­tar con una li­cen­cia.

“Una vez me qui­ta­ron el ca­rro que por­que no pren­dí las di­rec­cio­na­les pa­ra dar la vuel­ta a la dis­tan­cia re­que­ri­da. Cuan­do me pi­dió la li­cen­cia el ofi­cial, le en­tre­gué la que ha­bía sa­ca­do en Mé­xi­co. ‘Es­tás en Ca­li­for­nia, ne­ce­si­tas una de es­te es­ta­do. Así que te voy a qui­tar el ca­rro’”, re­cuer­da que le di­jo el po­li­cía.

El vehícu­lo le ha­bía cos­ta­do 300 dó­la­res. Por sa­car­lo del co­rra­lón le co­bra­ban 2,000 dó­la­res. “Me sen­tí muy frus­tra­do. De­ci­dí re­ga­lar­les el ca­rro. So­lo pa­gué el co­bro de la grúa que se lo lle­vó. Fue­ron 190 dó­la­res”, re­cuer­da.

Una vez con su li­cen­cia de ma­ne­jo AB60 na­rra que a pro­pó­si­to fue y pa­só por un re­tén po­li­cia­co. “Sin que me pi­die­ran la li­cen­cia, se la mos­tré al ofi­cial. ‘No te la he pe­di­do’, me di­jo. ‘Se la en­tre­go pa­ra que vea que ten­go li­cen­cia’, le di­je. ‘¿Vie­nes bo­rra­cho?’, me di­jo. ‘No, ven­go de tra­ba­jar’, le res­pon­dí. ‘Te pue­des ir’, me di­jo. En ese re­tén, sol­té to­da la frus­tra­ción que acu­mu­lé por años a cau­sa del mal­tra­to que me dio la po­li­cía por la fal­ta de li­cen­cia”, con­fie­sa.

A la ter­ce­ra va la ven­ci­da

Ha­ce un año, Mart­ha Cor­tez ob­tu­vo su li­cen­cia de ma­ne­jo AB60 des­pués de asis­tir al Círcu­lo de Es­tu­dios del Cen­tro Jor­na­le­ro de Po­mo­na.

“Yo es­tu­dia­ba en el In­ter­net por mi cuen­ta pe­ro des­pués de re­pro­bar dos ve­ces el exa­men es­cri­to, un ami­go me re­co­men­dó el Círcu­lo de Es­tu­dios”, di­ce la cui­da­do­ra de an­cia­nos.

“En tres se­ma­nas es­tu­ve pre­pa­ra­da y pa­sé el exa­men en el ter­cer in­ten­to. Me sir­vió bas­tan­te el Círcu­lo de Es­tu­dio y tam­bién es­tu­ve oran­do mu­cho”, pre­ci­sa.

In­clu­so re­ve­la que ella no sa­bía ma­ne­jar, y fue el pro­pio Díaz Yá­ñez quien la en­se­ñó.

“Ya no ten­go mie­do a me­ter­me al free­way. Y me sien­to más se­gu­ra al pa­sar por al­gún re­tén”, ad­mi­te fe­liz.

Obs­tácu­los a ven­cer

Mu­chos in­mi­gran­tes se tar­da­ron en so­li­ci­tar la li­cen­cia de ma­ne­jo ba­jo la ley AB60 por mie­do a que las au­to­ri­da­des de mi­gra­ción pu­die­ran te­ner ac­ce­so a sus da­tos per­so­na­les.

“Mi es­po­so y yo no la sa­ca­mos el pri­mer año por­que ha­bía ru­mo­res de que con la li­cen­cia nos iban a de­por­tar. Pe­ro una vez fui­mos a un fo­ro don­de es­tu­vo una re­pre­sen­tan­te del DMV en Po­mo­na. Des­pués de es­cu­char­la, nos di­mos cuen­ta que no ha­bía na­da que te­mer y nos ani­ma­mos a so­li­ci­tar la li­cen­cia”, pla­ti­ca Laura Re­yes.

Al prin­ci­pio, de­ci­dió es­tu­diar por su cuen­ta. “Me me­tía a la pá­gi­na web del DMV a es­tu­diar pe­ro me que­da­ba dor­mi­da”, ad­mi­te.

Al ver que no avan­za­ba en su pre­pa­ra­ción, de­ci­dió ir al círcu­lo de es­tu­dio. “Ahí, sí se me pe­ga­ban más las co­sas. Uno pue­de pre­gun­tar sus du­das y la gen­te que asis­te, com­par­te sus ex­pe­rien­cias de las cua­les se apren­de”, ob­ser­va.

Re­yes iba dos ve­ces por se­ma­nas al Círcu­lo de Es­tu­dio. “¡No fal­ta­ba!”, acla­ra.

Así fue co­mo Re­yes pa­só el exa­men es­cri­to y prác­ti­co al pri­mer in­ten­to.

“Con mi li­cen­cia me sien­to más re­la­ja­da y sin te­mo­res al ma­ne­jar”, ex­pli­ca.

Díaz Yá­ñez di­ce que mien­tras el Dis­tri­to Uni­fi­ca­do de Po­mo­na les pres­te sus ins­ta­la­cio­nes y ha­ya de­man­da se­gui­rán con el Círcu­lo de Es­tu­dio de las li­cen­cias AB60.

A los in­mi­gran­tes, en­tre ellos mu­chos jor­na­le­ros que por des­con­fian­za to­da­vía no se ani­man a so­li­ci­tar su li­cen­cia, les di­ce que no ten­gan mie­do. “An­te las cir­cuns­tan­cias, te­ne­mos que

ur­gió.. apro­ve­char es­ta opor­tu­ni­dad”,

/SU­MI­NIS­TRA­DA

Jo­sé Díaz, coor­di­na­dor del círcu­lo de es­tu­dio del Cen­tro Jor­na­le­ro de Po­mo­na. El mis­mo ob­tu­vo su li­cen­cia de ma­ne­jo ba­jo la ley AB60.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.