El aco­so se­xual en el tra­ba­jo post mo­vi­mien­to #MeToo

Se­gún en­cues­ta, mu­chos hom­bres ven nue­vas di­fi­cul­ta­des en cuan­to a su in­ter­ac­ción con las mu­je­res en los lu­ga­res de em­pleo

La Opinión - - PARATI MUJER - Pa­tri­cia Prie­to

Las re­cien­tes de­nun­cias con­tra re­co­no­ci­das per­so­na­li­da­des en las áreas del en­tre­te­ni­mien­to, la po­lí­ti­ca, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y otras in­dus­trias la­bo­ra­les han mo­ti­va­do una ma­yor aten­ción al te­ma del aco­so y la agre­sión se­xual, plan­tea­do a la vez cier­tas pre­gun­tas so­bre el tra­ta­mien­to ha­cia los acu­sa­dos y los acu­sa­do­res y lo que les es­pe­ra a los hom­bres y las mu­je­res en los lu­ga­res de tra­ba­jo.

Una nue­va en­cues­ta del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Pew (PRC), cu­yos re­sul­ta­dos se die­ron a co­no­cer a prin­ci­pios de es­te mes, re­ve­la que cuan­do se tra­ta del te­ma del aco­so se­xual en el lu­gar de tra­ba­jo un ma­yor nú­me­ro de es­ta­dou­ni­den­ses pien­sa que los hom­bres se sa­len con la su­ya y a las mu­je­res que acu­san no se les cree.

Tam­bién con­si­de­ran que es­tos dos pro­ble­mas son si­mi­la­res a los ca­sos de los em­plea­do­res que des­pi­den a los hom­bres que son acu­sa­dos an­tes de des­cu­brir to­dos los he­chos o el de las mu­je­res que ha­cen acu­sa­cio­nes fal­sas.

Igual­men­te el es­tu­dio mues­tra que si bien es­tas ac­ti­tu­des di­fie­ren un tan­to por gé­ne­ro, va­rían más dra­má­ti­ca­men­te en­tre de­mó­cra­tas y re­pu­bli­ca­nos.

Pa­ra la en­cues­ta que se reali­zó en lí­nea a ni­vel na­cio­nal, en­tre el 26 de fe­bre­ro y el 11 de mar­zo de 2018, uti­li­zan­do el Ame­ri­can Trends Pa­nel (ATP) del Pew Re­search Cen­ter, se uso una mues­tra de 6,251 adul­tos.

Nue­vos desafíos

El es­tu­dio tam­bién re­ve­la que mu­chos es­ta­dou­ni­den­ses tam­bién pien­san que el ma­yor en­fo­que que se le es­tá dan­do al aco­so y la agre­sión se­xual plan­tea nue­vos desafíos pa­ra los hom­bres en cuan­to a có­mo in­ter­ac­cio­nar­se con las mu­je­res en el área de tra­ba­jo.

la mi­tad (51%) con­si­de­ra que los re­cien­tes ca­sos han he­cho mu­cho más di­fí­cil que los hom­bres se­pan có­mo in­ter­ac­tuar con las mu­je­res en el lu­gar de tra­ba­jo.

que el 12% di­ce que lo ha fa­ci­li­ta­do y un 36% con­si­de­ra que no ha mar­ca­do mu­cha di­fe­ren­cia.

mis­mo tiem­po, los es­ta­dou­ni­den­ses ven po­cas ven­ta­jas pa­ra las opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les de las mu­je­res co­mo re­sul­ta­do del ma­yor en­fo­que en el aco­so y la agre­sión se­xual.

el 28% di­ce que ge­ne­ra­rá más opor­tu­ni­da­des pa­ra las fé­mi­nas en el lu­gar de tra­ba­jo a lar­go pla­zo, mien­tras que una pro­por­ción al­go me­nor (20%) con­si­de­ra que ge­ne­ra­rá me­nos opor­tu­ni­da­des y el 51% di­ce que no mar­ca­rá una gran di­fe­ren­cia.

en­cues­ta tam­bién re­ve­la que el 59% de las mu­je­res y el 27% de los hom­bres di­cen ha­ber si­do víc­ti­mas de avan­ces se­xua­les no desea­dos o aco­so ver­bal o fí­si­co de na­tu­ra­le­za se­xual, ya sea den­tro o fue­ra del con­tex­to la­bo­ral.

las mu­je­res que di­cen ha­ber si­do aco­sa­das se­xual­men­te, más de la mi­tad (55%) ase­gu­ra que es­te ti­po de aco­so su­ce­de tan­to den­tro co­mo fue­ra del tra­ba­jo.

Gran­des preo­cu­pa­cio­nes

Los en­cues­ta­dos tam­bién de­jan ver gran­des la­gu­nas par­ti­dis­tas en las preo­cu­pa­cio­nes acer­ca de que los hom­bres se sal­gan con la su­ya con el aco­so se­xual y que a las mu­je­res no se les crea.

46% con­si­de­ra que es un pro­ble­ma im­por­tan­te que a las mu­je­res no se les cree cuan­do afir­man ha­ber su­fri­do hos­ti­ga­mien­to o aco­so se­xual.

por­ción más pe­que­ñas con­si­de­ra que los des­pi­dos pre­ma­tu­ros (34%) y los re­cla­mos fal­sos de aco­so o agre­sión se­xual (31%) son pro­ble­mas im­por­tan­tes.

en­cues­ta igual­men­te re­ve­la que, en ge­ne­ral, las mu­je­res (52%) son más pro­pen­sas que los hom­bres (39%) a preo­cu­par­se a cer­ca de que el aco­so se­xual que­de im­pu­ne y no se le crea a las víc­ti­mas.

que el 55% de las mu­je­res pien­sa que es un gran pro­ble­ma que los hom­bres se sal­gan con la su­ya y el 44% de los hom­bres di­ce lo mis­mo.

la en­cuen­tra mues­tra que tan­to hom­bres y mu­je­res ex­pre­san ni­ve­les si­mi­la­res de preo­cu­pa­ción acer­ca de los em­plea­do­res que des­pi­den a los hom­bres que han si­do acu­sa­dos de aco­so se­xual an­tes de co­no­cer to­dos los he­chos y so­bre las mu­je­res que ha­cen afir­ma­cio­nes fal­sas de aco­so se­xual.

re­sul­ta­dos del es­tu­dio se­ña­lan que las preo­cu­pa­cio­nes so­bre el aco­so se­xual en el lu­gar de tra­ba­jo va­rían aún más a lo lar­go de las lí­neas par­ti­dis­tas cuan­do se tra­ta de que los hom­bres se sal­gan con la su­ya y que a las mu­je­res no se les crea.

seis de ca­da diez de­mó­cra­tas y de­mó­cra­tas in­de­pen­dien­tes di­cen que el he­cho de que los hom­bres se sal­ven de las acu­sa­cio­nes del aco­so se­xual (62%) y que a las mu­je­res no se les crea cuan­do afir­man ha­ber­lo ex­pe­ri­men­ta­do (60%) son pro­ble­mas im­por­tan­tes.

el con­tra­rio, so­lo el 33% de los re­pu­bli­ca­nos con­si­de­ran co­mo pro­ble­ma im­por­tan­te el he­cho de que los hom­bres se sa­len con la su­ya y un 28% di­ce lo mis­mo en cuan­to a que no se le crea a las mu­je­res que de­nun­cian los aco­sos.

/SHUTTERSTOCK

Se­gún el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Pew, mu­chas mu­je­res aún tie­nen mie­do de que no les crean si re­por­tan el abu­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.