Pas­tel agrio en Chee­se­ca­ke Fac­tory

Em­pre­sa en­fren­ta mul­ta mi­llo­na­ria por ro­bo de sa­la­rios a em­plea­dos

La Opinión - - CALIFORNIA COMUNIDAD - Fran­cis­co Cas­tro

El es­ta­do de Ca­li­for­nia emitió una mul­ta de 4.57 mi­llo­nes de dó­la­res con­tra la ca­de­na de res­tau­ran­tes Chee­se­ca­ke Fac­tory y sus sub­con­tra­tis­tas de lim­pie­za en un ca­so de ro­bo de sa­la­rios re­la­cio­na­do con cien­tos de em­plea­dos mal pa­ga­dos en ocho ubi­ca­cio­nes en los con­da­dos de Oran­ge y San Die­go.

La Ofi­ci­na del Co­mi­sio­na­do La­bo­ral de­ter­mi­nó que a 559 tra­ba­ja­do­res de lim­pie­za se les de­bía 3.94 mi­llo­nes de dó­la­res en sa­la­rios mí­ni­mos, ho­ras ex­tras, da­ños y per­jui­cios, cas­ti­gos de tiem­po de es­pe­ra y pri­mas del pe­río­do de co­mi­da y des­can­so. El res­to del di­ne­ro es por cas­ti­gos a las em­pre­sas.

Los in­ves­ti­ga­do­res es­ta­ta­les des­cu­brie­ron que los con­ser­jes con fre­cuen­cia co­men­za­ban los tur­nos al­re­de­dor de la me­dia­no­che y tra­ba­ja­ban hasta la ma­ña­na sin tiem­po pa­ra co­mer o des­can­sos. Des­pués de tra­ba­jar du­ran­te ocho ho­ras, los tra­ba­ja­do­res no po­dían irse hasta que los ad­mi­nis­tra­do­res de la cocina de Chee­se­ca­ke Fac­tory rea­li­za­ran re­vi­sio­nes que, con fre­cuen­cia, lle­va­ban a ta­reas adi­cio­na­les. Eso re­sul­tó en que ca­da tra­ba­ja­dor re­gis­tra­ra hasta 10 ho­ras de ho­ras ex­tras no re­mu­ne­ra­das ca­da semana, se­gún los in­ves­ti­ga­do­res.

Ame­ri­clean Ja­ni­to­rial Ser­vi­ces Corp., el con­tra­tis­ta de lim­pie­za de Chee­se­ca­ke Fac­tory, ha­bía sub­con­tra­ta­do tra­ba­jo pa­ra Ma­gic Touch Com­mer­cial Clea­ning. To­das las en­ti­da­des fue­ron he­chas res­pon­sa­bles de ro­bo de sa­la­rios.

Los con­tra­tis­tas de lim­pie­za de Chee­se­ca­ke Fac­tory también fue­ron acu­sa­dos de vio­la­cio­nes sa­la­ria­les en 2007 y 2010. Los sa­la­rios ro­ba­dos son “al­go nor­mal” pa­ra los tra­ba­ja­do­res con­tra­ta­dos de la ca­de­na, di­jo Li­lia Gar­cía-Bro­wer, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va del Main­te­nan­ce Trust Fund, una or­ga­ni­za­ción que de­fien­de los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res de la in­dus­tria de con­ser­je­ría, con se­de en Los Án­ge­les.

“Es­ta es la ter­ce­ra vez que la Chee­se­ca­ke Fac­tory ha si­do sor­pren­di­da por­que las personas que limpian sus res­tau­ran­tes tie­nen miles de dó­la­res en sa­la­rios ro­ba­dos de sus che­ques de pa­go. Es­ta vez es di­fe­ren­te. Debido a las nue­vas le­yes en el es­ta­do, Chee­se­ca­ke Fac­tory también tendrá que ren­dir cuentas por los sa­la­rios ro­ba­dos de las personas que limpian sus res­tau­ran­tes’’, di­jo. Gar­cía-Bro­wer.

Las mul­tas se emi­tie­ron si­guien­do una ley es­ta­tal de 2015 que res­pon­sa­bi­li­za a los em­plea­do­res de las vio­la­cio­nes en el lu­gar de tra­ba­jo rea­li­za­das por los con­tra­tis­tas.

Las em­pre­sas que con­tra­tan y sub­con­tra­tan pa­ra evi­tar la responsabilidad de ga­ran­ti­zar sa­la­rios ade­cua­dos pa­ra los tra­ba­ja­do­res co­me­ten una prác­ti­ca co­mún de

ro­bo de sa­la­rios en con­ser­je­ría, se­gún la co­mi­sio­na­da del tra­ba­jo Ju­lie A. Su, aunque la ley de 2015 per­mi­te a los fun­cio­na­rios más re­cur­sos pa­ra pe­na­li­zar a los em­plea­do­res.

“Las em­pre­sas clien­te ya no pueden pro­te­ger­se de la responsabilidad por el ro­bo de sa­la­rios a tra­vés de múl­ti­ples ni­ve­les de con­tra­tos. Nuestra apli­ca­ción be­ne­fi­cia no solo a los tra­ba­ja­do­res que me­re­cen que se les pa­gue, sino también a las em­pre­sas le­gí­ti­mas de con­ser­je­ría que re­ci­ben un pre­cio más ba­jo por par­te de los la­dro­nes de sa­la­rios”, di­jo.

La in­ves­ti­ga­ción empezó des­pués de que la Ofi­ci­na del Co­mi­sio­na­do La­bo­ral re­ci­bió un in­for­me de ro­bo de sa­la­rios del Centro de De­re­chos del Em­plea­do en San Die­go, una or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro que ayu­da a los tra­ba­ja­do­res de ba­jos in­gre­sos sin re­pre­sen­ta­ción sin­di­cal.

En un comunicado, Chee­se­ca­ke Fac­tory di­jo que toma estos asun­tos se­ria­men­te y que re­vi­sa­ba los ale­ga­tos. Si tienes que­jas o pre­gun­tas

522-6734.. so­bre tu em­pleo, lla­ma al (844)

/TWIT­TER

La em­pre­sa es res­pon­sa­ble por las vio­la­cio­nes la­bo­ra­les de sus con­tra­tis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.