Me­tro­link in­ves­ti­ga co­men­ta­rios ‘ra­cis­tas’

Un via­je familiar a la pla­ya ter­mi­na con una jo­ven ex­pul­sa­da de un tren en Ri­ver­si­de

La Opinión - - LOS ÁNGELES COMUNIDAD - Redacción de La Opi­nión

Me­tro­link in­ves­ti­ga a un guar­dia de se­gu­ri­dad pri­va­do por el co­men­ta­rio que reali­zó en un tren de Ri­ver­si­de a San Cle­men­te, de que se di­ri­gía a Ti­jua­na con va­rios la­ti­nos a bor­do, y al con­duc­tor que apa­ren­te­men­te ig­no­ró la que­ja de una mu­jer acer­ca de és­te.

La fa­mi­lia de Fe­lis­ha Ca­rras­co y el asam­bleís­ta Jo­sé Medina ca­li­fi­ca­ron el co­men­ta­rio como “ra­cis­ta”, mien­tras que una de­cla­ra­ción de Me­tro­link lo lla­mó un “pre­sun­to co­men­ta­rio ra­cis­ta in­sen­si­ble”.

La in­ves­ti­ga­ción co­men­zó el 9 de ju­nio, lue­go de que Ca­rras­co pu­bli­ca­ra un video en su Facebook don­de in­di­có que el guar­dia de se­gu­ri­dad co­men­tó que el tren “iba a Ti­jua­na por­que hay his­pa­nos, in­clui­do mi pa­dre”. En el video se ve a un con­duc­tor diciéndole a Ca­rras­co: “Él [guar­dia] es­ta­ba ha­blan­do con­mi­go”.

En un se­gun­do video pu­bli­ca­do en sus redes sociales, Ca­rras­co di­jo que tras que­jar­se, el con­duc­tor de Me­tro­link le di­jo que la opi­nión del guar­dia de se­gu­ri­dad era li­ber­tad de ex­pre­sión. Lue­go de que ella res­pon­die­ra que ese era un dis­cur­so de odio, el con­duc­tor la echó del tren, se­ña­ló la jo­ven en su video.

“No es­toy tra­tan­do de las­ti­mar a na­die”, di­jo Ca­rras­co, de 23 años, gra­dua­da de Cal Sta­te San Ber­nar­dino en 2017. “Creo que tie­nen que aprender de esto y no ha­cer­lo la pró­xi­ma vez”.

Sin em­bar­go, la jo­ven pien­sa que el guar­dia de se­gu­ri­dad de­be­ría ser des­pe­di­do.

Por aho­ra, sus­pen­di­do

Lue­go del co­men­ta­rio ini­cial, Ca­rras­co se­ña­ló que el guar­dia le di­jo a su her­ma­na que solo es­ta­ba bro­mean­do. “El tren realmente no va a Ti­jua­na”, le di­jo el tra­ba­ja­dor.

“To­da­vía estamos en me­dio de la in­ves­ti­ga­ción”, se­ña­ló el vo­ce­ro de Me­tro­link Mi­chael At­chue. “Pero no con­do­na­mos nin­gún co­men­ta­rio inapro­pia­do so­bre nin­gún pa­sa­je­ro. Cree­mos que to­dos de­ben ser tra­ta­dos con el ma­yor res­pe­to”.

La Co­mi­sión de Trans­por­te del con­da­do de Ri­ver­si­de po­see y ope­ra nue­ve es­ta­cio­nes de tre­nes en el con­da­do de Ri­ver­si­de, in­clui­da la del centro don­de ocu­rrió el in­ci­den­te.

El sub­di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la en­ti­dad, John Stan­di­ford, di­jo que su agen­cia contrata a Allied Uni­ver­sal pa­ra la se­gu­ri­dad en las es­ta­cio­nes.

Án­ge­la Bu­rrell, vo­ce­ra de Allied Uni­ver­sal en San­ta Ana, di­jo que el guar­dia fue sus­pen­di­do hasta que se com­ple­ta­ra una in­ves­ti­ga­ción in­ter­na.

“Los in­for­mes de co­men­ta­rios inapropiados de nues­tro em­plea­do son de gran preo­cu­pa­ción pa­ra no­so­tros y no re­fle­jan los es­tán­da­res y ex­pec­ta­ti­vas que hemos es­ta­ble­ci­do pa­ra nuestros pro­fe­sio­na­les de se­gu­ri­dad”, di­jo en un comunicado sin re­ve­lar el nom­bre del em­plea­do. “No apro­ba­mos la dis­cri­mi­na­ción de nin­gún tipo”.

Sin via­je de pla­ya

To­do ocu­rrió cuan­do va­rios miem­bros de la fa­mi­lia Ca­rras­co abor­da­ron Me­tro­link pa­ra un via­je a la pla­ya de San Cle­men­te al­re­de­dor de las 9:20 a.m.

La jo­ven via­ja­ba jun­to a su pa­dre, madre, her­ma­na ma­yor, el es­po­so de és­ta y su so­brino de 5 años. El res­to de la fa­mi­lia con­ti­nuó ha­cia el con­da­do de Oran­ge. “Mi nie­to se enojó tanto. Co­men­zó a llorar por­que su tía fue echa­da del tren”, di­jo la madre de Fe­lis­ha, Pa­me­la Ca­rras­co.

“No hay ra­zón pa­ra el ra­cis­mo. Es ho­rri­ble que ten­ga­mos que li­diar con esto. La gen­te pien­sa que es li­bre de de­cir lo que quiera por­que te­ne­mos un pre­si­den­te que dice lo que quie­re”, aña­dió.

Ca­si 30 mi­nu­tos des­pués del in­ci­den­te Ca­rras­co pu­bli­có el pri­mer video en Facebook.

Por su par­te, el asam­bleís­ta de­mó­cra­ta de Ri­ver­si­de fe­li­ci­tó a Me­tro­link y a la co­mi­sión por to­mar­se el in­ci­den­te en­se­rio.

“Los co­men­ta­rios del guar­dia de se­gu­ri­dad son es­pan­to­sos y ra­cis­tas”, di­jo Medina en una de­cla­ra­ción es­cri­ta. “Hemos te­ni­do de­ma­sia­dos eventos ra­cia­les como es­te en Ri­ver­si­de en los úl­ti­mos meses y te­ne­mos que unir­nos como co­mu­ni­dad pa­ra cons­truir to­le­ran­cia e in­clu­sión en nuestra re­gión”.

En un co­men­ta­rio es­cri­to en Facebook, Fe­lis­ha Ca­rras­co di­jo que no es­ta­ba mo­les­ta por­que le pi­die­ran que se bajara del tren por­que sabía que “me sa­ca­ron por­que usé len­gua­je grosero”.

Y aunque fue una ex­pe­rien­cia des­agra­da­ble, agre­gó que lo bueno pa­re­ce ve­nir de ahí.

“Me ale­gro de que la ma­yo­ría de la gen­te se to­me esto en se­rio en lu­gar de ta­par­lo ba­jo la al­fom­bra y de­cir ‘su­per­alo’”, di­jo la jo­ven.

El in­ci­den­te es si­mi­lar al ocu­rri­do en ma­yo, don­de un ba­ris­ta de Cof­fee Bean & Tea Leaf en Ri­ver­si­de Pla­za se negó a ser­vir­le a un hom­bre sor­pren­di­do en video, haciendo lo que ella con­si­de­ra­ba co­men­ta­rios inapropiados so­bre los musulmanes.

El video mostró un enfrentamiento

mu­sul­ma­na.. en­tre él y una mu­jer que ves­tía in­du­men­ta­ria tra­di­cio­nal

FO­TO: AR­CHI­VO

Au­to­ri­da­des de Me­tro­link es­tán lle­van­do a ca­bo una in­ves­ti­ga­ción. /

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.