Or­gas­mo 5 be­ne­fi­cios mé­di­cos del

Las ven­ta­jas van más allá del pla­cer

La Opinión - - PARA TI RELACIONES - Re­dac­ción

Mu­chos fac­to­res in­ter­vie­nen en la con­se­cu­ción del an­he­la­do or­gas­mo, des­de la edu­ca­ción mo­ral y se­xual con la que cre­ci­mos has­ta nues­tra pro­pia des­tre­za pa­ra lle­gar a él.

Pe­ro te­ner or­gas­mos no só­lo es desea­ble por el pla­cer que pro­du­cen, sino tam­bién por­que son bue­nos pa­ra la sa­lud. Va­rios es­tu­dios han com­pro­ba­do sus be­ne­fi­cios en quien los ex­pe­ri­men­ta con fre­cuen­cia.

A con­ti­nua­ción te de­ci­mos cin­co ra­zo­nes.

For­ta­le­cen el sue­lo pél­vi­co

Es­pe­cial­men­te pa­ra las mu­je­res, los or­gas­mos son una ex­ce­len­te ma­ne­ra de for­ta­le­cer el sue­lo pél­vi­co, que a me­nu­do se de­bi­li­ta por los par­tos o tras una his­te­rec­to­mía.

La con­trac­ción in­vo­lun­ta­ria de la mus­cu­la­tu­ra del sue­lo pél­vi­co que ocu­rre du­ran­te el or­gas­mo es un ex­ce­len­te ejer­ci­cio pa­ra man­te­ner el tono de la zo­na y evi­tar pro­ble­mas co­mo la in­con­ti­nen­cia uri­na­ria.

Evi­tan el cán­cer

En los hom­bres, eya­cu­lar con fre­cuen­cia pue­de pro­te­ger­les con­tra el cán­cer de prós­ta­ta. Un es­tu­dio de 1997 de­mos­tró que quie­nes eya­cu­lan al me­nos 21 ve­ces al mes, pre­sen­tan un ries­go de desa­rro­llar la en­fer­me­dad 20 por cien­to me­nor en com­pa­ra­ción con los hom­bres que eya­cu­lan en­tre cua­tro y sie­te ve­ces al mes.

Com­ba­ten el es­trés

En hom­bres y mu­je­res el or­gas­mo li­be­ra hor­mo­nas muy be­ne­fi­cio­sas pa­ra la sa­lud, co­mo la oxi­to­ci­na -co­no­ci­da tam­bién co­mo la hor­mo­na de la fe­li­ci­dad- y las en­dor­fi­nas. Es­tas sus­tan­cias ac­túan co­mo relajantes, de ma­ne­ra que el es­trés acu­mu­la­do se li­be­ra y el sis­te­ma in­mu­no­ló­gi­co se for­ta­le­ce.

Ade­más, la se­gre­ga­ción de es­tas hor­mo­nas pue­de pre­ve­nir las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res y ayu­dar a con­ci­liar el sue­ño.

Alar­gan la vi­da

Di­ver­sos es­tu­dios so­bre la se­xua­li­dad han en­con­tra­do que hom­bres y mu­je­res que ex­pe­ri­men­tan or­gas­mos con fre­cuen­cia vi­ven más años que quie­nes no los vi­ven re­pe­ti­da­men­te. Ade­más es po­si­ble dis­fru­tar­los in­clu­so du­ran­te la ter­ce­ra edad y has­ta los 90 años.

Me­jo­ran el as­pec­to de tu piel

Al te­ner re­la­cio­nes se­xua­les y lo­grar un or­gas­mo, la cir­cu­la­ción san­guí­nea au­men­ta, por lo que los ór­ga­nos del cuer­po re­ci­ben ma­yor can­ti­dad de san­gre y, con ella, oxí­geno y nu­trien­tes.

La piel no es la ex­cep­ción: el ór­gano más ex­ten­so del cuer­po tam­bién dis­fru­ta los be­ne­fi­cios re­no­va­da.. de la cir­cu­la­ción san­guí­nea, li­be­ra to­xi­nas y lu­ce

/SHUT­TERS­TOCK

Los be­ne­fi­cios del pla­cer se­xual son mu­chos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.