Hi­llary Clin­ton lle­va la de­lan­te­ra a Trump pa­ra atraer elec­to­res

RE­PU­BLI­CANO VA A LA ZA­GA POR ME­SES, AÑOS QUI­ZÁS, EN EL USO DE MO­DER­NAS TEC­NO­LO­GÍAS DI­GI­TA­LES

La Pr1mera USA - - Política -

Es­pe­cia­lis­tas que tra­ba­jan pa­ra par­ti­do del magnate, re­co­no­cen que campaña tem­pra­na de as­pi­ran­te de­mó­cra­ta pue­de re­sul­tar va­lio­sa.

Do­nald Trump va a la za­ga de Hi­llary Clin­ton por me­ses, qui­zás años, en el uso de las mo­der­nas tec­no­lo­gías di­gi­ta­les de campaña pa­ra atraer vo­tan­tes, ad­mi­tie­ron es­pe­cia­lis­tas en in­for­ma­ción que tra­ba­jan pa­ra el Par­ti­do Re­pu­bli­cano.

El ca­si se­gu­ro can­di­da­to pre­si­den­cial re­pu­bli­cano ha des­de­ña­do la cien­cia que de­fi­ne las cam­pa­ñas po­lí­ti­cas del si­glo XXI, una he­rra­mien­ta que el pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma usó efec­ti­va­men­te pa­ra ga­nar en dos man­da­tos pre­si­den­cia­les y que la campaña de Clin­ton ha em­plea­do du­ran­te ca­si un año.

Aun­que es de­ma­sia­do tem­prano pa­ra sa­ber si ese re­tra­so va a re­pre­sen­tar un pro­ble­ma pa­ra Trump, ilus­tra la di­fe­ren­cia en­tre la campaña de és­te, re­cal­ci­tran­te­men­te par­ti­cu­lar, y la ex­pe­rien­cia ins­ti­tu­cio­nal de la de Clin­ton.

"Ella ha con­se­gui­do pre­pa­rar una campaña pa­ra las elecciones ge­ne­ra­les des­de el ini­cio", di­jo Alex Lundry, ex ase­sor tec­no­ló­gi­co de la campaña pre­si­den­cial re­pu­bli­ca­na de Mitt Rom­ney en 2012. "Ese arran­que tem­prano es ex­tra­or­di­na­ria­men­te va­lio­so".

Da­tos pre­ci­sos de mer­ca­deo di­gi­tal y los ras­tros de una per­so­na en in­ter­net se han vuel­to una nue­va cien­cia elec­to­ral que los de­mó­cra­tas han do­mi­na­do y que los re­pu­bli­ca­nos han bus­ca­do du­ran­te una dé­ca­da.

Las cam­pa­ñas usa­ron los da­tos ini­cial­men­te só­lo pa­ra de­tec­tar par­ti­da­rios. Aho­ra, la in­for­ma­ción guía una se­rie de de­ci­sio­nes, des­de los ti­pos y el vo­lu­men de los anun­cios, dón­de des­ple­gar per­so­nal de campaña pa­ra mo­vi­li­zar a vo­tan­tes y qué lu­ga­res de­be vi­si­tar el can­di­da­to.

El equi­po de Trump no ha te­ni­do cla­ro el uso de esa in­for­ma­ción en una elec­ción ge­ne­ral.

Trump di­jo que en su opi- nión se exa­ge­ra la uti­li­dad de esas he­rra­mien­tas di­gi­ta­les y que él pla­nea­ba dar­le un uso "li­mi­ta­do" du­ran­te la elec­ción ge­ne­ral, aun­que su campaña ha tra­ba­ja­do con fir­mas y per­so­nal pro­pio pa­ra se­guir a vo­tan­tes du­ran­te las pri­ma­rias.

El ase­sor Rick Wi­ley, que fue con­tra­ta­do en abril, in­di­có que Trump lle­va­ría una campaña de pri­me­ra y que usa­ría los da­tos es­tra­té­gi­ca­men­te, de­pen­dien­do de la pro­pia lis­ta de par­ti­da­rios de Trump, la lis­ta de vo­tan­tes del Co­mi­té Na­cio­nal Re­pu­bli­cano y un servicio de da­tos fi­nan­cia­do por és­te, lla­ma­do Da­ta Trust.

"To­do in­di­ca que nues­tra ca­pa­ci­dad de re­co­lec­tar esa in­for­ma­ción es in­va­lua­ble", di­jo Wi­ley, ex director eje­cu­ti­vo del Co­mi­té Re­pu­bli­cano. Wi­ley de­jó más tar­de la campaña de Trump, a cau­sa de lo que una fuen­te cer­ca­na di­jo fue­ron de­sa­cuer­dos con per­so­nas cer­ca­nas a Trump sobre quién de­be­ría en­ca­be­zar las ges­tio­nes de campaña en es­ta­dos cla­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.