Alan Pu­li­do se en­cuen­tra agra­de­ci­do con Dios

PU­DO LI­BE­RAR­SE DE SUS CAP­TO­RES

La Pr1mera USA - - Deportes -

Ju­ga­dor es­ta­ba se­cues­tra­do des­de la ma­dru­ga­da del do­min­go.

El fut­bo­lis­ta me­xi­cano Alan Pu­li­do in­for­mó a la po­li­cía el lu­gar don­de per­ma­ne­cía se­cues­tra­do des­de la ma­dru­ga­da del do­min­go po­co des­pués de so­me­ter a gol­pes al hom­bre que lo vi­gi­la­ba con un ar­ma, in­for­ma­ron hoy las au­to­ri­da­des del es­ta­do de Ta­mau­li­pas, en el no­roes­te de México.

En un bre­ve men­sa­je a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, el fis­cal de Ta­mau­li­pas, Is­mael Quin­ta­ni­lla, ex­pli­có que las fuer­zas de se­gu­ri­dad lle­ga­ron al lu­gar del cau­ti­ve­rio por­que el de­lan­te­ro del Olym­pia­cos grie­go pu­do “ha­cer una lla­ma­da y pe­dir au­xi­lio dan­do la ubi­ca­ción” de la ca­sa, en el sur de Ciu­dad Vic­to­ria.

El fis­cal Quin­ta­ni­lla con­tó que des­pués de la me­dia­no­che del do­min­go el nú­me­ro de emer­gen­cias 066 re­ci­bió una lla­ma­da, pre­ci­sa­men­te del fut­bo­lis­ta, quien en un des­cui­do de uno de sus cap­to­res lo des­po­jó de su ar­ma, lo so­me­tió, le qui­tó el te­lé­fono ce­lu­lar e hi­zo la lla­ma­da.

Pu­li­do in­ten­tó es­ca­par del lu­gar pe­ro las puer­tas es­ta­ban ase­gu­ra­das por lo que rom­pió los cris­ta­les de las ven­ta­nas y, pa­ra su for­tu­na, a esa ho­ra una pa­tru­lla que re­co­rría la zo­na es­cu­chó el rui­do, se acer­có a la ca­sa y lo en­con­tró. Las au­to­ri­da­des de­tu­vie­ron a uno de los cap­to­res, iden­ti­fi­ca­do co­mo Daniel Her­nán­dez Mo­ra­les, de 38 años.

En­ri­que Ga­lin­do, de la Po­li­cía Fe­de­ral, di­jo que en la ac­ción de las au­to­ri­da­des “no hu­bo vio­len­cia“, aun­que el fut­bo­lis­ta fue pre­sen­ta­do con “una pe­que­ña le­sión” en una mano, que lue­go fue atri­bui­da al gol­pe que pro­pi­nó a su cap­tor. El fis­cal Quin­ta­ni­lla di­jo que el ju­ga­dor re­ci­bió apo­yo mé­di­co y psi­co­ló­gi­co, y que con­fía en que su de­cla­ra­ción arro­je pis­tas pa­ra en­con­trar al res­to de los pre­sun­tos se­cues­tra­do­res, al­gu­nos de los cua­les ya es­tán iden­ti­fi­ca­dos.

Agra­de­ci­do con el pa­dre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.