OEA no ha ter­mi­na­do aún con el ca­so de Ve­ne­zue­la

VE­NE­ZUE­LA SE­CRE­TA­RIO GE­NE­RAL SEÑALA QUE DIÁ­LO­GO PRO­MO­VI­DO NO GA­RAN­TI­ZA CON­FIAN­ZA MU­TUA

La Pr1mera USA - - Mundo Latino -

Luis Al­ma­gro dice "si no li­be­ras a los pre­sos po­lí­ti­cos, si no po­nes fe­cha al re­fe­ren­do re­vo­ca­to­rio, ¿de qué te vas a sen­tar a ha­blar?”

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Or­ga­ni­za­ción de Estados Ame­ri­ca­nos (OEA), Luis Al­ma­gro, pi­dió que to­da ini­cia­ti­va de diá­lo­go en Ve­ne­zue­la, tam­bién la que ya está en mar­cha de Una­sur y tres ex­pre­si­den­tes, in­clu­ya el re­fe­ren­do re­vo­ca­to­rio y la li­be­ra­ción de los pre­sos po­lí­ti­cos.

En una en­tre­vis­ta con Efe en Was­hing­ton, Al­ma­gro con­si­de­ró que el diá­lo­go pro­mo­vi­do por la Unión de Na­cio­nes Su­ra­me­ri­ca­nas (Una­sur) y tres ex pre­si­den­tes de España, Pa­na­má y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na "está ca­ren­te de los ele­men­tos que le den sus­tan­cia a la po­si­bi­li­dad de que las par­tes ten­gan con­fian­za mu­tua".

"Si no li­be­ras a los pre­sos po­lí­ti­cos, si no po­nes fe­cha al re­fe­ren­do re­vo­ca­to­rio, ¿de qué te vas a sen­tar a ha­blar? ¿Cuá­les son las ba­ses de la con­fian­za para que eso se ha­ga? Un diá­lo­go (sin esos com­pro­mi­sos) es co­mo con­so­li­dar un sta­tus quo con pre­sos po­lí­ti­cos", ar­gu­men­tó el je­fe de la OEA.

Al­ma­gro, que la se­ma­na pa­sa­da cum­plió un año en el car­go, es una de las vo­ces in­ter­na­cio­na­les que ha de­nun­cia­do con más con­tun­den­cia "las gra­ves al­te­ra­cio­nes del or­den cons­ti­tu­cio­nal" en Ve­ne­zue­la y es­te mar­tes dio un pa­so his­tó­ri­co al ac­ti­var la Car­ta De­mo­crá­ti­ca del or­ga­nis­mo, que pue­de lle­var a la sus­pen­sión de Ve­ne­zue­la del en­te, pe­se a la opo­si­ción fron­tal de Ca­ra­cas.

"El diá­lo­go co­mo en­te­le­quia abs­trac­ta pue­de ser muy ne­ga­ti­vo, diá­lo­go hu­bo en el pac­to de Mú­nich (1938) y los paí­ses en ese mo­men­to, co­mo di­jo (el ex pri­mer mi­nis­tro bri­tá­ni­co Wis­ton) Chur­chill, en­tre el des­ho­nor y la gue­rra eli­gie­ron el des­ho­nor e igual tu­vie­ron la gue­rra. Hay que asumir que el diá­lo­go no es un con­cep­to va­cío, tie­ne que te­ner ba­ses muy cla­ras en su pro­ce­so de ac­ción y eje­cu­ción", con­si­de­ró Al­ma­gro.

"El diá­lo­go de­be te­ner ba­ses cla­ras y com­pro­mi­sos fir­mes, es muy di­fí­cil creer en un diá­lo­go cuan­do tie­nes una de las par­tes vio­lan­do sis­te­má­ti­ca­men­te la Cons­ti­tu­ción, si no res­pe­tan la Cons­ti­tu­ción que se hi­cie­ron a su me­di­da, en­ton­ces ¿qué res­pe­to van a te­ner a los com­pro­mi­sos que pue­dan sur­gir de una mesa de diá­lo­go?, agre­gó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.