Ar­gen­ti­na ga­nó con au­to­ri­dad por 2 a 1 a se­lec­ción de Chi­le

FUE DE­BUT DE AM­BAS ES­CUA­DRAS

La Pr1mera USA - - Deportes -

Di Ma­ría, pe­se al do­lor de­mos­tró que es un ju­ga­do­ra­zo.

Ar­gen­ti­na y Chi­le ju­ga­ban una fi­nal an­ti­ci­pa­da en el de­but de am­bos en el Gru­po D de la Co­pa Amé­ri­ca Cen­te­na­rio. Con la fi­nal de la edi­ción pa­sa­da aún en la re­ti­na de am­bos equi­pos, pro­ta­go­ni­za­ron un par­ti­do in­ten­so en el que la Al­bi­ce­les­te ter­mi­nó im­po­nién­do­se por 2-1 con go­les de Di Ma­ría y Banega. So­bre el fi­nal, Fuen­za­li­da de­co­ró el re­sul­ta­do pa­ra Chi­le. Con rit­mo fre­né­ti­co, sin do­si­fi­car ener­gías. Rá­pi­do, a los 2 mi­nu­tos, Di Ma­ría en­vió un gran cen­tro pa­ra Gai­tán y el re­em­pla­zan­te de Mes­si es­tre­lló su ca­be­za­zo en el tra­ve­sa­ño. Muy ac­ti­vo se mos­tró el hom­bre del PSG, di­fí­cil de con­te­ner pa­ra Is­la y Arán­guiz.

El par­ti­do no da­ba res­pi­ro. La tem­pe­ra­tu­ra en San­ta Cla­ra, Ca­li­for­nia (21 gra­dos) no era so­fo­can­te co­mo en otros par­ti­dos y am­bos ju­ga­ban ca­si mano a mano en de­fen­sa. Se me­tía y se co­rría mu­cho; se pen­sa­ba po­co. Mes­si, el gran au­sen­te, mi­ra­ba des­de el ban­co. Ro­jo e Hi­guaín tam­bién pu­sie­ron en aler­ta el ar­co de Bra­vo, pe­ro la más cla­ra del pri­mer tiem­po la tu­vo Ale­xis, con un re­ma­te ba­jo que ta­pó Ro­me­ro con for­mi­da­ble reac­ción. Ar­gen­ti­na me­ro­deó el área, pe­ro no pu­do ser pro­fun­do y abu­só de los cen­tros a la na­da. Fal­ta­ron co­ne­xio­nes y, so­bre to­do, pre­ci­sión en los me­tros fi­na­les.

El equi­po de Piz­zi ex­tra­ñó a Jor­ge Valdivia y Ar- gen­ti­na, ló­gi­ca­men­te, a Leo Mes­si. Am­bos se pres­ta­ron la pe­lo­ta de­ma­sia­do y no su­pie­ron qué ha­cer con ella. En el se­gun­do tiem­po, cuan­do La Ro­ja pa­re­cía me­jor pa­ra­da, Banega ro­bó, avan­zó con cam­po abier­to y ha­bi­li­tó a Di Ma­ría, quien, con tiem­po y su me­jor per­fil, de­fi­nió de zur­da an­te una dé­bil res­pues­ta del ar­que­ro del Bar­ce­lo­na y se lo de­di­có a su abue­la.

En­se­gui­da, con una ju­ga­da si­mi­lar pe­ro in­vir­tien­do ro­les, Di Ma­ría to­có pa­ra Banega (sin du­das, la me­jor so­cie­dad al­bi­ce­les­te) y el vo­lan­te de Se­vi­lla pu­so el 2-0 -des­vío en Is­la me­dian­te-. Con es­pa­cio y de con­tra, los de Mar­tino fue­ron más pe­li­gro­sos que con tiem­po y pe­lo­ta. Con la Pul­ga pre­ser­va­do por le­sión, Gai­tán de­mos­tró es­tar a la al­tu­ra apor­tan­do fút­bol y sa­cri­fi­cio.

Chi­le no pu­do igua­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.